Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Frikadas
  3. Noticias
  4. Análisis: Dragon Ball Super Episodio 123

Análisis: Dragon Ball Super Episodio 123

La batalla de Goku y Vegeta contra Jiren continúa.

A pesar de los altibajos que ha tenido el Torneo de Poder en algunos capítulos, al final está destapándose como una de las sagas más completas y entretenidas que nos ha dejado Dragon Ball Super hasta el momento, algo que está resultando ser especialmente cierto desde que comenzó su segunda mitad, repleta de grandes combates y batallas, como el que hemos podido presenciar esta semana en su último episodio.

Goku y Vegeta contra Jiren

Este nuevo capítulo comienza justo donde lo dejó el anterior, con Vegeta abatido y derrotado por Jiren, motivo por el que Goku decide tomar el relevo para combatir en su lugar al todopoderoso guerrero del Universo 11. Antes de que comience la batalla, nos muestran a Freezer siendo golpeado por Dyspo. Eso sí, estos ataques no parecen afectarle lo más mínimo, ya que se levanta sin ningún rasguño y pasa al contraataque.

Dragon Ball Super 123

Por otro lado, la batalla de Gohan y A17 contra Toppo continúa. Por desgracia, los dos combatientes del Universo 7 no son capaces de sincronizarse lo suficientemente bien, por lo que el androide decide poner en práctica una estrategia consistente en sacrificarse encerrándose a sí mismo y a su rival en su campo de energía para que Gohan pueda echar a ambos de un Kame Hame Ha. Sin embargo, el hijo de Goku acaba dudando justo al final y ninguno de los dos luchadores es eliminado. Una auténtica pena, ya que podrían haber derrotado a un rival realmente peligroso y haber dejado al Universo 11 con tan solo dos guerreros sobre el ring.

Dragon Ball Super 123

Tras esto, Goku retoma su batalla contra Jiren. A diferencia de lo que habíamos visto hasta ahora, nuestro protagonista decide tomar un enfoque distinto al ser consciente de que su rival le supera en fuerza bruta, motivo por el que comienza a desarrollar una elaborada estrategia consistente en colocar fragmentos de Ki en el suelo que exploten como si de una mina se tratase cuando alguien entra en contacto con ellos.

Dragon Ball Super 123

Con esto, consigue que Jiren tenga que saltar hacia el cielo para evitar las explosiones, momento en el que aprovecha para lanzarle un Kienzan múltiple de seis discos (uno de ellos oculto). Como era de esperar, el líder de las Tropas del Orgullo no tiene problema alguno en desviarlos e incluso en devolver uno de ellos antes de pasar al contraataque, acorralando a nuestro héroe contra una roca suspendida sobre el abismo y golpeándole duramente.

Dragon Ball Super 123

Sin embargo, justo cuando parecía que Goku iba a ser eliminado, este redirige el Kienzan oculto que había lanzado anteriormente para que corte la roca y empujar de una patada a Jiren hacia el vacío mientras vuelve al terreno de combate con un shunkanido. Por desgracia, esto no es suficiente y el guerrero del Universo 11 es capaz de volver al terreno de combate impulsándose sobre los escombros de la roca mientras estos caían.

Dragon Ball Super 123

Al haberse visto tan cerca de la derrota, Jiren comienza a desplegar su auténtico poder y arremete violentamente contra Goku, quien consigue mantenerse en pie a duras penas tras recibir una enorme cantidad de puñetazos.

Dragon Ball Super 123

Es justo en este momento cuando Vegeta vuelve a escena y tanto él como Kakarotto comienzan a elevar su Ki al máximo. De este modo, Goku libera nuevamente el Kaioken Blue y Vegeta alcanza un nuevo nivel que le lleva a sobrepasar la fuerza habitual del Super Saiyan Blue, algo que se representa físicamente otorgándole brillos blancos tanto a su pelo como a sus ojos y aura.

Dragon Ball Super 123

Así pues, los dos saiyans se lanzan a por Jiren en una genial ofensiva conjunta, apartando de esta forma sus diferencias para pelear codo con codo, rompiendo de esta manera el ritmo de su enemigo, quien, poco a poco, comienza a retroceder por primera vez en todo el Torneo de Poder.

Dragon Ball Super 123

De este modo, acaba un buen capítulo cuyo único "pero" lo encontramos en su animación y dibujo, apartados que han bajado considerablemente el listón en comparación al episodio anterior, aunque esto no nos ha impedido disfrutar de una batalla muy interesante y emocionante en la que no todo ha sido fuerza bruta.

Lo malo es que vamos a tener que esperar un poco para poder seguir disfrutando de este combate, ya que el episodio de la semana que viene se centrará en la lucha que librarán Freezer y Gohan contra Dyspo, una batalla que, por otro lado, puede dar pie a un buen número de peligrosas situaciones a manos del malvado emperador.

Más Noticias

Más sobre Series

Comentarios: 0
RANDOM
Flecha subir