Los 100 juegos más importantes de la historia de Nintendo Vol. 2 (60-31)

Continuamos con nuestro repaso a los 100 juegos más importantes de Nintendo, esta vez del 60 al 31.
Los 100 juegos más importantes de la historia de Nintendo Vol. 2 (60-31)
·

38. Fire Emblem: Awakening (3DS, 2012)

Hubo una época en la que "contenido adicional" era, por lo general, sinónimo de una generosa expansión de PC; luego las consolas lograron que asociáramos esa expresión a chorradas descargables inútiles por precios abusivos (como, por ejemplo, una armadura para un caballo) e incluso a contenidos prácticamente necesarios para considerar el juego como un producto completo (por lo común, también con un precio descabellado). No es de extrañar que de ahí el salto a los juegos gratuitos (no de nombre, al menos) que buscan que revientes tu tarjeta de crédito a base de pagar por chorraditas para seguir jugando sea mínimo. En cualquier caso, el éxito de estos productos demuestra que es un modelo de negocio bastante viable y aunque Nintendo ha tardado en entrar, al final lo ha hecho. Este Fire Emblem: Awakening para 3DS fue el primer título en ofrecer contenidos adicionales de pago (hasta el momento, Nintendo había ofrecido contenidos en multitud de juegos, pero como descargas adicionales gratuitas). Solo el futuro dirá si se mantiene una política correcta como la que se ha utilizado en este juego (y, por ejemplo, en New Super Luigi U, expansión de New Super Mario Bros. U) o si se pasa a un despropósito como los que llegan al mercado cada poco y que buena parte del público acoge con los brazos abiertos.

Los 100 juegos más importantes de la historia de Nintendo Vol. 2 (60-31)

37. Luigi’s Mansion 2 (3DS, 2013)

El primer Luigi’s Mansion (GameCube, 2001) puso al hermanísimo en el papel protagonista, algo poco común pero no inédito (ahí está el veterano Mario is Missing, por ejemplo). Fue este juego el que hizo que la saga tuviera continuidad y la ha convertido en un juego apreciado y de éxito. El primer título quizá tuvo el hándicap de ser el sustituto de Mario porque era la primera vez que Nintendo lanzaba una consola doméstica sin un juego protagonizado por el fontanero de gorra roja. Ese peso pudo ser demasiado para un juego que, por otro lado, fue muy gratificante y divertido. Con la segunda parte se ha conseguido que lo que parecía una aventura aislada haya desarrollado el potencial para ser una saga con más entregas en el futuro y que Luigi consiga galones propios, como los que en su momento se ganó Wario.

PUBLICIDAD

Los 100 juegos más importantes de la historia de Nintendo Vol. 2 (60-31) 1

36. Paper Mario (N64, 2000)

Llegar a la sombra de Super Mario RPG es difícil, así que salir airoso del brete muestra que hay mucha sustancia en el videojuego en cuestión. Pues bien, ese es Paper Mario. Que en la consola que más ha hecho por definir el juego 3D se apostara por una línea estética entonces tan singular como un mundo de papel y papiroflexia resultó curioso y sorprendente en su momento. Si a eso unimos la apuesta por el rol por turnos, los acertijos y un humor desbordante el resultado es un título que logró establecer con méritos propios una saga de rol creado internamente gracias a Intelligent Systems. Y no es de extrañar, porque han sido los responsables de series como Fire Emblem y Wars, entre otras. Lo más probable es que su éxito animara la creación de la otra saga de rol de Mario, Mario & Luigi, que es la que se ha prodigado en portátiles (esta vez, bajo la batuta de AlphaDream). Y así es como nos encontramos con que un bigotudo que se había asociado a las plataformas acaba protagonizando dos sagas de rol de bandera.

Los 100 juegos más importantes de la historia de Nintendo Vol. 2 (60-31) 2

PUBLICIDAD

35. F-Zero GX (GCN, 2003)

El más espectacular juego de carreras firmado por Nintendo llegó como fruto de la colaboración con Sega: el estudio Amusement Vision firmó esta versión doméstica para GameCube y la recreativa F-Zero AX. Además, los jugadores que tengan un Action Replay pueden desbloquear la recreativa en el juego, ya que el código de la misma se incluía en la versión doméstica (tanto en la versión para Europa como en la japonesa y americana). Esta tercera entrega doméstica estándar (la saga sumó dos títulos de emisión por Satellaview, una expansión para la entrega de Nintendo 64 que llegó solo a Japón mediante 64DD y otras tres entregas portátiles para GBA de las que solo las dos primeras llegaron a Europa) fue un paso de gigante tan grande como el que se dio en el paso de Super Nintendo a Nintendo 64 o quizá incluso mayor. La cantidad de circuitos y naves, su endiablada dificultad, impresionantes gráficos (incluso para los estándares actuales, sigue luciendo estupendo y rapidísimo) su banda sonora sigue mereciendo ser escuchada a todo volumen. Es cierto que GameCube no tuvo muchísimos juegos de conducción en su catálogo, pero hubo juegos interesantes como varios Burnout y Need for Speed, pero ninguno llegó a la velocidad pura, al vértigo y las fantásticas sensaciones de este juego. Sus modestas ventas (en realidad, en línea con el resto de la saga) pueden ser un argumento para frenar la aparición de más entregas, pero cuando las haya –porque tiene que haberlas, Nintendo– queremos que tengan este magnífico juego como referente.

Los 100 juegos más importantes de la historia de Nintendo Vol. 2 (60-31) 3

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir