Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Noticias
  3. Un buzo relata su experiencia tras ser engullido por una ballena

Un buzo relata su experiencia tras ser engullido por una ballena

El profesional de la pesca submarina, que se encontraba atrapando langostas, fue tragado por una ballena. Los expertos en cetáceos explican que, si bien un hecho insólito, puede llegar a ser posible.
Un buzo relata su experiencia tras ser engullido por una ballena
·

Síguenos

Durante las últimas horas, el relato de Michael Packard, un buzo profesional dedicado a la pesca de langostas, ha copado titulares. Según ha explicado, y en algo lo que se hace eco Gizmodo, ha sido engullido vivo al completo por una ballena jorobada. "Noté un fuerte empujón y de repente todo se volvió negro a mi alrededor", ha llegado a comentar. Con apenas unos rasguños y heridas leves, el pescador de 56 años ha recibido tanto apoyos como comentarios críticos que ponen en veracidad su historia. Los expertos en cetáceos no lo descartan, aunque cree que es algo raro. ¿Qué sucedió bajo el agua?

Una historia que sucedió en la costa de Boston

PUBLICIDAD

Eran las ocho de la mañana en las costas del sureste de Boston, en concreto en las de la bahía de Herring Cove Beach, en Cape Cod. Packard seguía su rutina habitual, saltando del barco y preparándose para su segunda inmersión del día. Hay que destacar que los pescadores de langostas suelen trabajar en grupo para garantizar su seguridad y control, dejando que uno se sumerja mientras los demás vigilan la zona evitando posibles desgracias. Sin embargo, una ballena jorobada lo complicó todo. Según el relato de los pescadores, uno de estos animales que alcanzaba los 16 metros de longitud y las 30 toneladas de peso se tragó al buzo. Lo hizo cuando estaba a unos 13 metros de profundidad, y durante el terrorífico suceso, estuvo consciente.

"Al principio pensé que me había atacado un tiburón blanco, pero entonces pensé en los dientes y en que no sentía ningún gran dolor, y entonces me vino a la cabeza: Oh Dios mío. Estoy en una ballena. Estoy en la boca de una ballena y me está intentando tragar. Podía sentir que me desplazaba y los músculos presionando a mi alrededor. Pensé que no lo contaba. ¡Estoy frito. Estoy muerto!... y pensé en mis hijos. Tienen solo 12 y 15 años", añade. Apenas unos treinta o cuarenta segundos después, el mamífero expulsó al buzo, y este se encontró en la superficie, sin huesos rotos, ni lesiones dignas de mención. "De repente volví a ver luz y noté como la ballena movía la cabeza de un lado a otro, de repente me encontré volando por el aire y aterricé en el agua. Me quedé ahí flotando. No podía creer lo que acababa de ocurrir", apunta.

"Estoy en la boca de una ballena y me está intentando tragar. Podía sentir que me desplazaba y los músculos presionando a mi alrededor"

Los compañeros de Packard, Josiah Mayo y Joe Francis, corroboran la historia del buzo y afirman que todo sucedió tal y como explicó el pescador de langostas. "Vi a Mike salir volando fuera del agua con las aletas por delante y volver a caer a la superficie", explicaba Francis a la cadena local de noticias WCVB-TV. "Entonces lo sacamos y estaba muy nervioso. He estado en la boca de una ballena", destacaba. Los pescadores llevaron a su amigo Packard al hospital, atendiéndolo y curándolo de sus heridas. El encuentro fue fortuito y un tanto extraño, pero los especialistas en cetáceos explican que el encuentro es extremadamente raro, pero plausible. Las ballenas jorobadas suelen atraer a través de redes de burbujas a los peces más pequeños y al krill, del que se alimentan, y una vez agrupados, cargan con su boca abierta para comer y engullir a la mayor cantidad de ellos. Es en este momento cuando se cree que el buzo acabó siendo tragado entero por el animal.

Por otra parte, Iain Kerr, director del centro de conservación Ocean Alliance ha explicado a otros medios que el esófago de las ballenas es demasiado pequeño como para que el pescador entrara entero en la boca, aunque no descarta que se quedara casi de cuerpo completo en su boca, de ahí la oscuridad que relató y que le sorprendió tanto. "Tiene mucha suerte de estar vivo. El tipo de fuerzas en juego dentro de la boca de un animal tan grande daban para haberle matado de 20 formas diferentes. Si la ballena se hubiera asustado y hubiera apretado la boca le podía haber roto la espalda o el cuello", afirmaba el experto, que como otros científicos, piensa que la ballena, una vez detectó que no era alimento, lo expulsó hacia fuera con su potente lengua. Otros médicos y biólogos no se creen la historia. Algunos de ellos incluso han atendido a Packard en el hospital, y no se explican sus lesiones. "Si efectivamente el buzo ascendió tan rápido a la superficie dentro de la boca de la ballena debería mostrar lesiones menores derivadas de la descompresión súbita", afirman en Gizmodo. Cuánto hay de verdad o mentira o incluso exageración es difícil de discernir o explicar.

ballena
buzo
viral
PUBLICIDAD

Más sobre Viral

Comentarios: 0
RANDOM
Flecha subir