Medal of Honor: Warfighter

El productor ejecutivo habla sobre los valores militares y amenazas reales.
Medal of Honor: Warfighter
·

Probablemente nos sea duro aceptarlo porque no es lo mismo ver una batalla en Afganistán, aunque sea actual, que en nuestros trenes. Habéis arriesgado al incluirlo.

No lo utilizamos para causar un impacto, nuestra intención es únicamente demostrar que es una amenaza real y que hay hombres ahí fuera trabajando muy duro en todo el mundo, no sólo en los Estados Unidos, no sólo los cuerpos de operaciones especiales, sino también en otros países, que intentan cerrar sus redes, acabar con la propagación mundial de estas cosa tan desagradables.

En el juego a veces mostramos no sólo desde el punto de vista operativo, sino también desde el trabajo de inteligencia, cómo intentan detectarlos y mantenerlos lejos de nuestros territorios.

PUBLICIDAD

Medal of Honor: Warfighter

De la II Guerra Mundial al presente manteniendo la identidad

Volviendo a las bases del juego, al principio la serie estaba ambientada en la II Guerra Mundial…

Sí, de hecho, Medal of Honor estuvo más tiempo combatiendo en la II Guerra Mundial de lo que duró la II Guerra Mundial en sí. En 2010 se decidió hacer un cambio, dejar ese conflicto y trasladar la acción a la época actual. Pero sigue manteniendo los mismos principios de honor, hermandad…

Sí, esa era de hecho la pregunta, ¿los valores de un soldado siguen siendo los mismos actualmente que hace 70 años?

En la comunidad con la que nosotros trabajamos, rotundamente sí. El corazón de un guerrero sigue siendo fiel. Intentamos huir de estereotipos, sobre todo con los soldados de operaciones especiales, el tipo que está cuadrado que va por ahí pateando puertas y disparando a los malos. Es decir, es parte de su trabajo, pero es sólo un trabajo. Todos los tipos con los que hemos tratado tienen una inteligencia increíble, son unos apasionados de su trabajo, sus amigos y su familia. Hacen un trabajo extraordinario, pero es un trabajo.

Intentamos romper estos estereotipos y mostrar que no son sólo un tipo con un arma. Que están los valores de fraternidad, de respeto mutuo, unos valores en los que creen. También son diferentes, cada personaje de nuestro juego es diferente, cada soldado en el campo de batalla tiene su historia personal, sus aficiones, no le preocupan las mismas cosas.

Intentamos mostrar todo esto en el juego hasta donde es posible hacerlo. Antes he hablado sobre Preacher, y su mujer Helena y su relación y cómo él está fuera todo el rato. En estos colectivos el 99,5 por ciento de los matrimonios acaba en divorcio porque los soldados están fuera 300 días del año, pero ese 0,5 por ciento que lo logran son los más unidos que puedas encontrar.

Medal of Honor: Warfighter 1

PUBLICIDAD

Queríamos mostrar cómo Preacher ha llegado a este punto en su relación. La mujer de Preacher está harta, necesita ayuda, por eso se va a España con la niña, con sus padres. Preacher quiere arreglarlo, quiere formar parte de ese 0,5 por ciento y quiere arreglar las cosas.

No es una historia que encuentres normalmente en los shooters. Antes me has dicho que nos habíamos arriesgado. Pues también en esto lo hemos sido. Hemos invertido mucho tiempo en romper estereotipos y mostrar cómo se puede confiar en estos hombres y son reales y son gente que conocemos, no superhéroes que se dedican a disparar a los malos.

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir