Vandal

Minecraft: Claves de un éxito

¿Cuáles han sido los elementos que se han unido para hacer de Minecraft todo un fenómeno? Analizamos cinco puntos fundamentales para alcanzar el éxito.
Minecraft: Claves de un éxito

Presencia en certámenes

Que te den el premio de tal o cual medio americano después de pasar por un E3 triunfante al haber invertido una cantidad indecente de dinero en producir un tráiler espectacular y pagar a un par de docenas de modelos para que se paseen ligeras de ropa entre la panda de fre… perdón, de periodistas serios y menesterosos que asisten al evento suele ser muy bueno para garantizarse un puñado de ventas. Cuando no puedes competir a esos niveles, lo que te queda es pasear tu juego por los festivales de desarrollo independiente. El objetivo es doble: dar a conocer el proyecto, intentar captar la atención de un productor o editor, y con un poco de suerte conseguir que el nombre empiece a sonar entre el público. Y si te llevas el premio, y tiene dotación económica, pues mejor.

Lo del editor no es tan importante hoy en día gracias a las ventajas de la distribución digital para las pequeñas compañías y las desarrolladoras independientes, que ya no dependen de terceros que harán lo que quieran con su producto y se llevarán, a cambio, un buen pellizco de las potenciales ganancias. Lo del productor, que viene a hacer lo mismo, sin embargo, sí puede ser importante ya que implica una inyección económica que puede resultar muy útil para que el proyecto no acabe hundiéndose entre la infinidad de desarrollos que al final por falta de fondos, cuando no por agotamiento puro, caen en el olvido de sus propios creadores.

En cualquier caso, conseguir que el juego vaya sonando entre tu público potencial siempre es bueno, y tener un premio de algún que otro festival de cierto renombre ayuda mucho. Quizás no haya tantísimo público que se compre los juegos independientes por solo serlo (aunque ya se sabe que si hay gente que escucha bandas de música que ni siquiera existen, también hay quien juega con videojuegos que ni los han parido), pero sí es fácil que le den una oportunidad a un título que puede presumir de un buen puñado de precios.

PUBLICIDAD

Y tampoco nos vamos a engañar. Con la enorme cantidad de lanzamientos de tipo general que hay al año, los medios especializados no siempre encuentran -encontramos- todos estos pequeños juegos que no tienen un gran empuje en el terreno de las relaciones públicas. Conseguir que se publiquen noticias, un avance y un análisis en un medio especializado puede ser todo un triunfo para estos proyectos y ayudarles muchísimo a alcanzar una mayor cuota de mercado. Claro que muchas veces los medios especializados no llegan a un público dispuesto a pagar por estos productos: basta echar un vistazo a algunos de los comentarios publicados en algunas de las reseñas críticas de las joyas independientes de los últimos meses, como el propio Minecraft o Gemini Rue: quejas por sus gráficos y gente poniendo el grito en el cielo por haber puesto tantísima nota a "eso" y no a la última producción genérica y ramplona de su compañía multinacional favorita, entre otras perlas que no firmaría ni el más desinformado jugador ocasional.

Así que no, los juegos independientes no lo tienen fácil para conseguir el favor del público, y más si su propuesta estética está alejada de un par de marines espaciales musculados y sudorosos. Minecraft lo tiene todo en su contra, pues gráficamente aparenta una tosquedad indiscutible, con sus cubos y texturas de baja resolución. Tampoco tiene un tutorial tostón que te enseñe pasito a pasito para qué sirve cada cosa. Y no te da nada hecho. Por eso pasar por festivales ha sido importante: puedes entrar en su página web y ver que hay galones, y eso, al fin y al cabo, también es marketing.

PUBLICIDAD

Minecraft: Claves de un éxito

Además, tenemos una tendencia natural a presuponer que si algo se ha llevado premios es porque hay calidad (incluso cuando están tan denostados como los Oscar o los Grammy). Supongamos que, por diferentes razones, Minecraft no hubiera conseguido tantos análisis en los medios: siempre nos quedaría constancia de que ha acumulado varios premios en certámenes de desarrollo independiente, y a poco que indaguemos quizás descubramos que son premios que se han llevado otros juegos que sí hemos jugado y nos gustan. Más allá de los dólares que hayan podido ingresar por estos premios, está el hecho de que suponen un respaldo de calidad, un testimonio de un trabajo bien hecho, que a veces no se consigue entre los medios.

Daniel Escandell
Escribiendo en Vandal desde 2003. En el mundo de los videojuegos desde que pudo trastear con BASIC, rebobinar con un boli casetes para Spectrum y soplar en cartuchos de una Game Boy. Cree que el auténtico poder de la nube es la lluvia.
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir