Vandal

Konami: 'Al principio, la relación entre MercurySteam y Kojima Productions fue algo tensa'

En un determinado momento Konami les dijo que no podían seguir adelante con el desarrollo.
Konami: 'Al principio, la relación entre MercurySteam y Kojima Productions fue algo tensa'
·

A través del medio VG247 hemos podido saber que el productor de Castlevania: Lords of Shadow, Dave Cox, dijo en una entrevista (concedida a Eurogamer.net) que la relación entre el estudio de desarrollo español MercurySteam y Kojima Productions, fue "algo tensa". Konami encargó a Mercury Steam el desarrollo del juego bajo la supervisión de Kojima Productions, el estudio liderado por Hideo Kojima, creador de la saga Metal Gear.

Cox admitió que ambas empresas se encontraban colaborando el proyecto pero que el desarrollo corría a cargo del estudio español MercurySteam: "Había presión, la situación era algo tensa, pero no era tan mala como pensé que iba a ser en un principio" dijo.

"Pensamos, oh, vamos a tener que enviarle todo y él (Hideo Kojima) va a tener que dar su opinión sobre lo que hacemos. Pero (Kojima) lo tenía bien claro desde el principio, "este es vuestro bebé", nos dijo. "Tenéis que hacerlo funcionar. Yo solo os voy a ayudar. Os daré mi consejo, mi experiencia, os enseñaré si queréis, pero este es vuestro bebé". Algunas veces les pasábamos cosas y decían "bueno, prueba a hacer esto y aquello". Nueve de cada 10 veces intentábamos amoldarnos a lo que decían. Pero de vez en cuando no podíamos. Si eran razones técnicas se lo contábamos y lo entendían" comentó Cox.

"Tenerle a bordo era algo que nos ponía un poco de los nervios pero también fue como tener un amigo en el que apoyarse. Teníamos al equipo de Kojima para darnos su opinión y consejo. Decían "cuando trabajamos en Metal Gear Solid 4 lo hicimos de esta forma".

"Tuvimos muchos problemas con la sincronización de los labios y las animaciones faciales [...] la gente de Kojima viajó a España y nos dijeron "no podemos explicar esto por teléfono". Nos enseñaron cómo lo hacían y nos ayudaron a montarlo" explicó.

Cox contó que al final "fue genial. Yo conocía a Kojima de Metal Gear Solid. Cuando el juego estaba en desarrollo yo era el product manager. Viajé a Japón para conocerle y nos caímos bien porque compartíamos el mismo interés por el cine."

"Es un problema de confianza. Es sobre el respeto. Al principio había escepticismo, preocupación y desconfianza. Nos llevó mucho tiempo levantar este proyecto, más de un año de convencer a gente, haciendo presentaciones y mostrándoles el trabajo que estábamos haciendo."

El entrevistador preguntó a David Cox si en algún momento existió un peligro real de cancelar Castlevania: Lord of Shadows: "Oh sí, sí. Muchas, muchas veces. De hecho, hubo un par de momentos en los que se detuvo el desarrollo" dijo.

Por lo visto, en una de las reuniones que mantuvieron con Kojima Productions, MercurySteam presentó un nivel jugable a modo de prototipo (incluido en la versión final, hacia la mitad del juego) que cambió por completo la relación entre ambas empresas. "Kojima me estrechó la mano mientras me decía que quería ayudar" comentó Cox.

Curiosamente, antes de esta reunión Konami les había comunicado que no podían seguir adelante con el proyecto: "Les dije que ya habíamos preparado algo y les pregunté si sería posible enseñárselo. Les dije que no pasaba nada si no les convencía.

Enlaces Relacionados:

PUBLICIDAD

Más sobre Castlevania: Lords of Shadow

Los españoles de Mercury Steam colaboran con Konami y con Kojima Productions para reinventar Castlevania en tres dimensiones para PS3. El resultado es un juego largo y completo, que combina acción, plataformas y puzles, mientras acompañamos a Gabriel Belmont por mundos de fantasía hasta llegar al castillo de Castlevania y enfrentarnos al conde Drácula. Los niveles son rejugables, y a medida que avanzamos por el juego vamos mejorando las habilidades de nuestro héroe.

Otras noticias sobre:

hideo kojima. kojima productio

Síguenos

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir