Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Frikadas
  3. Noticias
  4. Análisis: Dragon Ball Super 128

Análisis: Dragon Ball Super 128

Vegeta lo intenta por última vez.

Vamos a ser sinceros: no nos hacía falta una bola de cristal para saber lo que iba a ocurrir en el capítulo de esta semana de Dragon Ball Super. Con Vegeta medio moribundo, Freezer fuera de combate y Goku en las últimas, todos sabíamos qué es lo que iba a pasar y entre quiénes se iba a desarrollar el duelo final, por lo que este episodio, simplemente se ha sentido como una necesaria transición hasta el gran clímax de este intenso arco argumental.

El último intento de Vegeta

PUBLICIDAD

El capítulo comienza justo donde lo dejó el anterior, con Vegeta desafiando a Jiren a un duelo uno contra uno y asegurando que lo va a derrotar, algo que desde luego, cuando no le quedan fuerzas ni para transformarse, parece, cuanto menos, bastante utópico.

Análisis: Dragon Ball Super 128

Como era de esperar, Jiren comienza a golpear sin piedad al orgulloso guerrero sin que este pueda hacer nada por evitarlo, llegando al punto de que de un golpe lo mandan contra una roca flotante y este casi no es capaz de sostenerse sobre ella para no caerse. Con su cabezonería habitual y tras la advertencia de su rival de que lo mejor será que se rinda al no tener ya nada que hacer, el príncipe saiyan vuelve a lanzarse a la carga... con los mismos resultados.

Análisis: Dragon Ball Super 128

Esta vez se libra de caer en el último instante gracias a que parte de su bota se engancha en el borde de una roca, momento en el que empieza a acordarse de toda su familia y de su deber como padre y esposo para protegerlos, por lo que, una vez más, se lanza al ataque para ser vapuleado nuevamente por Jiren y, esta vez sí, caer fuera del ring, aunque no sin usar su último resquicio de fuerza para pasarle algo de Ki a Goku y que este pueda seguir combatiendo.

Análisis: Dragon Ball Super 128

Tras recibir los halagos de Beerus y Whis, Goku se convierte en Super Saiyan Blue y se lanza al ataque sin mucho éxito, ya que, a pesar de los esfuerzos de Vegeta, sigue estando demasiado agotado y su nivel de poder no se puede comparar con el del feroz guerrero del Universo 11.

Análisis: Dragon Ball Super 128

Esto da pie a una secuencia en la que vemos a nuestro héroe recibiendo una auténtica paliza, hasta que ocurre justo lo que todos estábamos esperando desde que comenzó el torneo: Goku vuelve a despertar el Ultra Instinto cuando va a recibir el golpe final, esquivándolo sin ningún problema y contraatacando con un poderoso puñetazo al estómago que consigue que, por primera vez en todo el Torneo de Poder, Jiren se doblegue de dolor, cerrando de esta manera el episodio y dejándonos con la miel en los labios.

Análisis: Dragon Ball Super 128

Por desgracia, nos va a tocar esperar dos semanas para poder ver el capítulo 129, el cual promete un espectáculo digno de la batalla final de un arco argumental tan importante como este que estamos viviendo. No en vano, en el avance ya nos confirman que Goku dominará el Ultra Instinto, lo que le llevará a alcanzar un nuevo aspecto con el pelo completamente blanco.

Análisis: Dragon Ball Super 128

Como ya hemos dicho, este episodio ha sido pura transición para dar paso al auténtico combate final. De hecho, todo lo que aquí nos han contado se podría haber hecho en tan solo cinco minutos (terrestres, no namekianos), por lo que la acción se ha sentido especialmente estirada, sobre todo considerando en que prácticamente la totalidad del capítulo ha consistido en ver a Goku y Vegeta recibiendo las palizas de sus vidas.

Eso sí, antes de cerrar este texto nos gustaría señalar que Freezer todavía no ha sido descalificado y que los guionistas parece que intenten que nos olvidemos de esto, lo que parece indicar que el malvado emperador tendrá un papel decisivo en la resolución de esta saga. Quizá el duelo entre Jiren y Goku acabe en doble K.O. y él se lleve las Super Dragon Balls para pedir su deseo, lo que podría dejar la serie abierta para ser retomada en un futuro tras el parón que nos espera a partir de abril, o quizá haga alguna de las suyas justo al final para conseguir su auténtico objetivo.

Sea una cosa u otra, Dragon Ball Super está muy cerca de acabar (por ahora), por lo que solo nos queda centrarnos en disfrutar de esta última y prometedora batalla que nos aguarda.

dragon ball
dragon ball super
PUBLICIDAD

Más Noticias

Más sobre Series

Comentarios: 0
RANDOM
Flecha subir