El One More Day de Spiderman, divorcios, pactos con el diablo y conflictos creativos

El movimiento popularmente conocido como el Mefistazo, con el que se anuló completamente de la continuidad el matrimonio de Peter Parker causó un gran revuelo en su momento. Han pasado años y es momento de analizar qué es lo que verdaderamente sucedió y que efectos han tenido en el Universo Marvel.

Todos y cada uno de los grandes eventos nacen con la pretensión de cambiar las cosas para que nada vuelva jamás a ser como antes. Son rompedores en el momento en el que alteran las rutinas en las que se mueven los títulos de la editorial que lo publica.

Cuando se publicó Civil War, parecía que todo era inamovible. El evento de Mark Millar y Steve McNiven causó ciertas tensiones que, mientras se produjeron, nadie se imaginaba cómo sería posible volver atrás. Uno de los golpes en la mesa fue el desenmascaramiento de Spider-Man delante de las cámaras de la prensa al final del segundo número. No era algo baladí y es que la identidad secreta siempre ha sido algo que ha formado de la identidad de Peter Parker.

Más allá de ser empleado como un recurso cómico alrededor de la identidad, más de una vez esta le ha puesto en apuros muy serios a la vida personal de Parker. Por ese motivo, era un tesoro muy preciado del que decidió deshacerse.

Big surprise.

Eso tuvo consecuencias inmediatas, como el lógico, en la serie de Amazing Spider-Man, que venía desarrollando un reputado Joe Michael Straczynski. Su etapa fue una completa exploración de la vida de casado de un personaje que llevaba ya un recorrido detrás. Guste más o menos, sus arcos argumentales analizaban el legado de un veterano personaje que nada tenía que ver con el quinceañero perdedor o del universitario sin blanca.

Spider-Man avanzó a los largos de los años junto al lector. Pero eso suponía que se traicionaría aquello que cabe esperar de un cómic del personaje. Y Civil War fue la ocasión especial para intentar coger al toro por los cuernos y hacer una regresión a un estatus quo de eterno veinteañero.

El desenmascaramiento se produjo como una respuesta lógica al desarrollo argumental de los planes de la compañía. Strac creó con mucho acierto a lo largo de los años la relación de mentor y discípulo entre Spider-Man e Iron Man, con lo que la decisión de este de apoyarle durante la contienda por el registro superheroico iba a ser una acción lógica y justificada para el personaje. Ahí Spidey pasó por unas tribulaciones que le causaron un profundo impacto. 

Spider-depre.

Lo que vendría después sería complicado. Se tenía que encarar las consecuencias de esa determinación. Todos los enemigos de Spider-Man sabían quién era y era cuestión de tiempo que uno de sus seres queridos se viera perjudicado. Kingpin mandó un francotirador a matarle, pero falló y la tía May resultó herida de muerte.

Strac, ante ello, lanzó su oscura historia de venganza en De Vuelta al Negro, en la que se muestra la impotencia de Parker ante esta situación que le viene grande. Es alguien que se mueve por lo emocional y que se encuentra en un momento de crisis existencial absoluta. Eso, desde luego, no tenía nada que ver con la ligereza que suele reinar en este título (salvo en contados momentos claramente trágicos, como este).

Y es entonces cuando llega Un Día Más (One More Day). Este es exactamente el punto en el que estaba en juego todo lo que habían estado contando durante años. El objetivo principal era hacer que Spider-Man dejase de estar casado, que volviese a un estado de despreocupación. En ese momento, Joe Quesada, editor jefe, tenía la determinación férrea de que eso es lo que debería ser este personaje. Y, por tanto, era una cruzada muy personal para él.

Una de las imágenes promocionales.

En ella, una vez cumplida la venganza, Spider-Man busca la salvación definitiva de su tía. Una redención que nunca parece llegar. Acude a la ciencia y a la magia y no obtiene solución alguna para su conflicto. Todo ello en una lucha contra el reloj por la vida de su tía. Y, cuando no parece haber otra opción, surge Mefisto y le ofrece el trato de su matrimonio a cambio de la vida de su tía. M.J. y Peter aceptan y el resto es historia.

A partir de ese momento, Spider-Man retornó a un estatus quo más amable para el lector joven y neófito. Fue un movimiento editorial que buscaba simplificar y unificar todas las historias del personaje en un mismo título: Amazing Spider-Man.

Fue un hecho histórico que, como es lógico, causó una marcada división en la comunidad lectora de Spider-Man (la cual parece haberse diluido con el paso del tiempo). Algunos aceptaron esto como algo positivo, pero otros lo entendieron como una completa traición. Pero, por encima de todo es una declaración de intenciones: los superhéroes no pueden evolucionar hasta llegar a un punto en el que sean irreconocibles. La estabilidad va en detrimento de la realización de un arco de personaje. Pasaban a ser planos en el momento en el que deben de mantenerse inmutables respecto a las contingencias a las que debían hacer frente. Y, como es lógico, esa idea no es del agrado de todo el mundo.

Joe Quesada se lanzó a dar una entrevista paca CBR en la que reflexionó alrededor de varios asuntos que ocasionaron a tomar esta decisión. Los factores claves, cómo se concibió la historia, las polémicas con los fans e, incluso, las discrepancias con Joe Michael Straczynski (quien tenía otros planes) en los extractos de a continuación:

“Exactamente. Que los últimos veinte años perdieran su importancia es precisamente lo que queríamos evitar. Lo que no ocurrió fue el matrimonio. Peter y M.J. estuvieron juntos, se amaron. Simplemente, decidieron no dar ese paso en el día de su boda. Todas las etapas cuentan, todas las historias cuentan. Excepto para los habitantes del Universo Marvel. Peter y M.J. fueron una pareja, no una pareja casada. Para mí, esto es mucho más justo con aquellos que llevamos años leyendo las historias de Spider-Man durante estos últimos años. ¿Es perfecto? No. Pero no había una manera perfecta de “divorciar” a Peter.”

Cuando se le preguntó acerca de las motivaciones detrás de este cambio y qué es lo que hizo, comentó lo siguiente:

“En el corazón de todo gran personaje y de su universo, hay ciertas metáforas, iconografía y elementos que tienen un papel significativo en lo que hacen que los personajes sean grandes. Puedes desviarte de vez en cuando y quitarle esas cosas con la finalidad de hacer que ese mundo sea interesante. Pero tienes que tener cuidado respecto a lo lejos que decidas desviarte. Hay un punto en el que puedes dar algún paso de más y llegar a otro punto en el que no puedas volver al punto inicial sin destrozarlo todo.

Pongamos a Los Cuatro Fantásticos, por ejemplo. ¿Cuál es el corazón de este equipo superheroico? ¿Es el que sea un equipo que se formó a causa de un accidente cósmico? ¿Es el espíritu de las grandes aventuras y de la ciencia ficción lo que hace que este cómic sea lo que es? Bueno, todas esas cosas son una parte de ello. Pero lo que realmente es el corazón del mundo de Los Cuatro Fantásticos es que son una familia. Haz que este cómic trate de la familia y funcionará. Por eso es por lo que la boda de Reed y Sue enriquece la experiencia. Como el que tengan hijos. En la parte menos seria, el que Johnny sea soltero funciona porque sirve como un buen contrapunto a unos casados Reed y Sue.

Ahora imagina si decidiésemos quitarles el aspecto familiar del título. ¿Qué es lo que quedaría? Sí, podríamos seguir haciendo historias de Los Cuatro Fantásticos. Por supuesto, averiguaríamos un modo de seguir publicándolo. Pero estos cómics no serían tan buenos como podrían. Podríamos eliminar el elemento familiar durante un tiempo con el fin de que el cómic fuese interesante, para ver cómo sería eso. Totalmente. Pero, ¿Qué pasaría si eliminásemos el elemento familiar de un modo en el que no se pueda revertir de una manera adecuada? Pues que habríamos perjudicado tremendamente al título.

Echemos un vistazo a Daredevil y hagamos que sea simple. Porque en el caso de este personaje, lo es. Matt Murdock tiene un pasado increíble. Uno trágico pero edificante. Lo que hace a Daredevil diferente del resto de los héroes, de cualquier modo, es que está handicapado. Ha tenido que pasar por todo lo que ha tenido que pasar y se las ha apañado para salir victorioso, aun siendo ciego. Eso es la cosa que hace que Daredevil sea especial y destaque. Ahora, ¿Qué pasaría si hiciéramos que Daredevil recupere la vista permanentemente de un modo en el que sea difícil de reiniciar? Claro, Daredevil seguiría molando. Pero no sería, ni de lejos, tan interesante o diferente. Finalmente, no creo que la gente se mantuviera mucho tiempo más leyendo el título de un Daredevil con vista porque solo haría que fuera otro héroe urbano violento sin nada que lo diferencie.

La edad dorada de Spider-Man nos dio lo que nunca se había visto antes en ningún cómic. Teníamos a un perdedor entrañable como el héroe. Un personaje con errores increíbles, pero con un corazón asombroso. “Un gran poder, conlleva una gran responsabilidad”. Ese era su lema. Pero, fundamentalmente, es ese componente culebronesco y los fantásticos secundarios y villanos lo que hizo que las historias de Spider-Man fueran grandes y significativamente diferenciadas a las del resto. Las historias de Spider-Man revolucionaron los cómics de superhéroes porque las historias eran sobre Peter Parker. Spider-Man era secundario. Ese fue un gran cambio respecto al mundo en el que Superman y Batman eran lo importante. Clark y Bruce eran solo las fachadas. Y déjame añadir que a veces Spider-Man perdía contra los malos y, a veces, Spider-Man no tomaba la decisión correcta. Esas eran ideas revolucionarias para los cómics de superhéroes del momento.

Lo que realmente hacía que Spidey fuese único no eran sus poderes o su disfraz. Claro que molaban. Pero lo que realmente le hacía único era que se trataba del chico debajo del disfraz y del culebrón que era su vida. Peter podría haber tenido unos poderes totalmente diferentes y seguiría siendo un cómic revolucionario porque, al final, eso no es lo que hacen que las historias de Spider-Man sean diferentes. Así que, con cada pequeño elemento de su vida eliminado, se fue diluyendo la parte de culebrón más y más.

Cuando Peter Parker se casó, se cortaron todas las interacciones sociales en esos ambientes. Su vida como superhéroe suponía un conflicto constante con su familia, amigos y, especialmente, la chica con la que estaba saliendo. De repente, algo tan simple como la tensión que tenía con Felicia Hardy desapareció por completo. Si Peter se hubiese dejado llevar alguna vez por la tentación o, si tan solo lo considerara, a los ojos de los fans, sería una basura de tío. Pasó a ser difícil ubicar a Peter en situaciones en las que pudiera quedar con otros personajes solteros sin que pareciera la persona más vieja de la sala. Aunque no lo fuera. Y el sex appeal de friki que poseía se tenía que tratar con cuidado. Se convirtió permanentemente en alguien serio. Claro, Peter podía seguir quedando con otro tío casado. ¡Seguro que eso es muy emocionante!

Déjame explicarlo de la manera más sencilla que pueda. Y seamos completamente honestos. Echemos un vistazo al matrimonio por un instante. Me pondré personal. Tengo un matrimonio increíble y un hijo fantástico. Pero no hay ninguna duda de que mi vida tenía un mayor interés dramático cuando era soltero. ¿Era más feliz? Ni de broma. ¿Mi vida era mejor en el sentido dramático? Ummm. Sí. Tenía más giros argumentales y era más teatral. Era bastante desastrosa. Ahora, déjame decir lo siguiente: no todo el mundo, pero la mayoría, cuando se casan, sientan la cabeza. La vida se ralentiza y obtienes distintas responsabilidades. Responsabilidades de adultos. Responsabilidades aburridas. Vas menos a cenar fuera, ves menos películas, tu vida social se mutila y todo comienza a girar a tu pareja, como debe ser. Dicho de una manera breve, el matrimonio hace que tengas una historia que está bien. Tiene menos drama, siempre y cuando el matrimonio sea sano. Esa es una de las muchas razones por las que nos casamos: queremos estabilidad, queremos confort, queremos críos, etc. Nadie se casa porque quiera más drama en sus vidas. Pero que es bueno en la vida real, no siempre hacen que las historias sean buenas. El corazón del universo de cualquier personaje es el drama. Desde el punto de vista de un escritor y un guionista, la gente que crea estas historias, es como devolverle la vista a Daredevil. Funciona en el corto plazo y, eventualmente, erosiona los elementos fundacionales del personaje, lo que lo hace único. Todos queremos que Peter se tome un respiro, siente la cabeza y tenga felicidad en su vida. Pero eso no es lo que realmente queremos. Si hubiese pasado de verdad, la gente hubiese dejado de preocuparse por Spider-Man.

Al final, hay muchas cosas que los veinteañeros hacen con sus vidas. Cosas que un Peter casado no podría hacerlas. Él necesita ser un chico soltero. Puede tener una novia que aporte algo a la historia. Pero un Peter casado solo cortaría muchos recursos del culebrón. ¿Podrías tener un culebrón dentro de un matrimonio? Claro. Pero después de un rato, solo hay un límite a la tensión que puedes traer antes de que él parezca una mierda de marido o que ella parezca una mujer con ganas de gresca. Por el contrario, puedes hacer que sea la típica pareja que siempre está feliz, lo cual añade cero tensión dentro de la relación y aparta el elemento crucial de las historias de Spider-Man: el culebrón.”

Si se quería llegar a ese punto, ¿Por qué no optar por el divorcio?

“Claro. Esa hubiese sido una solución muy fácil. En cualquier caso, ¿Cómo se habrían sentido todos los padres cuando tuvieran que explicar a sus hijos que Spider-Man se acaba de divorciar de su mujer? ¿Cuáles hubiesen sido los titulares de los periódicos? Lo mismo se puede decir de la nulidad matrimonial. Claro, un divorcio es más real que la vida misma. Pero Peter Parker y Spider-Man no son el tipo de personas que harían eso. Spider-Man es un icono mundial y está considerado como uno de los buenos, como Superman. Siempre está la opción de matar a M.J, pero a lo largo de los años muchos personajes clave de la mitología de Spider-Man han sido asesinados. Tanto como lo hizo su matrimonio, estas muertes perjudican al título. Los cómics de Spider-Man eran mejores cuando estaba Harry en ellos, como cuando estaba Norman. Además, demonios, un Peter viudo parecería todavía más viejo.”   

