Asistimos a la Feria del Recreativo 2005

La nueva edición del FER muestra interesantes novedades.
Asistimos a la Feria del Recreativo 2005
·

Ayer 28 de septiembre tuvimos la oportunidad de asistir a la nueva edición de la Feria Española de Recreativas. Celebrándose desde el día 28 al 30, es sin duda el punto de encuentro en España en lo referente al ocio recreativo. Con un espacio presente para el juego Arcade, esta feria ha contado con novedades interesantes, aunque se ha echado en falta la esperada placa Lindberg de Sega. En compensación, tanto MGA como Cavielsa (los principales distribuidores de recreativas en España) han traído algunas recreativas inéditas y que ofrecen una gran calidad.

Cavielsa este año nos ha traído las novedades de Gaelco, Taito y Namco. La primera compañía nos ofrece el clásico Ring Rider, que incluía algunos niveles nuevos, junto al nuevo Gaelco Championship Tuning Race. Con una orientación plenamente arcade, este último juego ofrece carreras nocturnas aprovechando el completo mueble que hace uso de una vibración acorde al movimiento bastante realista. Contaba con sistema de estadísticas bastante completo. Taito nos trajo Battle Gear 4, la única recreativa en la feria basada en la placa Taito Type X y que es un completo simulador automovilístico. Sin duda el juego de conducción más realista de la feria, solo delataba su origen arcade en la toma de curvas y la velocidad. El apartado técnico también estaba bien, y la física de los vehículos es especialmente memorable. Cuenta con coches de Honda, Mazda, Mistubishi, Nissan, Subaru y Toyota.

Pero sin duda la joya del "Stand" de Cavielsa era Mario Kart Arcade GP, uno de los lanzamientos de la placa Triforce más esperado. Compuesto de varias pistas situadas en circuitos temáticos (el circuito de Mario, la Jungla de Donkey Kong, la ciudad de Wario, el Castillo de Bowser, el circuito de Pac-Man y el clásico circuito del arcoíris), nos lleva a controlar diez personajes con una jugabilidad mucho más frenética que la de las entregas de consola. En un estilo de conducción que recuerda a al original de Super Nintendo, Mario Kart Arcade es extremadamente frenético y las pistas son circuitos menos interactivos pero a la vez más técnicos (hay que medir cada curva, el juego arrastra una cierta inercia que hay que controlar). Esto se une a un control más exigente y a una mayor velocidad.

Los personajes son los mismos que en las entregas clásicas, sólo que con el añadido de Pac-Man, Ms. Pac-Man y el fantasma Blinky. Cada uno de los circuitos incluye dos trazados en distintos lugares y que pueden ser recorridos de manera normal o a la inversa, al estilo Ridge Racer. A esto se unen los ítems, los cuales son más de 100 e incluyen novedades como la caja de música, un microbio aturdidor del Dr. Mario y los ya vistos hasta ahora. El jugador sólo podrá usar tres, que serán seleccionados en una especie de maquina tragaperras antes de empezar a circular. Por último, los jugadores podrán retratarse gracias a la cámara incluida en la recreativa y que integra la cara del jugador en una de las efigies clásicas de los personajes de Nintendo. Muy diferente a sus entregas domésticas, Mario Kart Arcade GP es de los mejores títulos que han usado la placa Triforce, y merece una futura conversión a GameCube.

Cambiando de distribuidor, en MGA sólo vimos dos novedades de renombre. La primera es OutRun 2 SP, otra vuelta de tuerca a la entrega original y que ofrece nuevos escenarios como glaciares o una curiosa zona de estilo indígena. Todos los modos del original están presentes en esta expansión de uno de los mejores juegos que ha realizado AM2-Sega. La otra gran novedad, y primer intento de traer este tipo de juegos a Europa, es World Cup Champion Football. Sin duda el juego merece un nombramiento especial, y es que se trata de la introducción del uso de cartas coleccionables en los arcades. Empleando un pequeño campo de fútbol y unos pocos botones nos convertimos en los entrenadores más realistas que se hayan visto en un campo de fútbol. En dicho campo podemos colocar once de nuestras cartas para confeccionar la alineación, y colocarnos como nos dé la gana.

La máquina identifica qué carta estamos poniendo y el lugar exacto del campo donde la situamos, de tal manera que durante los encuentros somos capaces de ir recolocando tácticamente a nuestros futbolistas según veamos que transcurre el partido. Aunque parezca un tanto simplón, la realidad es que el juego es tremendamente divertido y adictivo. Son 256 las cartas de jugadores que sacarán (para poder jugar tenemos que comprar un mazo de inicio, con 11 jugadores de diferentes demarcaciones para poder establecer nuestra primera alineación) y la diversión que pueden ofrecer es bárbara. Además, después de cada partida, la máquina nos obsequia con un sobre de una carta nueva, para completar la colección. Junto al mazo de inicio (starter pack) nos viene además una carta de club, para introducirla en la máquina a jugar y cargar nuestros datos.

En cuanto a los partidos, también tienen su propio sistema. El juego es automático, es como un manager, pero con cuatro botones direccionales podemos indicar hacia donde queremos que dirijan el juego. A la derecha, izquierda, todos al ataque, o a defender. Además el botón de tiro corre de nuestra parte, por lo que cuando veamos que los jugadores se sitúan en posición de disparo somos los responsables de ejecutar la jugada y, si el chut es bueno, anotar. Durante la partida también podemos, además de ir recolocando a los jugadores en directo, hacer cambios (cambiando las cartas). Podremos registrar hasta 16 jugadores por partida, que se identifican únicamente colocando la carta sobre el campo o sobre el banquillo.

Esperemos que la máquina tenga éxito, ya que la idea es fantástica y muy pero que muy prometedora, ya que combina las cartas coleccionables (a cargo de Panini), con el manager del deporte rey de nuestro país. Fuera de los grandes distribuidores de recreativas, los clásicos bidimensionales cobraban fuerza unidos en recreativas que los tenían disponibles mediante emulación, y también hubo juegos musicales como la entrega anual de Dance Dance Revolution y un curioso juego para niños del conocido Taiko de Namco.

Aún con grandes ausencias, FER se ha consolidado como una cita ineludible para todos aquellos aficionados a los videojuegos Arcade. Esperamos que la edición del año que viene tenga todavía más novedades.

Imagen 1
Imagen 2
Imagen 3
Imagen 4
Imagen 5

Síguenos

Flecha subir