Vandal

Historia de los juegos de Formula 1

Repasamos los mejores juegos de la competición automovilística más espectacular a lo largo de la historia.
Historia de los juegos de Formula 1
·

La Fórmula 1 y PlayStation

Si en el ámbito del PC la licencia de la Fórmula 1 ha estado siempre compartida entre varias juegos, en consolas la exclusividad casi total de esta marca ha sido de Sony, durante un largo periodo que fue desde el año 1996 al 2007. Durante todos estos años, las diferentes máquinas de Sony han recibido entregas anuales con un talante mucho más arcade que los juegos de PC pero con una innegable calidad.

Historia de los juegos de Formula 1

Casi todos los juegos de estas series han sido desarrollados por Studio Liverpool, uno de los equipos de desarrollo internos de Sony más prolíficos. Creado en Liverpool en el año 1984 con el nombre de Psygnosis, fue adquirido por Sony diez años después cuando habían hecho ya juegos tan conocidos como los Lemmings. Sus proyectos son numerosísimos y además de los juegos de Fórmula 1, también han desarrollado juegos para las sagas Wipeout, o Motorstorm.

PUBLICIDAD

Se da la circunstancia de que también fueron los autores de The Sentinel Returns, el remake del juego original de Geoff Crammond, lanzado para PC y PlayStation en 1998.

Pese a todo, hoy en día el estudio está en un proceso de reestructuración interna que ha hecho que el 50% de sus empleados hayan sido despedidos, y que no se conozcan muchos detalles sobre los nuevos proyectos en los que puedan estar involucrados.

PS One: Fórmula 1 (1996) – Fórmula 1 2000

Fue en septiembre del año 1996 cuando la primera entrega de la saga vio la luz tanto en la primera PlayStation, como en PC, tal y como ocurrió durante las primeras entregas. Centrándonos en las versiones para consola, el juego contenía los equipos y pilotos del año anterior, el 1995, y desde el principio nos ofrecía una altísima calidad con unos gráficos excelentes para la época, y una conducción que aunque obviamente era muy arcade, resultaba ser divertida y adictiva.

El juego nos daba la oportunidad de disputar una carrera en solitario, o el campeonato entero del año anterior en el que teníamos a un Michael Schumacher en el equipo Benetton, y a un joven Rubens Barrichello en el equipo Jordan. Dentro de los 17 circuitos encontrábamos tanto algunos que siguen vigentes en la actualidad como el de Barcelona, Mónaco, o Montreal, como otros, ya fuera de la actualidad como el circuito de Magny-Cours en Francia, o en el Enzo e Dino Ferrari de Imola. La licencia estaba magníficamente aprovechada e incluso los rótulos y carteles durante el juego eran similares a los que nos ofrecían las retransmisiones de televisión. Otras de sus características es que todas las versiones contaban con conocidos comentaristas diferentes según el país en el que se lanzaban.

Las entregas se fueron sucediendo año tras año actualizando las parrillas y presentando pocas pero jugosas novedades que iban ampliando cada vez más el juego. Así por ejemplo, la entrega del año 97 ya reflejaba el fichaje de Michael Schumacher por Ferrari, a la vez que añadía la cámara de juego situada en el habitáculo del conductor por primera vez.

Pese a que ahora podamos pensar que estamos ante un arcade 100%, lo cierto es que las distintas versiones fueron añadiéndole poco a poco gotas de simulación a las carreras. Reglas oficiales, fallos mecánicos, asistentes a la dirección y a la frenada, selección del tipo de neumático, balance de los frenos, relación de los cambios de marcha, así como escoger la duración de la carrera, y paradas en boxes, hacían que el juego pudiera ser muy sencillo o muy complicado según nuestro gusto.

PUBLICIDAD

Historia de los juegos de Formula 1 1

La entrega del año 2000 fue la primera que añadió el modo "arcade", un estilo similar al de las máquinas recreativas en el que teníamos que conseguir un objetivo, generalmente recorrer un circuito y adelantar a un número especificado de pilotos, en un determinado tiempo. Empezábamos con los peores coches del campeonato en los circuitos más sencillos para posteriormente ir subiendo el nivel de exigencia. En esa misma entrega, los aficionados españoles podíamos pilotar ya a Pedro De la Rosa en un Arrows y a Marc Gené en Minardi. Precisamente fue en la siguiente y última entrega de la primera PlayStation, la correspondiente al año 2001 y que también salió para la primera PlayStation, cuando un joven asturiano llamado Fernando Alonso debutaba a los mandos del Minardi de Marc Gené.

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir