“Astenia” de Andrés Tena, una poética novela gráfica sobre la belleza asimétrica y la crueldad humana

Bang! Ediciones publicó a finales del año pasado la opera prima de Andrés Tena, una historia llena de sensibilidad con una narración gráfica onírica que no dejará impasible a ningún lector.

A finales del año pasado salió a la venta una novela gráfica cuya portada era tremendamente llamativa, tanto en forma como en color. Tras leer Astenia de Andrés Tena podemos asegurar desde Sala de Peligro que igual de arrolladora que es su portada, es todo su interior.

 La palabra Astenia es un término médico que hace referencia a la falta o decaimiento de fuerzas caracterizado por apatía, fatiga física o ausencia de iniciativa. Sin embargo, la protagonista de esta historia representa mucho más que todo esto. Se presenta ante el lector de forma directa, y remarca especialmente su nacimiento. Así como casi todos los seres están formados con cierta simetría, ella sufre una asimetría tal que es físicamente visible en su cuerpo. Con una línea que la recorre de forma vertical y la marca a ojos del lector, su asimetría hará que su tacto haga perecer todo aquello que toca.

Es por ello que, hastiada de ver cómo se deteriora la naturaleza a su paso y excluida de la sociedad por sus características, decidirá vestirse y recluirse en un mundo de plástico. Pero, ¿qué ocurrirá cuando un joven se sienta atraído por su sufrimiento?

El ritmo narrativo de Tena en esta historia es muy curioso, y está obviamente muy bien calculado. Pasa de tiempos medios, en los que la protagonista recorre las viñetas, e incluso realiza acciones cotidianas para ella. A un tiempo muy rápido, en el que se suceden una serie de acciones y situaciones entre los protagonistas que precipitan la historia. Y lo intercala con momentos que parecen estar congelados en el tiempo. El autor consigue crear, conjuntamente con el apartado gráfico que comentaremos más adelante, un estilo onírico que, sin embargo, no esconde las grandes verdades de esta obra.

El apartado gráfico de Tena huye por completo de un estilo realista, si bien los protagonistas son antropomorfos, y la creación de la protagonista está basada en la biología celular como unidad elemental (y en este caso simétrica) de la vida. El autor une la representación interior (pensamientos y deseos) y exterior (representación física de las acciones) de ambos personajes a través de deformaciones de los elementos que los componen y las gamas de colores. Potenciando así esa idea onírica de no saber si lo que el lector está viendo está ocurriendo, o lo está imaginando uno de ellos. Increíble que parezca, el cómic no es confuso en ningún momento, y de ahí la genialidad del trabajo de Tena.

Casi toda la obra se apoya exclusivamente en el apartado gráfico, ya que tiene muy poco texto. Las páginas con viñetas más tradicionales, en su uso, utilizan un esquema de tres filas con dos viñetas cada una de ellas sin separación. Muy simétricas. Y éstas a su vez, dan paso a ilustraciones de página entera, e incluso de doble página. El color, a su vez, juega un papel fundamental no sólo representando estados de ánimo en los personajes, sino también el nivel de tensión en cada una de las escenas. Así como en la propia esencia de los personajes. Tena utiliza el negro y el gris como base y delimitación, y a partir de estos el rosa (en distintas tonalidades hasta el rojo), el azul (y azul marino), el verde y el amarillo.

Como se ha comentado anteriormente, en Astenia el autor deforma la realidad presentada ante el lector, pero trata temas muy reales y actuales. Con un marcado mensaje ecologista, Tena no sólo presenta la importancia del ecosistema y el acuciante problema de los plásticos. Sino que, a través de ellos, muestra la búsqueda de la belleza en lo vivo por parte de la protagonista. Y cómo la sociedad actúa frente a lo diferente.

Además, también trata temas como la crueldad emocional, el sadismo, el autodescubrimiento, la desolación e incluso el empoderamiento. Resumiéndose todo ello entorno a conceptos de sensibilidad y empatía, por el medioambiente y por el resto de personas. Los títulos de los episodios, muchas veces haciendo referencia a conceptos médicos y estéticos, ayudan a entender no sólo el episodio sino también de qué adolece la sociedad actual.

Astenia es la primera obra de Andrés Tena, una obra que consigue de forma muy efectiva el transmitir todo tipo de sensaciones y hacer que el lector reaccione ante ellas. Se nota que en Bang! Ediciones sabían que tenían una obra importante ante ellos, ya que su edición es de un tamaño más grande de lo normal, y tapa dura. Con un papel de alto gramaje, para poder disfrutar del apartado gráfico tan maravilloso de la obra.

Obviamente, Astenia no es un cómic apto para lectores que busquen un cómic tradicional, sin embargo, desde Sala de Peligro recomendamos encarecidamente esta obra a todos aquellos lectores que quieran salirse un poco de la norma y disfrutar de un cómic mucho más profundo de lo que pueda parecer a simple vista.

Título: Astenia
Guion, dibujo y color: Andrés Tena
Edición Original: Bang! Ediciones
Formato: Cartoné, 136 páginas
Precio: 20,00€