El cofundador de Devolver compara los juegos con las drogas: "no explotemos a los adictos"

Mike Wilson, cofundador de la editora que publicó Hotline Miami, The Red Strings Club y Weedcraft, dice que los editores y los creadores tienen la responsabilidad de no aprovecharse de los jugadores.
·
Actualizado: 3:53 1/10/2020

Los medios de comunicación y la sociedad en general lleva hablando sobre si los videojuegos causan adicción durante años; es un debate que ha causado sarpullidos y que, por norma general, ha dejado de lado, precisamente, la opinión de los jugadores. Sin embargo, la discusión ha cambiado de objetivo y de interlocutores en los últimos años. Los juegos para móvil y los juegos como servicio han introducido mecanismos que se han demostrado adictivos, todo ello con un objetivo claro: conseguir el tiempo del jugador, y con suerte, también su cartera.

Mike Wilson, cofundador de Devolver Digital, ha hablado a título personal sobre esta problemática en la conferencia Reboot Developer Red en una charla recogida por GamesIndustry. El directivo de la compañía que ha publicado títulos como Hotline Miami, Weedcraft Inc. y The Red Strings Club ha comparado los videojuegos con las drogas para argumentar que tanto editoras como desarrolladores tienen una responsabilidad con los jugadores.

"Estamos alimentando el país, estamos alimentando el mundo, y elegimos qué ponemos en nuestras creaciones; que en ocasiones son el resultado de lo que nos ha alimentado [...]. Somos las compañías farmacéuticas", comenzaba argumentando Wilson - de nuevo, a título personal, pues ha publicado un tuit desvinculando a Devolver de todo este asunto.

"No les ofrezcamos metanfetamina. No explotemos adictos"

"Somos donde la gente se entrega en sus momentos más vulnerables; cuando están en sus momentos más bajos, o cuando se sienten como un pedazo de mierda, o la vida no está funcionando como debería, porque vivimos en esta sociedad de ganadores y perdedores que está basada en todo tipo de cosas que son imposibles de alcanzar ahora para la gente más joven".

Siguiendo el paralelismo con las drogas, Wilson aboga por ofrecer drogas psicodélicas y no sustancias adictivas: "Si piensas que esto son drogas — y por cierto, no estoy contra las drogas de ningún modo —, pero si vamos a ser camellos, vamos a ofrecer a la gente psicodélicos [...] Vamos a ofrecer algo que les ayude a expandirse y crecer. No les ofrezcamos cocaína. No les ofrezcamos metanfetamina. No explotemos literalmente adictos".

Wilson pide responsabilidad a la industria

Wilson afirma que los traficantes y las farmacéuticas nunca usarían términos como "adquisición de usuarios" y "monetización", y pide a las compañías que sean más cuidadosas en cómo venden su producto y qué venden: "¿Vamos a poner nuestras cosas en orden, como industria, y ser deliberados sobre con qué estamos alimentando a nuestros amigos, a nosotros mismos, al público general, a la gente joven en su estado más vulnerable?"

Se pregunta quiénes van a hacerlo si no son los editores y los desarrolladores: "¿Vamos a dejarlo [en manos] de los jefes de los casinos? ¿Vamos a dejarlo a la gente que habla sobre adquisición de usuarios y monetización? ¿Vamos a intentar competir en ese juego?"

A partir del 1 de enero de 2020, la Organización Mundial de la Salud ratificará la adicción a los videojuegos como enfermedad mental, dentro del mismo apartado de la adicción por juegos de azar. Organismos reguladores de las apuestas ven en los mecanismos de micropagos en videojuegos, como las cajas de botín, algo que debería controlarse estatalmente.

Fran G. Matas
Colaborador
Imagen 1

Juegos Relacionados:

Otras noticias sobre:

Síguenos

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir