La identidad de cameo misterioso y cuatro secretos más de nuevo de Falcon y Soldado de Invierno

El quinto y penúltimo capítulo de la serie trae guiños, referencias a los comics, SPOILERS y varios detalles más que analizamos

Falcon y The Winter Soldier o Halcón y el Soldado de Invierno. Tanto monta, monta tanto. Un fenómeno televisivo fascinante que tan pronto nos regala unas siestas mañaneras de 40 minutos como te planta la imagen visual más potente de doce años de Marvel Studios. Sin levantar el hype de su predecesora Wandavision, está generando horas de debates y una polarización en la audiencia al estilo de «lentejas, si las quieres bien, si no, las dejas». Hoy hemos visto el quinto (y último) episodio. Se acerca el final. Así que hay que saborearlo bien, que luego hasta el 11 de Junio no tendremos nueva dosis de Marvel en la caja tonta. Así pues, vamos a analizar cinco guiños, referencias a los cómics y secretos que nos han llamado la anteción de lo nuevo del Capitán América 2.0 y su fiel Bucky. Aunque, la verdad, por momentos parecía que estábamos viendo esto:

O esto:

O, cabrones, esto:

Pero dejémonos de no-spoilers y vayamos a los spoilers. El que avisa no es traidor.

¿Quién es esa mujer de tacones?

Se ha hablado toda la semana de un supuesto cameo XXXL. Y bueno, no es triple-X-sized, pero sí que da gustirrinín a los lectores de cómics. ¿Quién es la misteriosa mujer que intenta reclutar a John Walker?

Respuesta corta y al pie: la Condesa Valentina Allegra de la Fontaine​es.

Respuesta larga: creada por Jim Steranko en Strange Tales #159 allá por verano de 1967 como personaje secundario de la serie de Nick Furia, la Condesa se convirtió inmediatamente en un persoanje clásico de Marvel Comics. Italiana y miembro de la jet-set (¿se escribe así?) europea, acabó trabajando para S.H.I.E.L.D. y convirtiéndose en la pareja sentimental de Nick Furia durante muchos años. Ambos protagonizaban una tórrida escena amorosa que el Comics Code censuró a Marvel Comics, obligando a Steranko a retocar la última viñeta. A continuación, os ponemos la imagen original y la retocada. «Busque y compare» la diferencia, con un simbolismo aún más potente y recordado. Historia Marvel.

Aquí aparece interpretada por la actriz Julia Louis-Dreyfus (con su Emmy bajo el brazo) con mucho carisma y poco tiempo y, lo cierto, es que no tiene pinta que esté trabajando para el bando de los buenos. Pero no se preocupen, porque eso tiene una explicación y es que, unos 40 años después de su primera aparición, en los cómics se desveló que Allegra de la Fontainees no era buena como nos habían hecho creer y estaba infiltrada en S.H.I.E.L.D. Cosas de Jonathan Hickman en Guerreros Secretos. Vamos, que era de las malas. De HYDRA. Así que todos atentos a ese «one man, one world».

Viuda Negra

Por cierto, ¿sabéis donde podréis de nuevo a Julia Louis-Dreyfus? En una película que se estrena en Julio al módico precio de 21€ en Disney+. ¿Necesitáis más pistas? Pues blanco, pelirroja y en botella…

¿Hará la Condesa el mega-rumoreado-hasta-el-meme reclutamiento de los Thunderbolts, en vez de Zemo? Interesante…

La Balsa

Bye, bye, Zemo. Bye, bye, Dora Milaje. El villano de la serie (que no apareció hasta el final del segundo capítulo para conquistar nuestros corazones) y la guardia pretoriana wakandiana se despiden por el momento de la serie, con su última aparición en este quinto capítulo. La próxima parada del villano es La Balsa, una de las cárceles Marvel más famosas de la editorial. Y si, la Balsa («The Raft», en inglés) ya ha salido en el UCM previamente, pero yo os pongo una imagen de cómo es en los cómics, extraidos de un cómic que es una auténtica obra maestra, dibujado por David Finch. Aquí lo lleváis.

Hay escena post-créditos

Que no se os pase, que vais despistados y os confiais. Hay escena post-creditos, con guiño incluido a la forja primigenia (y final) de Tony Stark. Aquí, un John Walker sin escudo pero con suero por las venas, se fabrica su propio escudo casero tras ver un par de episodios de Bricomania. Porque claro, si Sam «on your left» Wilson puede aprender a utilizar el escudo en un fin de semana y ya es como el Capitán América tras años de entrenamiento, ¿por qué no iba a poder John Walker fabricarse su escudo en el típico garaje norteamericano? Todo pinta que el ya ex-Capitán América asumirá la misma identidad que en los cómics: el Usagente. Más detalles, en este enlace. Próxima parada:

«A tu izquierda»

Pues eso. Que mucho blablabla por aquí, blablabla por allá, pero la serie da lo que promete. Y enter Isaiah Bradley (el Capitán América negro), la relación entre Sam y Bucky, un poco de humor y algunas referencias chulas como este «podría estar todo el dia», la serie sobrevive hasta el final definitivo. ¿Nos harán llorar? ¿O ya lo han hecho?