Neil Gaiman escribe un poema sobre el Doctor Extraño con fines benéficos

El proyecto benéfico Hero Initiative une la magia del Hechicero Supremo de Marvel a la de los creadores Neil Gaiman y Chris Bachalo.

Los caminos de Neil Gaiman y el Doctor Extraño debían cruzarse tarde o temprano, y finalmente lo han hecho gracias al programa benéfico Hero Initiative. El escritor británico ha escrito un breve poema sobre el Hechicero Supremo. Dieciséis versos manuscritos sobre una ilustración del superhéroe dibujada por Chris Bachalo que será subastada a partir del 30 de marzo a través de eBay. La recaudación será destinada a ayudar a profesionales del mundo del cómic que estén pasando por problemas económicos.

Por el prestigio y el reconocimiento social que poseen profesiones como las de escritor o ilustrador, a menudo, los artistas aparecen en el imaginario colectivo como personas con un alto poder adquisitivo. Sin embargo, sólo una minoría de entre los guionistas, dibujantes, entintadores o editores de cómic pueden ubicarse en esas coordenadas. En sus columnas de opinión, el editor Pedro F. Medina nos ha explicado los porcentajes que reciben los autores por publicar un cómic, y las malas praxis que por desgracia se dan, de vez en cuando, en el sector. En 2019, un informe publicado por el Ministerio de Cultura del gobierno de Francia constaba que el 59% de los artistas franceses dedicados al cómic tenían ingresos por debajo del salario mínimo. En España, siete de cada diez autores ingresan menos de 1.000€ anuales en concepto de derechos de autor. Es un hecho que la realidad económica de los creadores no se corresponde con su prestigio social, ni con su contribución a la cultura. En muchos casos deben hacer compatible su vocación artística con jornadas laborales de ocho horas lejos del ordenador o de la mesa de dibujo. Y, como cualquier otro ciudadano, están expuestos a las crisis económicas, un eventual despido, problemas médicos… Por eso, en el año 2000, The Book Industry Charitable Foundation’s Comicbook United Fund, bajo la dirección de Jim McLauchlin (Wizard, Top Cow…), lanzó este proyecto destinado a captar fondos para ayudar a los profesionales del cómic en situación de necesidad. Artistas como Laura Martin, Joe Quesada y Mark Waid también colaboran habitualmente con la fundación.

El original se subastará en eBay entre el 30 de marzo y el 6 de abril.

Neil Gaiman posee una notable trayectoria como autor de fantasía, jugando a menudo con los vínculos entre magia y literatura, pero lo más cerca que ha estado del Doctor Extraño fue cuando escribió 1602. En 2015, el escritor y guionista británico explicó que tras la miniserie dibujada por Andy Kubert se quedó con ganas de escribir más a Clea y dio a conocer que, en 2007, había estado trabajando en un guion para una hipotética película del Hechicero Supremo, y que Guillermo del Toro llegó a ofrecerse como director. Escribir una película del Doctor Extraño sería uno de los trabajos de mis sueños, llegó a declarar a Premiere. El proyecto fue desestimado por Casa de las Ideas. Y cuando Marvel Studios decidió introducir al personaje en su universo cinematográfico, Kevin Faige escogió a Jon Spaihts como guionista para la cinta dirigida por Scott Derrickson.

The Book Industry Charitable Foundation’s Comicbook United Fund le ha ofrecido ahora la oportunidad de trabajar con el personaje, por más que sea de forma anecdótica. El resultado ha sido un poema, o acaso un hechizo, en el que el británico se sirve del sugerente y rimbombante léxico que rodea al personaje desde que Steve Ditko y Stan Lee lo creasen en 1963 para recordar a los lectores que la magia no es algo que esté sólo al alcance del Doctor Extraño, Clea o el barón Mordo; basta con sentarse en una butaca, servirse una taza de té y abrir un libro. Resulta casi imposible traducir los versos respetando la sonoridad y las tan marvelitas repeticiones de iniciales con las que juega Gaiman sin alejarse demasiado del sentido del poema, sin embargo, en español vendría a decir:

Por las hirsutas huestes de Hoggoth,
por las delicadas lunas de Morris,
por osos sin pantanos de Bogoff,
y las velludas manos de Horacio,
invoca los mayores placeres
en esta lámina en la que Stephen reposa:
luces, una silla, una taza, una tetera
y un libro ¿de conjuros mágicos?
A decir verdad, todos los libros son grimorios,
cada tratado es un tomo de magia
del que regresas a casa
más sabio, más fuerte, más iluminado.
Los hechizos son historias, sueños, descripciones,
párate a leer, y deja que las cosas se cambien.
Esta es tu receta otoñal
conjurada por el Doctor Extraño.

By the Hoary Hosts of Hoggoth,
By the Mimsy Moons of Morris,
By The Bogless Bears of Bogoff,
And the Hairy Hands of Horace
Summon up the finest pleasures
In this pad where Stephen dwells:
Lights, a chair, a cup, a teapot
And a book – of magic spells?
Truth to tell, all books are grimoires,
Every tract’s a magic tome
Which returns you – wiser, stronger,
More enlightened, to your home.
Spells are stories, dreams, descriptions,
Stop to read, and let things change
That’s your Autumnal prescription
conjured up by Doctor Strange.

Precisamente, en la imagen alrededor de la que aparecen manuscritos los dieciséis versos de Gaiman, Bachalo nos muestra al Hechicero Supremo sentado en un sillón orejero, concentrado en la lectura de un libro que tiene apoyado sobre su regazo, mientras una tetera le sirve mágicamente una taza de té y el mundo se transforma a su alrededor. El artista canadiense escogido por Hero Initiative para este singular proyecto fue el ilustrador que narró gráficamente las historias de Jason Aaron con las que Marvel relanzó Doctor Extraño, en vísperas del estreno de la película protagonizada por Benedict Cumberbacth. El resultado de la colaboración entre Gaiman y Bachalo es una deliciosa pieza de coleccionista.

Queda por ver cuánto se llegará a pagar por este original en la subasta que finalizará el próximo 6 de abril.