Teoría sobre Wandavision: ¿Será Dottie el personaje sorpresa final? ¿Quién será el cameo prometido?

La teoría que sigue al lado más brujo de la serie de Disney+ podría ocultar la clave de su anticipado cameo final… y de su nexo con el Universo de Locura que le seguirá.

Wandavision (o Bruja Escarlata y Visión, su título por estos lares) está a dos episodios de su gran final, y en Sala de Peligro no podemos seguir esperando hasta el viernes para fantasear con lo que nos espera. Antes de nada, tan rojas como los hechizos de Wanda son las banderas que avisan de SPOILERS de toda la serie, así que si no has visto cada episodio disponible en el catálogo de Disney+, ve volando y ponte al día. 

Ya llenamos una pizarra y media de hipótesis y teorías varias tras disfrutar del quinto episodio –On a Very Special Episode–, aquel que acababa con Wanda abriendo las puertas de su mundo a un Pietro que lucía una cara extraña, interpretado por Evan Peters (el velocista de las películas mutantes de Fox) en vez de Aaron Taylor-Johnson (quien acompañó a Elizabeth Olsen como los hermanos Maximoff del Universo Cinematográfico de Marvel Studios en Vengadores: la era de Ultrón). De todas aquellas teorías, tras la emisión del séptimo episodio –Breaking the Fourth Wall– la semana pasada confirmábamos la más obvia de todas: Agnes, la vecina de la derecha de Wanda, era Agatha Harkness, la bruja que tantas veces ha hecho compañía a Wanda en las páginas de los cómics Marvel. Con una pequeña diferencia… esta Agatha, interpretada por Kathryn Hahn, confesaba encantadísima haber sido quien había movido los hilos que manejan a la Bruja Escarlata y a Westview, engullido por la anomalía Maximoff, con un auténtico temazo musical que si no estás escuchando ahora mismo en tu cabeza (no mientas), tiene fácil solución… 

Agatha Harkness genera multitud de enigmas y teorías, muchas las comentamos en aquel artículo y otras han plagado nuestras mentes desde entonces: si Agatha es una bruja al uso, ¿a qué demonio se rinde culto en su siniestro sótano? ¿Qué secretos oculta su libro mágico? ¿Es su marido Ralph una entidad demoníaca? ¿Tiene algo que ver su conejo, el Señor Scratchy, con quien es su hijo en los cómics, Nicholas Scratch? Pero no sólo de Agatha vive nuestro hype, y es que dicho episodio venía cargadito de revelaciones, y las ondas sísmicas que generan van a afectar a todo el Universo Marvel en los proyectos que están por venir. Vimos el espectacular nacimiento superheróico de la Capitana Monica Rambeau, que aún tiene que decidir si quiere operar bajo el que fue el alias de su madre, Fotón, o quizás optar por un nombre nuevo, como Spectro. Confirmamos que Pietro en realidad… NO es Pietro, y que no deberíamos fiarnos de él. Y, visto y no visto, nos reencontramos –por primera vez desde el tercer episodio– con nuestra vecina mandona y objeto de elucubraciones preferida, la clave a todo en Westview según decía Agatha… Dottie, testigo del enfrentamiento entre Wanda y Monica mientras cortaba, en su jardín, esas rosas que supuestamente crecían bajo amenaza de muerte. Así es, hoy toca hablar de Dottie.

Mucho se ha especulado sobre la verdadera identidad del personaje interpretado por Emma Caulfield, la única vecina de Westview con presencia notable en Wandavision que carece no sólo de ID sino de ficha en el tablón en el que el agente Jimmy Woo y la doctora Darcy Lewis tratan de identificar qué están viendo en sus pantallas. En el segundo episodio, que protagonizaba como organizadora de ese evento concebido “para los niños” (for the children), Dottie nos dejaba varios momentos que no podíamos sino tomar como pistas. El demonio está en los detalles”, exclamaba ella, y acto seguido las redes se llenaban de rumores que veían en ella un Mefisto en potencia (de hecho, aquí mismo hemos reconocido que Caulfield portó el manto demoníaco divinamente en el Buffyverso, volcada entonces al boyante negocio de la venganza contra los hombres). Al ver sus dotes de mando en la comunidad vecinal y cómo caló a Wanda al instante, quien firma estas líneas se preguntó por un instante si no sería Abigail Brandla comandante de S.W.O.R.D. que el creador de dicho Buffyverso presentó en su Increíble Patrulla-X. Esta teoría duró muy poquito, pero no son pocas las posibles identidades que barajamos.

Otra de las identidades que jugamos a asignarle tenía su origen en el nombre del compañero de Visión que era despedido en el primer episodio, un hombre con bigote que, en la dimensión Hex, respondía al nombre de Phil Jones y era marido de Dottie. Nacido en las viñetas de Squadron Supreme #1, Phil es un padre de familia casado con Arcanna Jones, una heroína con habilidades mágicas a quién vimos por primera vez en Defenders #112 y que operaba como parte del Escuadrón Supremo, un grupo de superhéroes de una realidad paralela a la tradicional Tierra-616. Esta posibilidad resultaba atractiva porque, además de ser deliciosamente rebuscada, podía suponer un paso más en dirección a ese ansiado multiverso… pero perdía su base con la investigación de S.W.O.R.D. en el cuarto episodio porque, a diferencia de Dottie, Phil cuenta con ficha y ID en el tablón, y su auténtico nombre es Harold Proctor.

Y es aquí donde llegamos a la teoría que nos interesa, y que comentamos tras el quinto episodio como una opción de lo más golosa: Dottie podría ser, en realidad, Clea… la Hechicera Suprema de la Dimensión Oscura. ¿Por qué es esta nuestra teoría favorita? Porque tiene demasiado sentido. Vayamos por partes:

Clea es, en los cómics, una de las más sugerentes usuarias de magia nacidas en la Casa de las Ideas. Debutante, aunque de manera anónima, en Strange Tales #126 (en 1964), su conexión con lo sobrenatural es doble. Por una parte es sobrina de Dormammu, a quien vimos –en el primer film de Doctor Extraño– enfrentarse una y otra y otra vez contra el Hechicero Supremo en la Dimensión Oscura (de la que, como decíamos antes, Clea es también Hechicera Suprema). Por otra parte, Clea fue el gran amor de Stephen Extraño… un gran amor con tintes trágicos constantes. Un ejemplo inolvidable nos lo daba Roger Stern con el final de Doctor Strange #54, de 1982, en el que Clea abandonaba al Hechicero para regresar a su dimensión y liderar una rebelión contra su propia madre, Umar, no sin antes declarar su amor por un Stephen roto y lloroso

Más recientemente, el Doctor Extraño volvió a sufrir esta pérdida esta vez por intervención de Mefisto repitiendo trucos pasados con esos tratos sucios que tanto le gustan. En resumidas cuentas, para no destripar demasiado, el Hechicero Supremo se ve involucrado en una amenaza de proporciones tan colosales como Galactus y Dormammu juntos, literalmente, y no le queda otra que aceptar un trato con el demonio. A la hora de cobrarlo, todos sabemos el precio favorito de Mefisto… pero lo que lo hace más cruel es la confirmación, por parte de Clea, de que aún alberga la esperanza de recuperar, algún día, el amor que perdieron.

Volviendo a Westview, la presentación de Dottie la enfrentaba a Wanda para, al final del episodio, mostrar su agrado y confianza hacia ella, y aunque no podamos saber si esto es parte del embrujo de la realidad Hex, no podemos negar que ver a Dottie, revelada como Clea, como aliada de Wanda contra Agatha y el mal superior a quién esta pueda estar sirviendo… sería una manera de ensueño de enlazar con la próxima aparición confirmada de Elizabeth Olsen como Bruja Escarlata, Doctor Strange and the Multiverse of Madness. Dottie se ha dejado ver demasiado poco en los últimos episodios, pero físicamente podemos considerar la pista más llamativa su pelo, prácticamente platino, que en los primeros episodios en los que hacía acto de presencia era en realidad una peluca (la propia actriz compartió en sus redes sociales un vistazo a su aspecto en su debut, pero a todo color, en una selfie durante el rodaje), pero que en la ronda de entrevistas tras su debut pudimos observar que coincidía con su actual peinado en la vida real. No es poco habitual ver a Emma Caulfield rubia, pero sí es novedad verla con un tono tan claro y, teniendo en cuenta que casi todas las actrices han comentado el uso de pelucas en la grabación de la serie, sería posible que el nuevo look de Caulfield fuera necesario para continuar interpretando a su personaje marvelita… esta vez en Doctor Strange in the Multiverse of Madness, actualmente en pleno rodaje en Londres bajo la dirección de Sam Raimi.