Las disputas en todos los sentidos fueron casi inmediatas. Y venían desde antes de la publicación. Hubo unas marcadas diferencias creativas atendiendo a cosas intrínsecas al enfoque y tratamiento de esta historia. Respecto a la controversia, Quesada argumentó lo siguiente:

“Cierto. Joe firmó para hacer Un Día Más y formó parte de las sesiones creativas que ayudaron a crear la idea de esto. En lo que no estuvimos de acuerdo es en como terminó saliendo, la ciencia detrás de esto. Quiero decir, si Joe hubiese estado en desacuerdo con la idea de eliminar el matrimonio, él se habría negado tajantemente en escribir la historia, lo cual también habría estado bien. Después de unos cuantos años brillantes en Spider-Man, Joe se ganó el derecho de terminar su etapa de cualquier manera que hubiese querido. Un Día Más es la historia que podríamos haber contado una vez Joe estuviera fuera del título. El hecho de que él haya querido contarla fue, desde nuestro punto de vista, un aliciente.

Para ser totalmente claros, la idea de Un Día Más fue creada en una habitación llena de gente. Desde el primerísimo día que conseguí el puesto de editor jefe, no oculté el hecho de que sentía que tener a un Peter Parker casado no era lo mejor para la continuidad del universo Spider-Man. El problema era que nunca tuvimos una metodología decente para sacarnos de esa situación. Siempre dije que, si encontrásemos una manera de hacerlo, haría que se tuvieran que recorrer todos los caminos necesarios hasta llevarnos a ese punto.

Hace dos años, más o menos, en uno de nuestras cumbres creativas, las semillas de esa idea comenzaron a florecer. Esas ideas condujeron a una larga cadena de emails durante dos semanas, en la que comenzamos a lanzar ideas hasta que conseguimos la historia que queríamos. Los chicos involucrados en todo esto desde el principio fueron Joe, Bendis, Millar, Loeb, Tom Brevoort, Axel Alonso y yo mismo. Todo esto se mantuvo hasta la siguiente cumbre, en la que Dan Slott y Ed Brubaker aportaron cosas. Fue uno de esas cumbres, en la que Joe dijo que la metodología que estábamos usando se parecía más a la de la película Dos Vidas en un Instante que a Regreso al Futuro. En lugar de que esto sea un incidente que no llega a suceder y que eso cause un efecto dominó alrededor de toda la línea temporal, Joe explicó que esto era como una puerta que no se cruzó o abrió y que eso cambió las cosas más sutiles.

Al final, saber lo que esta historia iba a ser es lo que nos permitió ir adelante con el desenmascaramiento de Spider-Man en Civil War. Teníamos planeada la salida a la situación con anticipación. Fue genial estar ahí en ese momento. Con lo único con lo que dudamos fue con Gwen Stacy. Tuvimos un debate acerca de si la traeríamos de vuelta o no. Algunos meses más tarde, bastantes editores y creadores me presionaron para que la mantuviéramos muerta. Y, al final, tanto para decepción de Joe como la mía, tuvimos que dejarla como estaba. Definitivamente, sentí que los argumentos que escuchaba a favor de dejarla muerta eran más fuertes que los que abogaban por traerla de vuelta.

Así que, al final, el argumento y la idea detrás de la historia, realmente, estuvo conducida por un grupo de creadores y unos cuantos editores.

La razón por la que los créditos están ordenados en la manera en la que lo están, es porque intentamos acercar la historia al concepto original que todos discutimos un año antes de su publicación y mezclarlo con partes del guion original de Joe seleccionadas por Axel (Alonso) y Tom (Brevoort). Déjame decirte que fue JMS quien pidió específicamente que los créditos fuesen modificados, ya que hubo otras personas involucradas. Lo único que es totalmente mío son las últimas nueve páginas, la secuencia de Un Nuevo Día. Había cosas específicas que tenían que pasar para que Un Nuevo Día tuviera sentido.

Pero es como ya dije. Puesto que tuvimos que hacer todos esos cambios, puedo entender porque Joe se enfadaría y porque no estaría de acuerdo con lo que estábamos haciendo. No era la misma historia que se presentó en un principio. Lo que me duele en estos momentos es que tuviéramos que hacer esto en el último arco argumental de Joe. Ha hecho muchas historias fantásticas de Spidey. Y esta no era la forma en la que queríamos que se despidiera del título. En lo más profundo de mi corazón, desearía que las cosas hubiesen sido diferentes. Pero, desgraciadamente, tuve que tomar una dura y muy dolorosa decisión.”

Metáfora visual del proceso creativo de esta saga.

Poco más tarde, se filtró la conversación que se produjo en la cumbre. A continuación, un extracto:

“- JQ: ¿Qué es lo que hace Mefisto? Hace que todo el mundo olvide que Peter es Spider-Man.

– JMS: Ahm. Pero la tía May sigue en el hospital—

– Nadie salva a la tía May.

– Pero si todo lo que hace es salvarle la vida, puede hacer que, a cambio, todo el mundo olvide que Spider-Man. Todavía tiene un una cicatriz en el abdomen.

– No, también haría que desaparezca.

– Vale…

– Y, de repente, se despierta en su casa.

– La casa se incendió.

– Cierto.

– ¿Pero cómo—

– Mefisto lo deshace también.

– Vale. Y todos los chicos que dispararon a Peter y May fueron asesinados. ¿También vuelven a vivir? ¿Mefisto puede resucitar a los muertos?

– Todo forma parte del conjuro.

– ¿Y el Doctor Extraño no les puede ayudar?

– No.

– ¿Y el periódico? ¿Y las imágenes de las noticias?

– Joe, todo está olvidado.

– Solo estoy preguntado. ¿Queda algo por ahí o no hay nada?

– No hay nada. Los lanzarredes de Peter vuelven.

– ¿Eso se hace en el mismo conjuro o en otro distinto?

– Mismo conjuro.

– ¿Cómo va a hacer que el que todo el mundo haya olvidado que él es Spidey que vuelvan los lanzarredes?

– Es magia, ¿Vale?

– Ya veo. Y Harry vuelve.

– Así es.

– Y Mefisto también hace esto.

– Sí.

– ¿Así que Harry vuelve de entre los muertos o ha estado vivo todo este tiempo? ¿Si le preguntasen, ¡Hola, Harry! ¿Qué es lo que has estado haciendo el último verano?, ¿Lo recordaría? ¿Y el año anterior? ¿Y hace dos años? Si él dice que todos fueron a un picnic hace dos años, ¿Lo recordará?

– Es magia.”

Como se puede comprobar, JMS, más allá de  intentar dar cierta coherencia interna a este arco argumental, parecía que las motivaciones del escritor parecían distintas.  Él quiso que el reinicio llegase, ni más ni menos que hasta el número 100 de Estados Unidos. Todo lo referente a la saga contra las drogas, tal y como recoge Julián Clemente en el tomo de Marvel Saga que recopila estos cómics. No es difícil de imaginar a un John Michael Straczynski resentido por los cambios sufridos en la saga Pecado del Pasado, , por los que el autor recibió una gran cantidad de palo (en la que se presentan a los hijos de Gwen. Strac quería que fueran de Perter Parker, mientras que editorialmente se impuso la idea de que fuera de Norman Osborn). Este, probablemente, vio el potencial de conseguir devolverles la jugada. Hubiese dejado un panorama absolutamente distinto en el Universo Marvel y era un modo de proceder que era dejos del deseable por parte de La Casa de las Ideas.  Y este que Quesada parecía más empecinado en que se hiciera de una manera rápida y limpia, sin tener en cuenta las repercusiones que traería todo esto a la verosimilitud. 

No es de extrañar que la lejanía entre ambos se pronunciara, como se puede comprobar en los mails posteriores. En ellos se puede ver que Strac tuvo la idea de que fuera M.J. tuviera la idea y que la comunicación y las sensibilidades de ambos chocaron.

En palabras de Quesada:

“Lo que paso, desgraciadamente, con los guiones originales de Joe es que no recibimos la historia y la metodología a la resolución que todos estuvimos esperando. Lo que hizo que fuera muy problemático es que tuvimos cuatro escritores trabajando en Un Nuevo Día y necesitábamos que Un Día Más terminase del modo en el que todos acordamos que lo haría. Los guiones originales de Joe, especialmente el último, no proporcionaba eso.

Tuve que tomar una decisión salomónica: podía mantener la historia de Joe tal y como la envió, destrozar mucho de Un Nuevo Día y hacer que un año de trabajo de Spider-Man no sirvieran para nada, y dejar de enviar estos cómics hasta que enderezáramos el tren. O poder hacer extensas reescrituras a los guiones de Joe. El hecho de que tuviéramos que modificar la historia de las intenciones originales hizo que Joe se enfadara y causó grandes retrasos y que el número de páginas incrementase. 

También, la ciencia de que Joe aplicaría al reinicio del matrimonio, habría hecho que 30 años de cómics de Spiderman no valiesen para nada porque nunca habrían pasado. También habríamos tenido una Crisis en el Universo Marvel porque también habría que resetear muchas cosas, más allá de los títulos de Spider-Man. No podíamos llegar a ese punto y, al final, no esperábamos este tipo de historia.

También creo que los fans están malentendiendo lo que Joe quiso decir con discrepar con la historia. Cuando se nos ocurrió la idea y la metodología detrás de Un Día Más, Joe fue parte del grupo al que se le ocurrió la historia. Cuando habíamos acabado y pensamos que lo habíamos niquelado, Joe me dijo que iba a dejar de hacer Spider-Man y que le gustaría irse a hacer otras cosas. Le dije a Joe que era cosa suya: él podría cerrar su etapa en Amazing Spider-Man como quisiera o podría terminarla con la historia que hemos creados todos para Un Día Más. Él dijo que lo que querría es escribir Un Día Más. Así que Joe nunca dijo nada que indicase que estuviera en desacuerdo con que se terminase el matrimonio entre Peter y M.J. Si hubiera estado en desacuerdo con la idea, ciertamente, él nos lo habría dicho y él no habría querido escribir la historia. Así que, como he dicho, creo que la gente estuvo leyendo sus comentarios online como algo opuesto a lo que yo creo que estaba diciendo.»

El plan del creador de Babylon 5 y de Sense8 parecían ser mucho más ambiciosos. Entendían que para alterar, una parte, hay que modificarlo todo. El autor tenía el objetivo de hacer de esta sacudida radical, algo que modificase todos los rincones del Universo Marvel. Y aprovechar para traer de vuelta a Gwen Stacy, cosa que no fue del agrado de sus jefes. Por la parte editorial, se quería tocar el botón reset, entendiéndolo como un mero trámite de pequeña escala. Y tampoco parecía que hubiera un punto en común respecto al retorno de Harry Osborn o con cosas como volver a los lanzarredes mecánicos, eliminando buena parte de la mitología que se estableció en su etapa. Normal que se generaran ciertas tensiones. 

El bueno de Strac frente a los ahorros de españita.

Respecto a la decisión de que Mefisto fuera el ex machina que solucionase la situación, se explicó lo siguiente:

“No lo sé. Para mi ese es el tipo de debates eternos que tienen los fans. Hasta donde yo sé, Mefisto es uno de los malos más poderosos de este universo. Algunos lo describen como el diablo. Algunos como alguien que se cree el diablo. Es un personaje siempre ha estado abierto a interpretación y sigue estándolo. No veo que cambiar las cosas sea un gran esfuerzo imaginativo para él. Creo que todo lo que necesita para hace algo como esto es la razón adecuada. Algo que verdaderamente merezca la pena. Algo tan preciado que le haga tener la voluntad de asumir el riesgo, de que exprima el máximo potencial de sus poderes. Tomar almas, convertir los asuntos de los hombres en un desastre, sí, puede ser divertido. O, tal vez, sean una distracción menor. Pero, al final, son cosas pequeñas en el gran esquema del universo.

Dejadme añadir que Mefisto no puede hacer lo que hizo por mero capricho. Necesitaba el consentimiento de los dos para hacer algo tan poderoso.

Algunos fans me han preguntado que por qué Peter y M.J. ¿Qué es lo que los hace tan especiales? Mefisto podría haber hecho el pacto con cualquiera en una situación similar. Bueno, lo que les hace tan especiales es su amor. Es un amor legendario, el tipo de amor que casi nunca surge. Como dijo Mefisto: no es solo uno de los grandes amores del universo, si no que se hizo a través de un sagrado matrimonio a los ojos del pez gordo. Para Mefisto es una oportunidad de tomar esto, de eliminarlo de la existencia y de tener alguna posibilidad de ganar sobre el Hombre al final de la escalera. Esa es una increíble motivación para empujarle a usar su poder. Eso es algo por lo que valía la pena alterar la realidad.”

Antes de que el diablo sepa que te has divorciado.

Mefisto, más de moda que nunca gracias a Bruja Escarlata y Visión, para Quesada, fue el villano adecuado para ejecutar ese reinicio por los siguientes motivos:

“Hay muchas razones por las que Mefisto tenía más sentido. Tenía el poder potencial y tampoco se le había visto en mucho tiempo. También está el hecho de que había hecho incursiones en cuestiones sentimentales antes, como con Estela Plateada. Y, afrontémoslo, este es el tipo de cosas que el diablo haría. También, desde el punto de vista del neófito, un nuevo fan cogiendo este cómic tendrá muy claro quién es Mefisto. Un trato con Loki no tocaría las mismas teclas y llevaría la historia a la mitología de Thor. Eso solo complicaría las cosas. ¿Y por qué le iba a importar? Simplemente, la historia de Una Día Más es una visión de uno de los más clásicos recursos literarios: el pacto fáustico.

Voy a ser completamente honesto contigo. Cuando tomamos la decisión de ir adelante con esta historia, todas las personas dentro de Marvel y los creadores involucrados sabían que iba a ser algo que iba a enfadar a mucha gente. Nada de esto nos ha sorprendido. Me aventuraré a decir que esta es una de las razones por las que no se ha intentado antes de que nosotros lo hayamos hecho. Los que mandaban sabían que habría mucho trabajo que hacer. Pero eso no quiere decir que no haya sido lo correcto. Sabiendo esto, y teniendo una manera de hacerlo, decidimos hacerlo y asumir los golpes que pudieran venir. Aprecio plenamente la pasión sobre este proyecto. Incluso la de aquellos que se han cagado en mi estampa. Es esa pasión la que hace que sean fans de Marvel y es esa pasión la que les dice que están comprometidos con lo que hacemos. Así que, a pesar de que algunos puedan pensar lo contrario, los respeto a ellos y a sus sentimientos. Más aun de lo que puedan creer. Pero tengo un trabajo que hacer y tengo que pensar en mantener frescos e interesantes a estos personajes para que puedan prosperar en un futuro.

Algunos de mis comentarios favoritos son cuando me acusan de jugar a ser Dios con Spider-Man. Ummm. Sí. Todos los que creamos estas historias jugamos a ser Dios con los personajes en todas y cada una de las historias que creamos. Eso es lo que hacemos los creadores de cómics para ganarnos la vida: jugamos a ser Dios en las vidas de los personajes. 

De todos modos, lo pillo. Esto es un problema grave para los fans de Spidey y están reaccionando a ello en un nivel muy emocional, como debe ser. Pero por eso, lo que encuentro más interesante es cómo muchos fans asumen las cosas y leen cosas en esta historia que no están allí. Como si asumieran que estamos haciendo el reinicio a más de veinte años de cómics de Spider-Man, lo cual nunca fue el caso. En muchos casos, parece que la gente reacciona sin haber leído el número. Muchas de las respuestas y pistas están en el número si las buscas.”

JMS, por su parte, no ocultó en ningún momento sus discrepancias con los editores de jefe de forma pública. Casi inmediatamente después de su publicación, lanzó el siguiente comunicado online en un comentario en el que le criticaban:

“Habla del diablo y puede que aparezca…

Sea como sea, la situación no se ha aclarado como cabría esperar. La realidad para cualquier escritor que esté trabajando para una empresa, ya sea Marvel, DC o Image, es que cuando te asignan un personaje/franquicia, básicamente, se te confía algo que le pertenece a la compañía. Y la compañía tiene la última palabra en lo que le pasa al personaje. Porque, como escritor, estás una determinada cantidad de tiempo hasta que llega el siguiente. Spider-Man pertenece a Marvel, no a mí. Y, al final, por mucho que esté en desacuerdo con las cosas y por mucho que se lo haya dejado CLARO a todas las partes, tengo que honrar su posición.

En la historia de Gwen, sí, quería que fueran los hijos de Peter. Joe descartó eso, lo cual es su derecho como editor jefe. Y recibí críticas por esa decisión.

En el arco argumental actual, hay mucho con lo que no estoy de acuerdo. Y dejé muy claro a todo el mundo con la que me guardaba una distancia en la que se me oían los gritos. Especialmente a Joe. Voy a ser honesto: hubo un momento en el que tomé la decisión y se lo dije a Joe. Le pedí que eliminase mi nombre de los dos últimos números de Un Día Más. Finalmente, Joe me convenció de que no lo hiciese. Al final, no quiero sabotear a Joe ni a Marvel. Tengo mucho respeto a ambos. Como productor ejecutivo y escritor, a veces tengo que convencer a otros escritores de que no hagan los cambios que querían hacer. A menudo lo hago en voz alta. Estaban seguros de que estaba equivocado. Casi siempre tenía la razón. Y a veces me equivocaba. Pero quienquiera que ostente el puesto de editor jefe, o el puesto de producto ejecutivo, lleva el sombrero puntiagudo de la autoridad. Y, tal y como señaló Dave Sim, no se puede discutir con alguien que lleva un sombrero puntiagudo.

Así que, al final, todo lo que uno puede hacer es intentar dar lo mejor de uno mismo con las notas que se le han dado y tratar de ejecutarlas de la forma más profesional… Porque, ¿Quién sabe? Puede que el otro tenga la razón. La única cosa que puedo deciros con una absoluta certeza es que todo lo que Joe hace con Spidey (y con el resto de los personajes), lo hace movido por el amor más genuino hacia el personaje. Él no busca sabotear nada. No busca cabrear a los fans. Él cree de forma absoluta de que su visión es la correcta y que eso no nace del poder que tiene como jefe. Viene de su amor a estos personajes y al Universo Marvel.

Esté bien o mal, tienes que respetar eso.”

Este autor no rompió con Marvel de forma inmediata y también trajo significativos cambios a la mitología de Thor en su recordado paso por el título. Pero no es de extrañar que terminase quemado después de recibir palos por sus números finales en Spider-Man o por el arco Pecados del Pasado (cosa totalmente inmerecida puesto que, tal y como ha reconocido Quesada, no fue su decisión aquello por lo que se le desprestigia), cosa que ha manchado lo que ha fue una de las etapas más memorables del personaje. Una en la que se lanzó y se estudió al personaje desde una posición madura, algo que, probablemente, no se vuelva a ver dentro de la continuidad.

A lo largo del tiempo, ha vuelto a hablar en más de una ocasión. En ellas se ha mostrado algo más conciliador respecto a lo que significó este video grabado en la SDCC de 2013. En él afirma que quedó satisfecho con algunos números, mientras que con otros no demasiado:

La enemistad parece que, principalmente, se focalizó contra Joe Quesada. No solo por el hincapié en ese nombre al que ha hecho referencia Strac, si no porque a la hora de hablar de otros implicados, no lo hace de la misma manera. Por ejemplo, en el primer número de The Resistance, el de Nueva Jersey dedicó unas palabras favorecedoras a Axel Alonso, uno de los implicaron en Un Día Más. Ambos volvieron a colaborar en dicha miniserie que abrió fuego por parte de AWA, la editorial del segundo.

“Alex es buen tío. Un tío majo. Alguien que se viste rápido (según me dicen) y baila muy bien. Pero nadie viene a mi puerta para ponernos al día y decirme qué es lo que tienen entre manos. No es fácil cruzar todo Mordor para hablar con Sauron. Así que esto era gordo.

La última vez que trabajé con Axel directamente fue durante mi etapa de seis años en The Amazing Spider-Man. Durante ese tiempo llegué a entender por qué Axel es uno de los mejores y más reconocidos editores de cómics respecto a su trato con escritores, artistas y la ingente cantidad de cómics que llegó a publicar. Sabe que los creativos son como gatos fieros: son monos y peludos en la distancia. Pero dentro de nuestras cabezas suenan cosas que no tienes ni idea de que están ahí hasta que metes mano y sales sangrando. Tenemos nuestras propias reglas de compromiso. La mía es simple: no toques mis cosas. No quiere decir que lo mío sea mejor que lo de los demás. Pero es mía, tiene mi nombre en ella. Es de la manera en la que la quiero. No toques mis condenadas cosas.

En seis años de mi etapa de The Amazing Spider-Man y en un puñado de miniseries, Axel nunca me tocó una sola coma.”

Polémicas de diferencias creativas aparte, dentro del universo Marvel se ha tanteado constantemente con la posibilidad de revertir o, por lo menos, dar una explicación más clara de este trascendental cambio. Una vez pasado un tiempo, con las aguas más calmadas y con el nuevo estatus quo ya establecido, Joe Quesada volvió al título y se alió con el ilustrador Paolo Rivera para lanzar en 2010 el arco argumental conocido como Un Momento en el Tiempo. En ella, volvieron a la época de este personaje para tratar de establecer unas reglas de juego más definidas. Ahí se ahondó en los eventos mefistofélicos, retrotrayéndose a la Civil War y de De Vuelta al Negro hasta llegar a la actualidad. Se contó en dos tiempos: el actual y el pasado. Sin embargo, desde la campaña promocional siempre se jugó desde la ambigüedad más absoluta respecto al significado de estos números (The Amazing Spider-Man 638-641).

Diferentes intencionalidades tuvieron la miniserie Renueva tus Votos, publicada como un tie in de Secret War. El crossover permitió especular con versiones alternativas del multiverso. Y fue muy tentador crear un universo en el que Spider-Man hubiese permanecido casado durante todos estos años. A cargo del escritor del título principal en el momento: Dan Slott. Contó con el apoyo de Adam Kubert a la hora de dedicarse a desarrollar el apartado visual. Evidentemente, fue un regalo para el fan que quería especular con cómo habría seguido Peter con su vida de casado. Ahí, además, debía ejercer como padre de familia, lo cual hacía que tuviera que ocupar la posición de padre de familia. Salvando ciertas distancias (puesto que el protagonismo aquí es más coral), Peter pasó a tener un rol similar al imaginado por Tom DeFalco en su Spider-girl.

La portada de Quesada para la saga.

Eso dio pie a una serie que ampliaría la continuidad del Spider-Man de esa dimensión. Contó, en un principio, con Gerry Conway y Ryan Stegman. Posteriormente lo trabajó Jody Houser. A pesar de ello, no tuvo un gran recorrido y las ventas no acompañaron en ningún momento. Renew your Vows terminó en el crossover Spidergeddon sin una gran masa de fans que haya terminado echándolo de menos. ¿Es por su carácter de historia alternativa no canónica respecto a la continuidad principal o es una demostración irrefutable de que Joe Quesada tenía la razón a la hora de entender cómo debe funcionar el personaje?

Sea cual sea la respuesta, está claro que Un Día Más fue algo que va intrínseco a los superhéroes y que ya señaló el propio Quesada: da igual lo que puedan prolongarse los cambios significativos, siempre habrá una tendencia a volver a un estatus quo. Da igual que los años pasen. En palabras de Matthew McConaughey en cierta joya de culto que, cómo no, es una oda a la juventud:

SPOILERS A CONTINUACIÓN. DEJAD EL ARTÍCULO SI NO ESTÁIS AL DÍA CON LA EDICIÓN AMERICANA DE LA ETAPA DE NICK SPENCER EN THE AMAZING SPIDERMAN. ¿A qué viene este artículo? Pues a que en el último número hasta la fecha de la emblemática serie, el sexagésimo. Aunque ya llevaba un tiempo desarrollando una linea argumental en la que se pudiera volver a jugar con la posibilidad de romper con lo impuesto en Un Día Más, ha sido en este número en el que estas tramas han tomado cuerpo. Extraño ha notado que algo no cuadraba ni en la realidad ni en la vida de Peter y decide investigar. El número acaba con cierto encuentro que 

Esto, lógicamente, parece que se va a buscar revertir todo esto. Lo que suceda a partir de aquí, es pura especulación. Pero, en cualquier caso, siempre conviene tener en mente cierta contextualización y comprender los puntos de vista de todas las partes para tener una perspectiva más abierta de todo lo que pueda venir ahora. Lo que no cabe duda es de que vendrán curvas.