Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Noticias
  3. Sí, se nos da fatal orientarnos sin GPS y nuevos estudios lo corroboran

Sí, se nos da fatal orientarnos sin GPS y nuevos estudios lo corroboran

Probablemente ya lo sabíamos, pero los científicos siempre están ahí para confirmar nuestros mayores temores. No somos nadie sin la ayuda de nuestro GPS.
Sí, se nos da fatal orientarnos sin GPS y nuevos estudios lo corroboran
·

Síguenos

Si también te pierdes cuando sales de tu barrio, no te preocupes: no estás solo. Nuestro cerebro no es capaz de determinar la mejor ruta para llegar del punto A al punto B sin utilizar un GPS. Eso es lo que ha determinado un nuevo estudio, que ha puesto la lupa en los paseos urbanos de 14.000 personas... sólo para demostrar que, en efecto, somos unos completos inútiles a la hora de orientarnos en una ciudad.

Nuestra mente necesita un GPS

PUBLICIDAD

El equipo de investigadores, en colaboración con el MIT, ha utilizado la muestra de 14.000 personas procedentes de Boston, Cambridge y San Francisco, lo que les ha permitido analizar más de 550.000 rutas a pie durante todo un año. Los resultados indican qué tipo de comportamientos seguimos para desplazarnos: determinamos mentalmente dónde está el lugar al que nos dirigimos, y trazamos una trayectoria o vector hacia ese lugar.

¿El problema? Que esto nos hace estar "de cara" a nuestro destino, y nos lleva a no emplear la ruta más óptima. "En lugar de calcular distancias y elegir la mínima, lo que hemos descubierto es que el modelo más común es el que minimiza el desplazamiento angular, apuntando en dirección a nuestro destino tanto como nos sea posible incluso aunque movernos en ángulos más alejados sea la opción más eficiente", valoraba Paolo Santi, del MIT y del Consejo Nacional de Investigación en Italia.

No somos los más óptimos a la hora de desplazarnos a pie

El problema de establecer vectores para llegar a nuestro objetivo es que no siempre sale bien si vamos con prisas. Llegamos al lugar, sí, pero no siempre utilizando la ruta más corta. Nunca le damos la espalda a nuestro objetivo y, a lo mejor, la manera más rápida de llegar es tomando la dirección contraria, justamente. Los animales también se orientan de la misma manera, pero la cuestión reside en que este método es más recomendable en campo abierto que en una ciudad.

La vida moderna no es compatible con una orientación por vectores, dicho de otro modo. Esta manera primitiva de guiar nuestros pasos prioriza más la atención a otras cuestiones de supervivencia, como el hecho de estar siendo acechados por un depredador, que la rapidez por llegar al sitio en sí.

  • Fuente.
  • Cristina M. Pérez
    Colaboradora
    gps
    mente
    tecnología
    turismo
    viajes
    PUBLICIDAD

    Más sobre Tecnología

    Comentarios: 0
    RANDOM
    Flecha subir