10 juegos por los que siempre recordaremos LucasArts

Con el cierre de LucasArts, recordamos 10 motivos por los que siempre recordaremos a esta mítica compañía.
10 juegos por los que siempre recordaremos LucasArts
·

Del guy.brush a la eternidad

A estas alturas decir algo que no se haya dicho de la saga Monkey Island es imposible. Que nos encontramos delante del decano de las aventuras gráficas es ya un hecho y que es, posiblemente, el punto por el que estamos tan agradecidos a LucasArts también. Corría el 1990 cuando oímos la mítica frase: "Me llamo Guybrush Threepwood, ¡y quiero ser un pirata!. De la mano de Ron Gilbert, creador y diseñador del juego, y escrito y programado por el mismo Gilbert, Tim Schafer y Dave Grossman, The Secret of Monkey Island venía a arrancar una saga que nos llevaría a conocer al temible LeChuck y a convertir al canijo protagonista en un "gran pirata". Mientras la primera edición del juego contaba con un total de cuatro disquetes de baja densidad con gráficos de 16 colores, las mejoras introducidas permitieron llegar a los gráficos VGA, que lo mostraban en 256 colores.

10 juegos por los que siempre recordaremos LucasArts

La historia de este primer juego de la saga giraba entorno al deseo de Guybrush de convertirse en pirata. Para ello tenía que superar una serie de pruebas a lo largo y ancho de la isla. Posteriormente viajaría a Monkey Island para rescatar a su enamorada Elaine Marley de las garras de LeChuck. Como curiosidad –que seguro que los fans conocerán bien– cabe destacar que el nombre del protagonista viene del nombre de archivo con el que los diseñadores titulaban los dibujos del protagonista: guy.brush… "El tio" y ".brush", la extensión que en aquel momento brindaba el Deluxe Paint.

10 juegos por los que siempre recordaremos LucasArts 1

El segundo título de la saga nos llegaba en 1991. Monkey Island 2: LeChuck’s Revenge nos presentaba a un Guybrush millonario aunque ávido de nuevas aventuras. Después de perder toda su fortuna frente a Largo LaGrande en la Isla Scabb se lanza a la búsqueda del tesoro del Big Whoop además de intentar recuperar el amor de Elaine. En este juego también volveremos a enfrentarnos al malísimo LeChuck, aunque esta vez en forma de zombie. Distribuido también en formato disquete el juego es el último que cuenta con la participación de Ron Gilbert en el equipo creativo.

PUBLICIDAD

10 juegos por los que siempre recordaremos LucasArts 2

La última oportunidad de reencarnar Guybrush con base Scumm la tuvimos en 1997 con The Curse of Monkey Island. El salto de calidad en gráficos hizo que el título luciera como si de una película animada se tratase y en ella disfrutamos de una serie de gráficos increíbles en alta resolución. En esta ocasión firmaron el juego Jonathan Ackley, conocido por su trabajo en The Dig, y Larry Ahern.

La historia del juego sigue girando entorno a Guybrush y Elaine, a la que en esta ocasión veremos convertida en estatua de oro a causa de la maldición de un anillo y a un endemoniado LeChuck que sigue empecinado en complicarle la vida al bueno de Guybrush. Los tres primeros juegos conforman una obra de arte que aún hoy en día es una joya volver a revivir ya sea en su versión antigua o en la Special Edition de 2011 para PC, X360 y PS3.

10 juegos por los que siempre recordaremos LucasArts 3

Posteriormente la saga recibió, aún, dos juegos más: La Fuga de Monkey Island, en el año 2000, en la que encarnaremos a Guybrush volviendo de su luna de miel con Elaine a la que un complot ha declarado muerta para desposeerla de su cargo como gobernadora de Isla Melée. Otro caso en el que los huesos de Guybrush acabarán en Monkey Island de nuevo. Este juego, se desarrolló con GrimE, el motor de Grim Fandango, que nos muestra el mundo de la saga en tres dimensiones de la mano de Sean Clark y Michael Stemmle.

Nueve años después, en 2009, Tales of Monkey Island venía para que los más nostálgicos pudiesemos volver a revivir esos grandes momentos de la infancia. Realizado en entregas por Telltale Games para PC, Mac y Wii la historia gira entorno a la maldición que Guybrush suelta sin querer durante una batalla con LeChuck. Después de eso todos los piratas caribeños se convierten en zombies, hecho que nuestro héroe deberá remediar.

10 juegos por los que siempre recordaremos LucasArts 4

Este paseo por la saga nos ha servido para revisar rápidamente el primero de los motivos por los que nunca olvidaremos a LucasArts. El ingenio, el humor y la diversión de horas y horas surcando los mares del Caribe llevaron –y han dejado– a Monkey Island a lo más alto. Ahora sólo queda levantar una buena copa de grog y brindar por el gran pirata.

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir