“Coñodramas” el nuevo cómic de Moderna de Pueblo que muestra historias de mujeres con y sin coño.

Moderna de Pueblo cumple diez años, y su creadora vuelve a la carga con un cómic que muestra su evolución y la de sus personajes. Toda una declaración de intenciones en formato cómic de la que surgirán, con suerte, muchas discusiones.

Moderna de Pueblo es todo un fenómeno, tanto en redes como en número de ventas. Desde que hace diez años la creara Raquel Córcoles, su trayectoria no ha sido fácil pero sí muy exitosa. Conocimos a este alter ego de la autora, con su melena rubia y sus gafas de sol perennes, en Soy de pueblo y Los capullos no regalan flores (ambas obras publicadas por Lumen). Ya por aquel entonces Moderna de Pueblo acentuaba y reflejaba en las páginas de sus publicaciones, situaciones que la propia Córcoles vivía.

A través de ellas vimos cómo Moderna de Pueblo se mudaba, valga la redundancia, de su pueblo a la idealizada gran ciudad. Y todo lo que ello conllevaba a nivel personal y profesional. En 2013 Córcoles empezó a trabajar conjuntamente con Carlos Carrero, y sólo un año más tarde salía a la venta Cooltureta: la novela gráfica. Desde ese momento no dejaron de trabajar juntos en el gran proyecto que es Moderna de Pueblo.

Moderna de Pueblo terminó de asentarse como el fenómeno que comentábamos al inicio con Idiotizadas: Un cuento de empoderhadas (Zenith, 2017) una obra mucho más extensa que las anteriores y que introdujo de forma oficial al grupo de amigas de Moderna. En este volumen, Córcoles y Carrero hacían relecturas feministas de los cuentos de princesas tradicionales. Haciendo una lectura crítica de los mismos para mostrar no sólo las carencias educacionales sino también para crear un debate sano acerca de muchos temas relacionados.

Pero, ¿por qué estamos haciendo esta recapitulación por toda la obra de Moderna de Pueblo para hablar de Coñodramas? Como puede verse en la portada del cómic, Córcoles firma su obra como Moderna de Pueblo. Es decir, le otorga a su propia creación la autoría de lo que cuenta en sus obras. Y lo ha estado haciendo desde el principio. Por lo que tenemos que entender que la evolución del personaje es primordial no sólo para la trama del cómic, sino también para los temas tratados.

En Coñodramas. La fuga de las secundarias. Historia de mujeres con y sin coño, que sería el título completo de este cómic, se encuentran todos aquellos temas con los que se criticaba, sin razón, la obra de Córcoles porque sólo trata temas de mujeres, su público es sólo femenino, es todo muy rosa… es por ello que la autora decide utilizar tanto a Moderna, como a sus amigas, y enfrentar todas esas críticas a través de algo que da mucho miedo: el feminismo y la comedia.

Para ello utiliza a las mismas protagonistas de Idiotizadas un tiempo después. Y a través de sus vivencias se presentan dos historias “separadas”: lo que les ocurre en su vida personal y profesional a cada una de ellas, y lo que ocurre en los cómics que está creando Moderna. Estos cómics son los Coñodramas y están protagonizados por las supercoñis, tres superheroínas espaciales. Porque sí, este cómic tiene más cómics en su interior.

En realidad, y de ahí las comillas en el anterior párrafo, todo lo que Moderna vuelca en las supercoñis está basado en sus vivencias. Al igual que hace Córcoles, Moderna evoluciona como personaje, como persona y artista. A través de ese juego de distintas obras dentro de la propia, Coñodramas presenta la visión feminista de Córcoles acerca de temas como: la maternidad, la amistad, las relaciones sexo-afectivas, las relaciones laborales, la medicación hormonal, la industria del cómic en España… entre otros. Pero lo hace sin sentar cátedra, sino a través del descubrimiento, el aprendizaje, el diálogo y la crítica constructiva. Y por eso funciona a la perfección. No pretende imponer ideas, sino compartir puntos de vista para generar un diálogo en torno a esos temas.

En obras anteriores, Córcoles decidió revisar algunas de sus tiras cómicas anteriores, casi siempre de las colgadas en internet. Encontró en algunas de ellas chistes con un corte bastante machista, del que no había sido consciente cuando las dibujó originalmente. Sin embargo, explicó cómo haría en la actualidad esos mismos chistes. Nunca ha renegado de su obra, ha aprendido de ella. Y se nota en este volumen. Sin embargo, en muchas ocasiones se le ha atacado por ello.

Si bien es cierto que el esfuerzo que hace todo el equipo por ser completamente inclusivos en Coñodramas, nos gustaría señalar que, así como el género está muy bien representado (cis, trans y no binario) en el apartado de la identidad sexual hemos encontrado que las lesbianas no han quedado muy bien representadas. Lo apuntamos como advertencia para posibles lectoras, y queremos desde aquí decir que estamos seguros que no es una cuestión de desprecio ni nada que se le asemeje. Ya que hemos leído en redes a algunas personas acusando a la autora de lésfoba, cuando creemos que nada más lejos de la realidad.

El apartado gráfico cuenta con el trabajo no sólo de Córcoles sino también de Alex Giménez y Mireia Pestana. Al crear tres obras en una, utilizan distintos estilos para separar las historias, y los temas tratados. El día a día de las protagonistas se muestra con el estilo habitual de las otras obras: tonos pastel saturados, llamativos, donde predominan el rosa, el rojo y el morado. Colores puros sin degradados, ausencia de fondos, a no ser que sean imprescindibles, pero con muchos pequeños detalles a encontrar por la página. Los cómics de las supercoñis, al estar basados en lo que les ocurren a Moderna y sus amigas, tienen el mismo estilo gráfico, pero con diseños de space opera cercanos a Barbarella. Además, las portadas de esos capítulos imitan las de las grapas (o comicbooks) e incluso tienen diseños de publicación de ciencia ficción, con precio y logos editoriales de la época.

Cuando Moderna habla de la industria del cómic en España, las dificultades que ha encontrado, y su visión respecto a algunos temas muy concretos, lo representa en blanco y negro. Ya que, en su momento, ella entendía que los cómics serios y reconocidos se hacían de esa forma. Y, por último, la relación de Moderna con su pareja, vuelve a cambiar el estilo, para convertirse en una revista de amor romántico de los sesenta. Imitando a su vez el tipo de publicación, los diseños de personajes…

Coñodramas. La fuga de las secundarias. Historia de mujeres con y sin coño es una obra que muestra la evolución de Moderna de Pueblo no sólo como personaje, sino también como autora. Este volumen tiene una complejidad en su estructura completamente diferente a todo lo que había hecho hasta el momento, y el equipo consigue que funcione a la perfección. Además, la edición de Zenith hace que las más de trescientas páginas que conforman el volumen, sean muy cómodas de leer.

Un cómic que, si bien no necesita ningún tipo de promoción, sí que nos gustaría recomendar a todos los lectores de cómic que no se hayan acercado a él por ser demasiado rosa o demasiado mainstream. Trata temas importantes e interesantes, abre debates y muestra una parte de la industria del cómic que todavía debemos seguir mejorando. La de los prejuicios.

Título: Coñodramas. La fuga de las secundarias. Historia de mujeres con y sin coño.
Guion: Raquel Córcoles y Carlos Carrero
Ilustración: Raquel Córcoles
Equipo de dibujo: Alex Giménez y Mireia Pestana
Edición Nacional: Zenith
Formato: Rústica con solapas, 312 páginas
Precio: 15,90€