Otra pista que nos deja sin dudas de que Dottie oculta un personaje de gran relevancia en el Universo Marvel es la propia actriz, Emma Caulfield. No porque haya metido la pata (de hecho, la pobre parece pasarlas canutas para no desvelar el más mínimo detalle), sino por el simple hecho de haber tenido tanta presencia en la promoción de la serie desde el anuncio de su participación. Los miembros de Wandavision que han participado en el circuito de entrevistas son, como podríamos esperar, su director, Matt Shakman, la guionista Jac Schaeffer, y el elenco principal de la serie: Elizabeth Olsen (Wanda Maximoff), Paul Bettany (Visión), Kathryn Hahn (Agatha Harkness), Teyonah Parris (Monica Rambeau), Kat Dennings (Darcy Lewis), Randall Park (Jimmy Woo)… y Emma Caulfield. Dottie.

Como referencia, David Payton (el actor que se deja ver como Herb, de momento, con bastante más frecuencia que ella) ha concedido una única entrevista al podcast Geeky Misfit, sin el habitual fondo gris que parecía corporativo a las espaldas del resto del elenco.

Si el hecho de que participase en ese tour mediático no levanta sospechas, en cada una de esas entrevistas Caulfield esquivaba, como una campeona, cada intento de sonsacar información sobre la verdadera naturaleza de su personaje. Pero, por acumulación de entrevistas (más de dos horas seguidas, comentaba la actriz en una de ellas… y, habiendo visto casi una veintena de ellas, facilmente fueron más) pequeños detalles comienzan a emerger. El entusiasmo con el que comenta su bienvenida al Universo Marvel. El hecho de ser una de las actrices cuyo casting tuvo que ser aprobado por el propio Kevin Feige. La pausa habitual antes de pronunciar el nombre de Dottie, como si otro nombre quedase en la punta de la lengua… si todo esto suena obsesivo es porque, maldita sea, lo es, pero cómo podría no serlo si, por ejemplo, una de esas numerosas entrevistas acababa con el entrevistador despidiéndola con un cariñoso “… disfruta del viaje, ¡no puedo esperar a que puedas hablar de todo lo que realmente ha pasado!”, al que ella contestaba “¡Lo sé, ¿verdad?! ¡Nos pondremos al día en un año!”. Originalmente, Doctor Strange and the Multiverse of Madness tenía su estreno programado para mayo, dos meses después del desenlace de Wandavision, pero la pandemia movió su lanzamiento a 2022, un año después de la serie por la que Caulfield está siendo entrevistada.

Por si TODO ESTO fuera poco, tenemos la publicación que compartió en su cuenta de Twitter la semana pasada, días antes de la emisión del séptimo episodio, en la que preguntaba “¿dónde está Dottie?” con mención a las cuentas de @wandavision, @Marvel,  @MarvelStudios, y @disneyplus. Una publicación de apariencia simple e inocente pero que, recordemos, viene de una actriz que, como todos los miembros del reparto, recibe indicaciones de Marvel Studios sobre qué decir, qué callar y, también, qué publicar para generar y refrescar conversaciones. El vistazo, de refilón, a Dottie en ese séptimo episodio no sólo es un recordatorio de su presencia, sino un aviso de lo que ha presenciado. Un par de segundos en pantalla que Marvel Studios / Disney+ consideró necesario incluir en los clips de menos de 15 segundos lanzados para promocionar la emisión del episodio. Bromeamos con los sombreros de aluminio y las pizarras de teorías, pero hay que recordar algo que Kevin Feige ha repetido numerosas veces al hablar de los proyectos del UCM. Cada escena, cada diálogo, cada plano, cada detalle… tiene que servir a, al menos, dos propósitos. Nada de lo que vemos en los productos finales que nos ofrecen ha caído ahí por casualidad. Dottie no sólo tiene que ser alguien, sino que tiene que tratarse de un personaje que ayude a la transición, en este tramo final de la serie, al que sabemos que será el siguiente paso de esta historia. Un personaje que contribuya a lo que Elizabeth Olsen llamó la “progresión natural” que veremos entre Wandavision y la secuela del Hechicero Supremo. Clea sería exactamente eso, un puente entre serie y película que abre mundos de posibilidades mágicas.

Quedan dos episodios de Wandavision. Dos episodios que apuntan a haber dejado atrás su fantasía televisiva para regalarnos acción y magia al más puro estilo del Universo Cinematográfico Marvel habitual. Podría parecer poco tiempo y, aunque desconocemos la duración de estos dos últimos episodios, realmente lo es, si pensamos en un desarrollo similar al que han dado a los personajes de Monica y Agatha antes de alcanzar su episodio transformativo. Pero existe una posibilidad que facilitaría la presentación de Dottie como Clea sin necesidad de preparación previa: un cameo final que, con un simple gesto o línea que nos haga entender su familiaridad con Clea, ayudase a establecer su familiaridad, haciendo que nos quedáramos con el dato de cara a volver a verla en una próxima película. Hablamos, claro está, de Benedict Cumberbatch dejándose pasar por Westview como el Doctor Extraño. Un guiño básico, obvio, sencillo, que aceleraría las explicaciones y que, por breve o sutil que fuera, sería un enlace más entre la serie de Disney+ y el esperado largometraje. Esto nos recuerda a cuando Paul Bettany dio tanto que hablar tras sus declaraciones, en una de las primeras entrevistas promocionales de Wandavision, con el podcast Lights Camera, en las que decía: Se filtran tantas cosas, y la gente se entera de tantas cosas, pero hay algo que ocurrirá que ha sido mantenido completamente en secreto, y trabajo con este actor con el que siempre había querido trabajar… y lo que surgió entre nosotros fueron fuegos artificiales. Las escenas son geniales, y creo que la gente va a emocionarse con ello. Siempre quise trabajar con este tío, y las escenas son bastante intensas.

Muchos dieron por hecho que este cameo era el de Evan Peters al final del quinto episodio, sin pararse a pensar que, al especificar haber querido trabajar con él toda su vida, y dadas las edades de ambos, no encaja (ya hemos visto, además, que apenas comparten escena juntos). Puede estar diciéndolo de manera literal o ser una manera exagerada de hablar, pero cabe pensar en un actor veterano, y el hecho de no haber trabajado nunca con él nos lleva a intentar pensar fuera de los márgenes del UCM (cosa que, por cierto, cada día es más difícil). En una entrevista con Esquire publicada el pasado 18 de febrero, Bettany añadía: De todos los personajes que hemos intentado mantener en secreto, muchos de ellos han acabado filtrados, pero hay uno que no ha sido revelado todavía. Es un actor con el que he soñado trabajar toda mi vida, tenemos algunas escenas increíbles juntos y la química entre nosotros es, creo yo, extraordinaria.

¿Es Benedict Cumberbatch el actor al que se refiere Paul Bettany? Puede que sí… pero es más probable que no. No es más veterano que él, de hecho Bettany debutó antes, y además de en Vengadores: Infinity War (sin llegar a compartir escena), ambos formaron parte del reparto de La duda de Darwin (Creation, 2009). De todos modos, independientemente del cameo del que Bettany no puede dejar de hablar, este no tiene por qué ser el único giro que nos espere. La aparición del Doctor Extraño en algún momento de estos episodios finales tiene, como decíamos antes sobre Clea, demasiado sentido. Para servir de nexo con el Multiverso de Locura que se nos viene encima. Porque es, ahora mismo, posiblemente el único héroe que conozcamos que tenga el poder como para plantearse dar la cara ante Wanda, para enfrentarse a ella si acabase enloqueciendo hasta el punto de ser una amenaza o para ayudarla en la lucha contra Agatha y la fuerza demoníaca o multiversal que pueda estar guiando sus manipulaciones. Y porque, tal y como hemos aprendido a escrutar los caminos del señor Feige a lo largo de los años… llegados a este punto, la auténtica sorpresa sería que Dottie sólo fuera eso, Dottie.