Vandal

Death Stranding llega en respuesta a Trump y al Brexit, según Kojima

'La era actual se basa en el individualismo', expresó el director del juego, Hideo Kojima, explicando el significado que subyace a su nuevo juego; disponible este viernes.
·
Actualizado: 23:55 4/11/2019

Death Stranding llega en un momento en el que el mundo se enfrenta a la construcción de muros ordenados por presidentes de los Estados Unidos, al tiempo que los nacionalismos en su forma más radical invaden la agenda política. El director del juego, Hideo Kojima, habla sin pelos y señales: Death Stranding es su respuesta a Donald Trump o al Brexit, al tiempo que pone sobre la mesa el fenómeno individualista que atraviesa la sociedad.

Death Stranding, ciencia ficción al servicio de la realidad

Ya lo ha explicado el propio Kojima en otras ocasiones: la temática de Death Stranding se basa en las conexiones, en establecer "hilos" o "strands" entre los seres humanos que habitan este mundo futurista. En una entrevista concedida a BBC Radio 1 Newsbeat, Kojima ha querido profundizar en esta cuestión estableciendo sus propias conexiones entre el juego y el contexto en el que se encuentra el ser humano hoy en día.

"La era actual se basa en el individualismo", comienza diciendo Kojima. "Podemos estar conectados a través de Internet más que nunca, pero lo que sucede es que las personas se atacan más entre ellas precisamente porque estamos muy conectados". A continuación, agrega: "El presidente Trump, en este momento, está construyendo un muro. Luego, tenemos el Brexit, con el que Reino Unido está tratando de abandonar la UE; parece que hay muchos muros y personas que sólo piensan en sí mismos".

Aunque Internet nos sirve de vínculo, eso provoca que las personas 'se ataquen' más entre ellas

El protagonista del juego, Sam Porter Bridges - representado por Norman Reedus (The Walking Dead) -, tiene la misión de conectar una sociedad dividida. Nuestro objetivo como jugadores es conseguir establecer conexiones en este mundo, quedando ahí patente la importancia que quiere resaltar Kojima: que los seres humanos no permanezcan separados entre sí.

"En Death Stranding estamos usando puentes para representar la conexión: hay opciones para usarlos o romperlos. Se trata de hacer que las personas piensen en el significado de la conexión", continúa Kojima. "Cuando estamos conectados entre nosotros tenemos una responsabilidad mutua. Pero las redes sociales no parecen tener esa responsabilidad".

"Cuando estamos conectados entre nosotros tenemos una responsabilidad mutua"

Lejos de ser un ataque dirigido a Estados Unidos o a Reino Unido, Kojima más bien quiere hacer hincapié en que el objetivo del juego es "universal", y que consiste en unir a las personas sin tener en mente ningún país en concreto. "Cuidarnos mutuamente es lo que hace que las personas se sientan bien. Siempre hemos sido así en el pasado. Quiero que la gente recuerde eso y lo sienta en mi juego".

Con el fin de propiciar esos cuidados y esa responsabilidad, Kojima señala que ha evitado poner a disposición de los jugadores herramientas que les permitan interactuar entre sí de manera negativa. "Interactúas con otros jugadores con pulgares hacia arriba o con Me Gusta, no hay forma de interactuar negativamente", explica. Esto tendrá una gran utilidad en el juego: aquellos objetos que reciban más "likes", serán los que permanecerán a disposición de los usuarios en el modo multijugador.

Una propuesta que al principio no convenció

Si bien el tema de Death Stranding puede resultar atractivo sobre todo para aquellos jugadores muy concienciados con la realidad política y social, en un primer momento la propuesta de Kojima no fue recibida cálidamente. "Cuando presenté el juego por primera vez al equipo, hubo algunos comentarios negativos", señala.

"Sucedió lo mismo cuando intenté crear el género de sigilo a principios de la década de los 90", continúa el creador de Metal Gear Solid. Sin embargo, cuando el equipo acordó probar y construir los aspectos online de Death Stranding, y comenzaron a interactuar con él, Kojima afirma que "comenzaron a entender de qué trataba el juego".

"Cuando presenté el juego por primera vez al equipo, hubo algunos comentarios negativos"

De esta forma, Kojima espera que Death Stranding tenga una aplicación real para los jugadores en su día a día: "Quiero crear una experiencia en el juego que la gente pueda usar en el mundo real, como por ejemplo pensar en cómo estamos conectados".

Death Stranding debutará este viernes 8 de noviembre en PS4; el próximo mes de junio el juego también llegará a PC. "Hideo Kojima desata toda su creatividad con uno de los juegos más originales y sorprendentes de los últimos años, un épico viaje para reconectar a la humanidad que no va a dejar indiferente a nadie", escribimos en nuestro análisis.

Cristina M. Pérez
Colaboradora

Enlaces Relacionados:

PUBLICIDAD
Imagen 1

Más sobre Death Stranding

Death Stranding es un título de acción, aventura y exploración en mundo abierto de ambientación postapocalíptica. Se trata del nuevo videojuego de Hideo Kojima, padre de Metal Gear y Snatcher, una enigmática obra que se define como el primer juego de su género, ya que incluye una serie de mecánicas, detalles y aspectos que lo alejan de otros videojuegos similares.

Síguenos

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir