“La enfermedad de Zoroku” el primer manga del maestro del terror Hideshi Hino reeditado por La Cúpula

La editorial La Cúpula reedita el debut profesional de Hideshi Hino, y completa el volumen con otras tres historias cortas donde se une el horror, lo grotesco y la maldad del ser humano tan características de las obras de este autor.

En Sala de Peligro hemos reseñado ya varias obras de algunos de los mayores representantes del manga de terror clásico. Kazuo Umezz con La casa de los insectos y El chico de los ojos de gato o Shintaro Kago y su Demencia 21 son algunos de los autores de mayor renombre dentro de este género. Pero todavía nos faltaba tratar a otro de los grandes autores que a finales de los años sesenta predominaron en la publicación de este género. Hoy, gracias a la editorial La Cúpula hablamos de Hideshi Hino y sus primeras obras, recogidas en este tomo único llamado La enfermedad de Zoroku.

El volumen recoge cuatro historias cortas creadas a principios de los setenta, empezando con la que da nombre al tomo, donde el autor despliega ya algunas de las características que marcarían el resto de su obra: las emociones, el terror, lo grotesco y la maldad humana. En La enfermedad de Zoroku el autor cuenta la historia de un campesino no demasiado brillante, pero sin un ápice de maldad, que un día empieza a sufrir la aparición de pústulas de colores en su rostro. Deformado por las pústulas, temido por sus vecinos, se ve obligado a vivir en medio del bosque alejado de su madre, la única persona apiadada de él. A partir de ese momento la enfermedad de Zoroku, nombre del protagonista, se desarrollará al mismo tiempo que la incomprensión y odio del pueblo se cernirá sobre él. Esta historia corta fue el debut profesional de Hino en 1970.

En la segunda historia, Bajo el agua, el protagonista es un niño mutilado, otro de los temas recurrentes del autor. Tras sufrir un accidente, en el que pierde todas sus extremidades, tendrá que resignarse a no poder jugar con otros niños. Su única vía de escape será su pecera y su imaginación. En El ratón recién nacido, como se presenta en el título, el protagonista es un pequeño ratón blanco que recibe como regalo una familia. Poco a poco el ratón crecerá más de lo esperado, tanto en tamaño como en ferocidad. En la cuarta historia, El demonio de las mil libras, Hino cambia de registro y hace que sus protagonistas sean un grupo de niños huérfanos que no dudarán en utilizar todos los recursos a su alrededor para no ser pillados robando comida. Debido a sus acciones, pronto se extiende el rumor que un demonio acecha a la población.

Aunque son cuatro relatos independientes, en este volumen se encuentran muchas de las características que Hino repetiría en sus obras posteriores llegando a crear una seña de identidad propia. La enfermedad y la deformación, que sirven como excusa para mostrar lo grotesco del ser humano a través de las reacciones de los personajes que aparecen alrededor de quien sufre la enfermedad. La monstruosidad, entendida no sólo como aspecto físico de los personajes, sino también como el punto que comentábamos antes en cuanto a la actitud de los seres humanos en sus obras. Es decir, la crueldad del ser humano.

Las relaciones materno filiales, que normalmente van relacionadas con la monstruosidad. Sirva de ejemplo una historia, que no aparece en este volumen, donde el autor plantea una situación donde las mujeres son incapaces de dar vida a bebés humanos y empiezan a parir animales hasta el punto de poner en peligro la extinción de la raza humana. Las mutilaciones, tanto las que ocurren antes de iniciarse la historia como las que ocurren durante la misma. Los niños y los animales, no sólo transformaciones sino también animales completos o híbridos.

Ediciones de 2007 (izquierda) y 2021 (derecha), ambas de La Cúpula.

El apartado gráfico de La enfermedad de Zoroku se caracteriza por el feísmo en sus diseños. Aunque su trazo es muy limpio y preciso, los diseños de personaje muestran el horror interno de los mismos. La crueldad de los personajes se muestra en su físico, y quienes deben sufrir enfermedades o transformaciones serán quienes mayores deformaciones sufrirán. Sin embargo, Hino es capaz de hacer que el lector sienta empatía y una gran tristeza por estos personajes al dotarles de una profunda expresividad en unos ojos normalmente atormentados. Del mismo modo, consigue inspirar en el lector tensión, repulsión e incluso asco.

La editorial La Cúpula reedita esta obra que, originalmente, ya había publicado en 2007. En esta edición no sólo han cambiado la portada, sino que las primeras páginas de cada historia se presentan en dos tintas (negro y rojo). Si bien en la anterior edición esto ya ocurría, esta vez el color está mejor tratado e integrado, tal y como puede observarse en la imagen superior.

La enfermedad de Zoroku es la obra que inició la carrera de Hideshi Hino y, por lo tanto, hará las delicias de los lectores que coleccionen sus historias. Pero, además, tal y como ha podido leerse durante toda la reseña, se ven en ella muchas de las características que conforman el grueso de su bibliografía. Por lo que se convierte en una pieza muy interesante para adentrarse por primera vez en su mundo para aquellos lectores que nunca se hayan atrevido con este tipo de terror.

Título: La enfermedad de Zoroku
Guion, dibujo y color: Hideshi Hino
Edición Nacional: La Cúpula
Traducción: Ismael Funes Aguilera
Rotulación: Iris Bernárdez
Edición Original: Soubisha
Formato: Rústica, 232 páginas
Precio: 13,90€