Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Frikadas
  3. Noticias
  4. Análisis: Dragon Ball Super Episodio 121

Análisis: Dragon Ball Super Episodio 121

Los guerreros del Universo 7 unen sus fuerzas para hacer frente a una gran amenaza.

El capítulo de Dragon Ball Super de esta semana ha sido probablemente el episodio más cercano que podamos imaginar a lo que fueron las películas clásicas de Dragon Ball Z, donde un gran enemigo monstruoso y de un tamaño descomunal pone en jaque a todos nuestros protagonistas, quienes se ven obligados a colaborar para encontrar la forma de acabar con él.

El Universo 7 contra Anilaza

PUBLICIDAD

Tal y como recordaréis, la semana pasada vimos como Paparoni, el científico y creador de robots del Universo 3, decidió hacer uso de su último as en la manga para hacer frente al Universo 7, aunque no nos llegaron a mostrar en qué consistía exactamente, ya que el episodio terminó justo cuando iba a ponerlo en práctica.

Dragon Ball Super 121

De este modo, el capítulo comienza con Paparoni fusionándose con Kochiarator, lo que da como resultado un gigantesco monstruo llamado Anilaza que a nivel de diseño nos ha recordado ligeramente a Hatchiyack de Dragon Ball Z Gaiden: El plan para erradicar a los saiyans.

Dragon Ball Super 121

En este momento, Anilaza se lanza contra Goku (Super Saiyan God), Vegeta (Super Saiyan), Gohan, A17 y A18 arrasando con todo y sin dejarles prácticamente ninguna opción para defenderse, ya que es capaz de teletransportar partes de su cuerpo para realizar los ataques, del mismo modo que hacía Janemba en su primera forma en la película de Fusión. Tanto es así que tras un espectacular intercambio de golpes Goku es lanzado fuera del ring con total violencia, aunque por suerte para todos, Freezer aparece en el momento justo para devolverle dentro del escenario de una patada, salvando de la eliminación a nuestro protagonista.

Dragon Ball Super 121

Viendo la desesperada situación en la que se encuentran, el malvado emperador acaba accediendo a unirse al resto de sus compañeros para luchar contra la bestia, reanudándose de esta forma la batalla. Por si este susto no hubiese sido suficiente, Anilaza atrapa a A18 e intenta comérsela, aunque Goku consigue salvarla justo a tiempo.

Dragon Ball Super 121

Esto no impide que el temible guerrero del Universo 3 continúe su ofensiva y sorprenda a A17, destruyendo el suelo que estaba bajo sus pies. Si bien el androide está a punto de ser eliminado, A18 aparece rápidamente en escena para salvarlo, aunque la única forma de hacer esto pasa por sacrificarse ella, ya que 17 había caído tanto que no había forma de volver a subir el ring si no es volando o con un gran impulso.

Dragon Ball Super 121

Con la eliminación de A18, el Universo 7 se queda con tan solo cinco combatientes sobre la pista. Aquí Anilaza decide que ha llegado el momento de acabar con todos y lanza una gigantesca bola de energía contra el suelo con el fin de destruir el ring y así proclamarse vencedor, ya que él cuenta con alas para volar, algo que es legal dentro de las normas de la competición.

Dragon Ball Super 121

Para impedir esto, los cinco guerreros del Universo 7 lanzan sus técnicas de Ki más características y las combinan para hacer frente al ataque de Anilaza. Por suerte, A17 intuye que el punto débil de la bestia está en la esfera roja de su cabeza, por lo que le pide a sus compañeros que aguante mientras se dirige hacia el enemigo para golpearle con un gran puñetazo.

Dragon Ball Super 121

Gracias a esto, Anilaza pierde la concentración y su ataque le es devuelto, suponiendo su fin y eliminación del Torneo de Poder. Evidentemente, esto también supone la eliminación del Universo 3, lo que nos sirve para descubrir que en realidad Mosco, su Dios de la Destrucción, es una pequeña criatura que controla a un robot, ya que nos muestra su auténtica apariencia antes de ser borrado de la existencia por Zenosama.

Dragon Ball Super 121

Con esto llegamos ya al clímax final de este intenso arco argumental. Solo quedan cinco luchadores del Universo 7 y tres del Universo 11, por lo que la batalla final está muy cerca y los próximos episodios prometen muchísima acción y grandes combates. De hecho, en el capítulo 122 vamos a poder presenciar un duelo entre Jiren y Vegeta que, por lo poco que hemos podido ver en su avance, pinta espectacular, aunque para ello vamos a tener que esperar hasta el 10 de enero, ya que os recordamos que esta semana no habrá capítulo.

dragon ball
dragon ball super
PUBLICIDAD

Más Noticias

Más sobre Series

Comentarios: 0
RANDOM
Flecha subir