Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Noticias
  3. Reservoir Dogs fue posible gracias a Las Chicas de Oro

Reservoir Dogs fue posible gracias a Las Chicas de Oro

Gracias a participar en un episodio doble de Las Chicas de Oro, Quentin Tarantino pudo permitirse trabajar en su primera película. Hizo de un imitador de Elvis en la mítica serie.
·

Síguenos

Aunque hoy por hoy conozcamos a Quentin Tarantino como ese director de Pulp Fiction o Kill Bill que protagoniza los sueños más húmedos de los aficionados al género, lo cierto es que sus comienzos fueron tan humildes y difíciles como los de cualquier otro. De hecho, el propio director ha contado en The Tonight Show de Jimmy Fallon que gracias a Las Chicas de Oro pudo trabajar en Reservoir Dogs, su primera película.

Las Chicas de Oro al rescate

PUBLICIDAD

La cosa fue así: Quentin Tarantino acabó en el set de rodaje de Las Chicas de Oro, la mítica serie de finales de los 80 protagonizada por Bea Arthur, Betty White, Rue McClanahan y Estelle Getty, disfrazado de imitador de Elvis Presley. Su participación en este episodio doble fue tal, que gracias a lo que ganó pudo mantenerse a flote y sacar adelante Reservoir Dogs, su primer largometraje que debutaría en 1992.

"Uno de los trabajos que conseguí, y no porque hiciese una magnifica audición, sino simplemente porque les enviaron una foto mía y me dijeron: 'Es suyo', fue para hacer de un imitador de Elvis en Las chicas de Oro", explicó Tarantino en el programa. Su fichaje para este episodio se debió a que, por aquel entonces, iba vestido de al más puro estilo Elvis. "De hecho, fui a un sitio muy rockabilly para cortarme el pelo".

Tarantino hizo de imitador de Elvis Presley en Las Chicas de Oro

Su aparición estelar en la serie tuvo lugar en el episodio donde tiene lugar la boda de Sophia (Estelle Getty): Tarantino es uno de los distintos imitadores de Elvis que formaron parte del momento. En la imagen que os hemos dejado más arriba podéis verle. El dinero que le proporcionó participar en la serie fue el que usó, después, para poner en pie su primer proyecto cinematográfico: Reservoir Dogs.

"Se convirtió en un especial de dos partes, por lo que me pagaron por ambas. Fue tan popular que lo pusieron en lo mejor de Las Chicas de Oro, por lo que conseguí dinero cada vez que se emitió. Así que me pagaron, tal vez, no sé, 650 dólares por ese episodio, pero cuando terminé de seguir cobrando tres años después, gané como 3000 dólares", explica el director. "Eso me mantuvo activo durante el tiempo de preproducción de Reservoir Dogs, mientras trataba de poner en marcha la película".

Después de haber estrenado Érase una vez en Hollywood, Tarantino se plantea ya la despedida de la industria. Su película décima será también la última, y esa idea es la que baraja en estos momentos: "La idea es dejaros con ganas de algo más", concluía el director en la pasada gala de los Globos de Oro.

Fuente.

Cristina M. Pérez
Colaboradora
las chicas de oro
reservoir dogs
PUBLICIDAD

Más Noticias

Más sobre Cine

Comentarios: 0
RANDOM
Flecha subir