6 cómics sobre la Guerra Civil Española

Este artículo muestra una pequeña lista de obras que tratan el conflicto ocurrido entre 1936 y 1939 en España. Y que funcione como acercamiento al estudio de la guerra civil a través del cómic para aquellos que no sepan por dónde empezar.

La Guerra Civil Española es un conflicto bélico del que ya hemos comentado obras relacionadas con anterioridad. Sin embargo, en Sala de Peligro creemos que es un tema del que nunca se habla lo suficiente. Por suerte tanto para los lectores de cómic, como para quienes quieren empezar a leerlos, cada vez son más los autores de cómic que deciden enfrentarse a su representación. La guerra civil marcó la historia de España de tal forma que todavía a día de hoy seguimos viendo sus consecuencias. Y es por ello que creemos importante conocer aquellas obras que pueden mostrarnos historias e información relacionadas con la misma.

Este artículo muestra una pequeña lista de obras que tratan el conflicto ocurrido entre 1936 y 1939, obviamente, muchas quedarán fuera de ésta. La presente lista sólo pretende ser un acercamiento al estudio de la guerra civil a través del cómic para aquellos que no sepan por dónde empezar. Y, con un poco de suerte, descubrirle títulos a aquellos lectores que gusten de esta temática y ya conozcan obras mencionadas anteriormente como la trilogía de Jaime Martín, donde su obra Jamás tendré 20 años (Norma, 2018) se centra en la historia de sus abuelos durante este conflicto.

Dentro de ese grupo también entrarían obras como Estampas 1936 de Felipe Hernández Cava y Miguel Navia (Norma, 2020) quienes utilizan la ficción para recrear en treinta y seis estampas historias reales de conocidos que sufrieron el conflicto desde distintos puntos de la geografía española. Y las conocidísimas obras de Paco Roca como El Faro (Astiberri, 2019) y Los surcos del azar (Astiberri, 2013), de las que ya hablamos en su guía de lectura. Pero pasemos a la lista de obras que queremos comentar un poco más en profundidad y recomendar:

Todo 36-39 Malos Tiempos de Carlos Giménez (DeBolsillo, 2011)

Si hablamos de cómic y Guerra Civil Española, estaba claro que al menos una de las obras del maestro Carlos Giménez iba a estar presente. Teniendo en cuenta que esta lista presenta obras centradas en el conflicto bélico, qué mejor cómic para introducirse en él que 36-39 Malos Tiempos. Una obra que, en la edición de DeBolsillo recopila los cuatro álbumes que se publicaron originalmente. Esta vez, en formato apaisado… algún día hablaremos de estos recortes en las reediciones.

En 36-39 Malos Tiempos, Giménez centra su representación del conflicto en la vida cotidiana de la gente que sufría las consecuencias del mismo, pero que no estaba en la batalla. A través de las vivencias de varias familias muestra la inutilidad de la guerra, y el sufrimiento extremo que padecen los habitantes del territorio donde se disputa la misma. Además, Giménez representa una cruda realidad, y es que las ideas políticas de cada persona, o familia, eran indiferentes. El formar parte de un bando u otro en la guerra, en casi todos los casos, dependía del azar.

Otro punto muy interesante de la obra de Giménez es que, pese a autodefinirse como rojo, su obra no está idealizada. Es capaz de mostrar lo terrible que puede llegar a ser el ser humano independientemente de sus convicciones políticas. Y muestra la verdadera consecuencia de la guerra: la muerte, el hambre, las penurias… pero también la inocencia y la amabilidad de algunas personas en situaciones límite. No esconde lo que sufrieron los españoles, ni siquiera los niños. Y esto se muestra claramente en su apartado gráfico. Sus personajes están demacrados, todos tienen rostros angulosos (muchos por el hambre, otros por la profunda depresión y estrés que están sufriendo durante el conflicto); los niños, en especial, llaman la atención por sus huesudas extremidades, y los ojos saltones, que a su vez los hacen tremendamente expresivos.

Giménez marcó un antes y un después en la historia del cómic cuando publicó Paracuellos, obra de la que hablaremos en otro artículo próximamente, y desde ese momento no dejó de luchar para que nunca se olvidara lo que había ocurrido durante la Guerra Civil Española. Como introducción al conflicto, 36-39 Malos Tiempos es una obra que se centra en lo verdaderamente importante, la gente y su sufrimiento. Porque olvidar esto, es condenarnos a repetir la historia.

Pero si lo que está buscando el lector son hechos reales de la Guerra Civil Española, centrándose en el campo de batalla, la recomendación más que obvia es el siguiente cómic de la lista:

Dr. Uriel de Sento (Astiberri, 2017)

Como ocurría en el caso anterior, Dr. Uriel es una recopilación, en este caso, de tres cómics: Un médico novato, Atrapado en Belchite y Vencedor y vencido. Una trilogía protagonizada por el doctor Pablo Uriel, padre de Elena Uriel, mujer y colorista de Sento Llobell, autor de la obra. Estos cómics están basados en las memorias que el propio doctor escribió e incluso publicó. Junto a la documentación que había guardado su familia durante la guerra, su hija y su yerno terminarían creando esta obra.

La historia se inicia el día que Uriel se licencia en Zaragoza y se dirige a un pueblo riojano donde se establecería como doctor. Cuando sólo llevaba algo más de una semana ejerciendo como médico en la zona, estalla la Guerra Civil y es llevado de nuevo a Zaragoza para ser encarcelado. Como hemos comentado en el anterior cómic, de nuevo vemos lo irrelevante de la posición política de las personas de a pie. El momento y el lugar en que se encuentran es lo que verdaderamente marcó el destino de mucha gente.

Si bien la primera parte de este cómic, que conformaría el primer volumen de la saga, terminaba en 1936 y no había muchas escenas de batalla. Con las otras dos partes, el lector acompaña a Pablo Uriel en lo que restó de la guerra. Y es que, ante todo, él era médico e hizo todo lo que estuvo en su mano para ayudar al prójimo. Incluso cuando lo único que les aguardaba era incertidumbre. Obviamente, teniendo en cuenta que son su hija y su yerno quienes crearon esta obra, Uriel sobrevivió el conflicto y gracias a él,  y sus memorias, la representación que se hace de la Guerra Civil Española en este cómic es uno de los que abarcan de forma más completa lo que ésta supuso para el conjunto de la sociedad que se vio atrapada en el fuego cruzado.

En cuanto al apartado gráfico, Llobell recrea con exactitud los escenarios en los que ocurre cada acción. No sólo las ciudades, sino también localizaciones como pueden ser cárceles y otros sitios fácilmente reconocibles. También recrea con exactitud elementos como los uniformes, las armas, o los enseres médicos usados por el protagonista. Los personajes tienen un trazo algo caricaturesco que, sin embargo, funciona a la perfección con su expresividad. Como ya hemos comentado, Elena Uriel es la colorista de la obra. Debido a la temática, decide crear una unidad en el color que nos transporta a una guerra de días largos y pesados. Casi monótonos. Pero con tonos de color que diferencian las camisas, las banderas y las heridas. Haciendo que esto rompa la monotonía, y que sean reconocibles los bandos sin mucho esfuerzo.

Una obra preciosa y cruel al mismo tiempo que, como todas las que conforman esta lista, lucha contra el olvido y reivindica, en este caso, la memoria familiar y la importancia de los médicos durante la guerra. Siguiendo con la recomendación de cómics centrados en el campo de batalla, hay uno en especial que recalca el trabajo de muchos voluntarios que llegaron a la península desde otros países para luchar por la libertad. Hablamos de las brigadas internacionales, y por lo tanto del siguiente cómic:

La Brigada Lincoln de Carles Esquembre, Pablo Durá y Ester Salguero (Evolution Comics, 2018)

Ante el avance de las tropas de Franco, y el apoyo que recibió́ por parte de Alemania y Italia, durante el verano de 1936 se formaron las llamadas Brigadas Internacionales. El bando republicano en España estaba formado por muchas ideologías. Así tanto comunistas, como socialistas y anarquistas, entre otros, hicieron frente al fascismo de Franco. Este grupo variado recibió ayuda en forma de voluntarios desde otros países.

Albacete fue designada como cuartel general para las Brigadas, aunque los pueblos de alrededor terminaron convirtiéndose en campos de entrenamiento para los voluntarios que llegaban de todo el mundo. Pese a todo, el periodo de entrenamiento era breve y en muchos casos los voluntarios debían marchar directamente al conflicto. Además, la escasez de armas del bando republicano dificultó el trabajo de los brigadistas.

Una de las organizaciones de voluntarios más conocidas fue La brigada Lincoln, protagonista obvia de esta obra. Esta brigada estaba compuesta por miembros del partido comunista venidos desde Estados Unidos. Muchos de ellos habían sido perseguidos por su ideología, e incluso su color de piel, en su país de origen. Es por eso que creían firmemente en la lucha por la libertad del pueblo español. En este cómic no sólo se muestra cómo llegó a formarse esta brigada en especial, sino también su implicación en la guerra a través de todos sus miembros. El equipo conformado por Carles Esquembre, al dibujo, y Ester Salguero al color, consiguen transportar al lector a una época terrible con un realismo increíble sin perder ni un ápice de veracidad en su recreación histórica.

La implicación de las Brigadas Internacionales durante la Guerra Civil Española no sólo ayudó en el conflicto, sino también a llevar su conocimiento fuera de las fronteras del país. Susan Sontag escritora estadounidense famosa por sus estudios en fotografía, vivió de primera mano el conflicto, y lo relató y fotografió para la publicación estadounidense The New Yorker Magazine. Además desde Estados Unidos viajaron a la zona de conflicto – y escribieron sobre ello – autores como Martha Gellhorn, Alvah Cecil Bessie o George Orwell, entre otros. La obra de este último, Homenaje a Cataluña puede encontrarse en formato cómic gracias a Andrea Lucio y Jordi De Miguel (Debate, 2019).

Un tema que también queríamos introducir en esta lista sobre la Guerra Civil Española, era la lucha de las mujeres y su perspectiva de género. Y, para no alejarnos de las brigadas internacionales de las que estábamos hablando en el párrafo anterior, el siguiente cómic de esta lista es:

Verdad de Lorena Canottiere (Liana Editorial, 2020)

Esta novela gráfica está firmada y protagonizada por dos mujeres italianas. Lorena Canottiere presenta la historia de Verdad, una mujer que busca su propia identidad en un mundo que se empeña en ensalzar el fascismo. Empujada por su deseo de libertad e igualad, la joven anarquista decidirá alistarse como voluntaria en las Brigadas Internacionales y trasladarse a España para luchar por sus ideales.

Pero además de mostrarnos su lucha en las Brigadas Internacionales, Canottiere construye y muestra el pasado familiar de la protagonista para denunciar el machismo y la desigualdad sufridos no sólo por Verdad sino por todas las mujeres durante la guerra, y como reflejo de ello en la actualidad. Y es que hay actitudes que parecen no haber cambiado tanto.

Esta obra presenta la dualidad vivida en un espacio muy breve de tiempo por parte de las mujeres. En el caso de Verdad, muestra cómo su madre la educó en la comuna libertaria de Monte Veritá, y cómo luego ella tuvo que sufrir el vivir, y luchar, contra la opresión religiosa en España, el machismo y el fascismo que no pudieron derrotar y que, con la dictadura, todavía se impuso en mayor medida en la sociedad. Canottiere crea un personaje increíble, y muy real, en medio de una situación terrible. Aunque el lector sabe que el ideal por el que lucha la protagonista no va a llegar, la autora es capaz de hacernos partícipes de sus sueños e incluso creer que es posible.  

Parte de este efecto se debe al apartado gráfico de Canottiere, cuya expresividad es apabullante. Especialmente si tenemos en cuenta que sólo utiliza para ello los colores primarios: rojo, amarillo y azul. En escasas ocasiones los mezcla para conseguir los secundarios: naranja, verde y morado. Y con esto consigue crear un estilo unificado e hipnótico que hace que sea imposible despegar los ojos de las páginas hasta el final. Con una narrativa lenta y precisa en los diálogos, y algo fragmentada, que obliga al lector a imaginar algunos datos que desconoce para, al mismo tiempo, obligarle a no perder detalle de todo lo que va conociendo de la protagonista.

Una obra muy interesante, con una visión bastante novedosa de este conflicto bélico. Y es que la participación de las mujeres en la Guerra Civil Española fue muy importante, tal y como puede verse en mayor o menor medida en todas las obras que estamos comentando. Otra obra que queremos recomendar vuelve a estar basada en una historia real, esta vez de una niña:

Sola de Denis Lapière y Ricard Efa (Norma, 2018)

Sola es la historia real de la abuela de la mujer de Ricard Efa, dibujante de la obra, quien siendo una niña fue abandonada en medio de la Guerra Civil en más de una ocasión. Algo que ocurrió no pocas veces durante el conflicto, y es que, como siempre, quienes más sufrieron el mismo fueron los niños. Lola tuvo que sobrevivir prácticamente sola durante toda la guerra.

En realidad, Sola cuenta la realidad vivida por infinidad de niños durante aquellos años. Centrándose en los recuerdos de Lola, Denis Lapière y Ricard Efa muestran cómo se destruyó de golpe la infancia de los niños que tuvieron que vivir la terrible guerra. De cómo tuvieron que madurar en cuestión de horas por razones ajenas a ellos. Y todo ello lejos del frente, pero temiendo los bombardeos. Lola no ha cumplido siete años, y lleva varios sin saber nada de sus padres, cuando una bomba cae en una casa del pueblo a pocos metros de la suya. Sus padres la habían enviado allí para protegerla, con el tiempo a Lola le cuesta acordarse de los rostros tanto de ellos como de su hermana. Pero desde ese momento la guerra deja de ser algo que ocurre en las historias que cuentan los adultos. Desde que cae la bomba la guerra está presente en su vida.

Sin embargo, Lola y los habitantes del pueblo conseguirán rescatar un resquicio de esperanza, pese a haber perdido la inocencia, gracias a personas que no esperaban encontrar. Una historia muy cruel pero esperanzadora que, al no estar centrada en el frente, podría representar cualquier conflicto. Y que pone de manifiesto, de nuevo, la inutilidad de la guerra.

El apartado gráfico de Efa está basado en el color, los trazos están bien definidos, pero no hay líneas negras que lo delimiten. Los personajes son muy expresivos y muestran las consecuencias de los años de guerra como el cansancio, el miedo, el hambre… una obra, pese a todo, emotiva y no exenta de crítica respecto a actitudes que, todavía a día de hoy, siguen viéndose en parte de la sociedad. Una protagonista increíble que, por suerte, sabemos que sobrevivió y formó su propia familia. Gracias a la que podemos disfrutar de este cómic.

Por último, en esta lista, queríamos incluir una novela gráfica que no sólo trata la Guerra Civil Española sino también la visión de ésta a través de la Historia del Arte. En especial, a través de la historieta.

Picasso en la Guerra Civil de Daniel Torres (Norma, 2018)

Esta novela gráfica de Daniel Torres son tres obras en una, donde la trama principal muestra el papel que a Picasso le hubiera gustado jugar en el conflicto. Torres hace un juego de historias dentro de historias donde narra esa vida que a Picasso le hubiera gustado vivir, ya que éste tenía 55 años y vivía en Francia cuando en España estalla la Guerra Civil. Para ello, une a Picasso con un dibujante de historietas y le pide que reescriba y dibuje su vida.

De esta forma, encontramos las siguientes historias: la del dibujante y su relación con Picasso, la que éste dibuja por el encargo con la vida del joven Picasso, y por último la que dibuja ese joven Picasso ficticio, de 25 años, que firma su obra con el nombre de Pegasso. Esta última son ocho páginas satíricas, sobre los sueños y mentiras de Franco, que dibuja en las trincheras de la batalla del Ebro, y que obviamente hacen clara referencia a los aguafuertes de Picasso que precedieron al Guernica.

El estilo de dibujo varía entre las tres historias interiores, así como sus fondos y maquetación de página. La historia del dibujante, y su relación con el pintor, tiene un estilo más convencional de cómic, mientras que las páginas que hacen referencia a la obra que se le entrega a Picasso reciben el color de fondo del supuesto papel sobre el que están dibujadas. Además de ver a Picasso sujetándolas, el fondo de la página que el lector sostiene queda delimitado por ese dibujo de fondo de página. Por último, la historia firmada por Pegasso, que como se ha comentado anteriormente hacen referencia a los verdaderos aguafuertes de Picasso, tienen esa misma tonalidad conseguida mediante esa técnica de grabado. Sin embargo, es todo obviamente fruto de la investigación y la intención de Torres, quien imita en su diseño, dibujo y entintado las tonalidades resultantes en las estampas conseguidas mediante el aguafuerte.

Aunque esta obra muestra una versión idealizada de la Guerra Civil, por parte del Picasso representado, esta novela gráfica muestra una gran documentación no sólo del conflicto, sino de lo que supuso artísticamente en cuanto a la representación del mismo. Y, si bien esta obra es más compleja de leer que los anteriores cómics, creemos que los lectores más acostumbrados a esta temática, así como quienes estén interesados en la Historia del Arte, disfrutarán mucho de ella.

Por último, nos gustaría mencionar rápidamente la trilogía La balada del Norte de Alfonso Zapico (Astiberri) que, si bien empieza con la revolución de 1934 en la cuenca minera asturiana, creemos que es una saga perfecta como antesala de todos los cómics que tratan la Guerra Civil Española. Ya que crean una imagen perfecta de las causas que llevaron al pueblo a actuar como lo hizo llegado el momento.

Pese a haber hecho alguna que otra mención en el texto, hemos dejado muchísimos cómics fuera de esta lista. No por falta de valor, sino por imposibilidad de incluirlos todos. Hemos intentado hacer una lista que representara varios puntos distintos de la representación en cómic de la Guerra Civil Española. El próximo paso es obvio, hacer una lista recomendando obras centradas en la posguerra y consiguiente dictadura española.