Tekken: 20 años del reinado del Puño de Hierro

Repasamos la historia de una de las sagas de lucha más importantes de las últimas décadas.
Tekken: 20 años del reinado del Puño de Hierro
·

Tekken Tag Tournament

El éxito de Tekken 3 y la abultada plantilla que se estaba formando con la trilogía -39 luchadores- hacía adecuado para Namco lanzar en 1999 una recreativa basada en el último juego con un importante cambio jugable: el modo Tag o parejas. Se trata de un dream match para reunir personajes de prácticamente toda la saga –en especial aquellos muertos tras Tekken 2- sin ningún tipo de historia, actualizando los modelados y movimientos de los viejos personajes a la tecnología y jugabilidad Tekken 3. Por fin podías jugar con King y Armor King en tu equipo, Yoshimitsu y Kunimitsu, Hwoarang y Baek, dos Jack, parientes Mishima o las hermanas Williams, creando pequeñas secuencias según las amistades o enemistades de las parejas. Sólo quedaron excluidos de este recopilatorio Gon, el Doctor B. y Marshall Law –Forest cumple su papel-.

La principal diferencia es ese modo Tag por el cual se pueden seleccionar dos luchadores, intercambiables durante la partida con un botón para que el retirado recupere algo de la vitalidad. A diferencia de otros juegos con este modo –por ejemplo los de Capcom-, se pierde la partida si uno de los luchadores es derrotado, algo que hace más estratégico el combate porque es necesario dominar al menos a dos luchadores para tener más oportunidades de ganar. Además, se añadió a Unknow, un nuevo jefe que cambia su estilo de lucha en mitad del combate.

La versión doméstica caducó instantáneamente a la recreativa; no solo tenía más contenido, los gráficos parecían de una secuela
La versión doméstica caducó instantáneamente a la recreativa; no solo tenía más contenido, los gráficos parecían de una secuela
Se revisaron muchos escenarios de Tekken 3 con nuevos efectos de clima e iluminación.
Se revisaron muchos escenarios de Tekken 3 con nuevos efectos de clima e iluminación.

La versión arcade, como decimos, funcionaba en la misma máquina que Tekken 3 de 32 bits, por lo que más allá del Tag y la recuperación de luchadores no tenía demasiadas diferencias visuales. Namco decidió que en lugar de llegar a PSOne –para la que, por cuestiones de memoria, podría haber sido imposible-, el juego sería uno de los primeros de PlayStation 2. Para ello actualizó el motor por otro adaptado a los 128 bits, renovando todo el apartado gráfico: texturas, escenarios, música –ahora orquestal en lugar de MIDI- y modelado de personaje, mucho más detallado. El aspecto no sólo quedó mucho más espectacular, siendo uno de los mejores embajadores de lo que podía hacer la nueva consola, sino que adoptó un estilo más fotorrealista de lo acostumbrado.

PUBLICIDAD

En consola se equilibró a los jugadores, por lo que existen algunas diferencias importantes en cuanto a movimientos o cantidad de daño. Aparece un modo versus en solitario –uno contra uno-, que en la práctica lo convierte en una versión de Tekken 3 con todos los personajes, además de un Team Battle ligeramente nuevo –los personajes derrotados entran en la pareja-. Siguiendo con la tradición de consola, aparece el minijuego completamente diferente a la lucha, en este caso una bolera. Para la ocasión, los finales no son vídeos pregrabados, sino cinemáticas generadas por la consola.

Namco abordó este primer Tekken de PlayStation 2 con los errores típicos del cambio generacional: poca optimización. Muchas veces los desarrolladores ven tanta potencia en comparación a la antigua plataforma que derrochan detalle de manera innecesario, aunque si la consola es capaz de moverlo con soltura el problema no se aprecia. Ese fue el caso de Tekken Tag Tournament en PS2, donde ahora los luchadores tenían hasta dientes en la boca –es el primero con gestos faciales, si exceptuamos a Gon de Tekken 3-. Por sorprendente que parezca, los personajes tenían más polígonos que en Tekken 4; la clave está en saber dónde gastarlos.

PUBLICIDAD

El juego repitió buenas críticas y demostró el buen momento de la serie, aunque la versión PAL volvió a quedar un peldaño por debajo de la NTSC en cuestiones de velocidad. Tiene a toda la plantilla clásica y un estilo artístico diferente que recrea los escenarios de Tekken 3 con muchísimo detalle –ver el campo verde del escenario para Eddy en el original con la vegetación de PS2 era sencillamente otro nivel- que hicieron que durante mucho tiempo se mantuviese entre los preferidos de los jugadores.

Con motivo del lanzamiento de Blood Vengeance, una película generada por ordenador, Bandai Namco remasterizó Tekken Tag Tournament de PlayStation 2 para PlayStation 3. Es la única forma de adquirir esta versión, pues no se vende de manera individual ni en distribución digital.

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir