Casi la mitad de los desarrolladores han visto sus juegos afectados por el COVID-19

Un 44% de los participantes en la encuesta anual de Game Developers Conference sostienen que sus proyectos han tenido que retrasarse a causa de la pandemia del coronavirus.
·

La pandemia del coronavirus ha quedado reflejada en los resultados de la encuesta anual de Game Developers Conference. El sector del videojuego no ha quedado al margen de los efectos de esta epidemia: durante estos pasados meses, hemos asistido a cómo títulos tan esperados como Halo Infinite o Far Cry 6 tenían que olvidarse de sus ventanas de lanzamiento previstas para retrasar su debut. Las restricciones, el teletrabajo y el contexto general derivado de esta situación impedía que los desarrolladores pudieran seguir trabajando con normalidad: muchos de ellos incluso compartían sus improvisadas oficinas en casa. De esta manera, el 44% de los encuestados señaló que su juego se había retrasado debido al COVID-19.

COVID-19, la GDC y los retrasos en los videojuegos

El coronavirus también ha estado presente dentro de los estudios de desarrollo, provocando que casi la mitad de los encuestados por la GDC hayan señalado que la pandemia ha provocado retrasos en los lanzamientos de sus videojuegos. Incluso Final Fantasy XIV, caracterizado por ser bastante puntual a la hora de brindar nuevo contenido, tuvo que anunciar un aplazamiento para el lanzamiento de sus actualizaciones. Entre los motivos señalados, los desarrolladores sostienen que las complicaciones de lidiar con los niños y la conciliación entre la vida laboral y personal han jugado un papel importante en el asunto, mientras trabajaban desde casa.

Otros desarrolladores sostienen que trabajar de forma remota ha dificultado la colaboración entre las distintas partes. "El COVID-19 básicamente interrumpió nuestras comunicaciones y ritmo de trabajo", sostiene uno de los participantes. Los desafíos técnicos de trabajar desde casa también se enumeraban en la encuesta: "Es difícil adaptar las pruebas de desarrollo y el desarrollo en casa, cuando necesitan una buena conexión a Internet y kits de desarrollo que sólo funcionan a través de VPN, debido a que los socios de origen no tienen en cuenta formas fáciles de facilitar el trabajo desde casa", escribió uno de los encuestados.

John Romero trabajando desde casa durante la pandemia del coronavirus

"El COVID-19 básicamente interrumpió nuestras comunicaciones y ritmo de trabajo"

A pesar de los numerosos retrasos, el 66% de los desarrolladores sostiene que su productividad ha mejorado o bien se ha mantenido igual; frente al 32% que afirma que su ritmo de trabajo ha disminuido "algo o mucho". Si bien algunos trabajadores han valorado la soledad o el ahorro de tiempo por no tener que desplazarse a ningún lugar; otros se quejan de la "fatiga" de las reuniones virtuales (que daba pie al término Zoom fatigue), y de no tener un entorno de trabajo propicio en casa. De hecho, algunos desarrolladores afirman que se sintieron como "en el día de la marmota", debido a la monotonía de esta rutina.

Cristina M. Pérez
Colaboradora

Enlaces Relacionados:

Imágenes:

Otras noticias sobre:

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir