Tráiler y primeras informaciones de lo nuevo de Marvel Studios, “Shang Chi y la leyenda de los Diez Anillos”

Dos minutos y cinco segundos de aperitivo. Acción trepidante, orientalismo y drama familiar al estilo Marvel es lo que promete la película de Shang Chi.

Cuando quedan menos de cinco meses para su estreno, Marvel ha estrenado el primer tráiler de Shang Chi y la leyenda de los Diez Anillos. La casa que Kevin Feige construyó ha liberado dos minutos y cinco segundos que sirven para comenzar a intuir el sabor de uno de los títulos de perfil bajo de la fase 4 del Universo Cinematográfico Marvel y que, sin embargo, ha logrado mantener en alto las expectativas de los Marvel zombies más cafeteros.

Shang Chi fue creado en 1973 por Steve Englehart y Jim Starlin, como un intento de Marvel por capitalizar la fiebre por el cine de explotación de artes marciales. El maestro del kung fu de la Casa de las Ideas llegó a las librerías apenas unos meses después del fallecimiento de Bruce Lee, uno de los claros inspiradores del personaje, que había reventado las taquillas y propiciado la apertura de dojos en todo Occidente con clásicos del género como Operación dragón o Kárate a muerte en Bangkok. De la mano de autores como los propios Englehart y Starlin, y, posteriormente, un Paul Gulacy especialmente inspirado, logró ganarse un lugar en las estanterías de los true believers.

Paul Gulacy se inspiró desacomplejadamente en el aspecto de Bruce Lee para modelar a Shang Chi.

A juzgar por el tráiler, la cinta que dirige Destin Daniel Cretton no rehúye sus orígenes en tanto que cinta de acción superheroica, y promete una actualización de los elementos propios del cine de artes marciales. Tenemos escenarios de arquitectura inequívocamente oriental, ninjas, patadas voladoras, bajorrelieves con dragones y rápidas coreografías de artes marciales que se desarrollan en el estrecho espacio de un autobús urbano. Sin embargo, el cineasta hawaiano de ascendencia japonesa sí ha buscado cuestionar los estereotipos sobre los asiáticos que lastraban los cómics de los años setenta y ochenta, en un movimiento que podría convertir Shang Chi y la leyenda de los diez anillos en un título tan importante para la comunidad asiática en Estados Unidos como lo fue Pantera Negra para la afroamericana.

El UCM se encontraba, hasta hace muy poco, lejos de la propuesta artística de Cretton. En Las vidas de Grace y El castillo de cristal había trabajado con Brie Larson, pero en un registro dramático e intimista que poco tenía que ver con Capitana Marvel. Sin embargo, como para tantos otros niños de ascendencia asiática en Norteamérica, el nombre de Shang Chi tenía una especial significación para Cretton, y decidió postularse para dirigir el proyecto. Durante su niñez, “todo lo que tenía era Spiderman. Como llevaba máscara, podía disfrazarme de Spiderman en Halloween. En la tele había unos cuantos personajes que se parecían a mí, tal vez había dos o tres entre los que podía elegir, pero los superhéroes estaban al margen de eso”. Bajo la batuta de Cretton y con el actor chino-canadiense Simo Liu en el papel protagonista, Shang Chi se convertirá el próximo 3 de septiembre en el primer protagonista asiático del UCM, con un reparto en que también están confirmados Tony Leung (El Mandarín), Awkwafina (Katy), Michelle Yeoh (Jiang Nan)…

Además de repartir hostias como panes, Simo Liu es un gran activista contra la xenofobia.

Como el director, Liu explica que “era genial que en los setenta o en los ochenta existiese un personaje asiático. Pero, al mismo tiempo, hay aspectos de su retrato que resultan caen un poco en el estereotipo”. No en vano, además del cine de explotación, otra de las fuentes de las que bebía la colección era la literatura pulp, aquejada por el miedo amarillo y lastrada por el exotismo, y de la que incluso tomaba prestadas figuras como las del malvado Fu Manchu. De manera que la actualización más importante del personaje tendrá que ver con una mayor sensibilidad respecto a sus singularidades identitarias.

Para Liu, además de la reivindicación identitaria, del kung fu y de su imbricación con el Universo Marvel, “lo más emocionante de interpretar al personaje es que su trasfondo no se ha contado antes (…) y que hemos tenido mucha libertad para creativa para contarla del modo que queríamos hacerlo”. Un modo de hacerlo que pone el acento en el drama familiar que Englehart imaginó para el personaje y que enfrentaba los deseos y la responsabilidad del héroe a los de su padre y sensei. Un aspecto que para el productor Jonathan Schwartz constituye la esencia de los cómics de Shang Chi.

Para comprobar en qué ha cristalizado la visión del personaje que Destin Daniel Cretton ha plasmado en Shang Chi y la leyenda de los Diez Anillos habrá que esperar al 3 de septiembre.