Osomatsu-Kun: Uno de los peores juegos de Mega Drive y pionero del downgrade

Repasamos uno de los primeros fracasos de Sega con su consola de 16 bits.
·

Si os dijésemos que penséis en los peores juegos de la historia, probablemente saldrían nombres tan famosos como Superman 64, Bubsy 3D o E.T., pero si la respuesta dependiese de un japonés, seguro que mencionaría Osomatsu-kun: Hachamecha Gekijo, un título de Mega Drive basado en el veterano manga de Fujio Akatsuka que se lanzó a finales de 1988.

El downgrade

La historia del juego nos contaba cómo los grandes rivales de Osomatsu-kun, Iyami y Chibita, secuestraban a sus cinco hermanos y los escondían en diferentes mundos paralelos al nuestro, como uno ambientado en la prehistoria y repleto de dinosaurios.

De entrada, el título no cumplió con lo prometido por la propia Sega, la desarrolladora del mismo, ya que se prometió que sería tan potente que para su estreno haría gala de un cartucho de 4MB, cuando el producto final llegó en uno de 2MB y con unos gráficos mucho peores de lo que se había mostrado meses antes en las revistas de la época, teniendo aquí el que sea probablemente uno de los primeros casos de "downgrade" de la historia.

Un fallido diseño de niveles

Osomatsu-Kun: Uno de los peores juegos de Mega Drive y pionero del downgrade Imagen 2

Sin embargo, su potencia no nos importaría demasiado si la jugabilidad al menos estuviese a la altura, pero no lo estuvo, empezando con unos controles terribles y que eran de todo menos precisos. Por si esto no fuese suficiente en un título de plataformas 2D, solo contaba con tres niveles que podían ser completados tranquilamente en menos de diez minutos si ya no sabíamos la ruta a seguir de antemano.

Con una duración tan aparentemente corta, la desarrolladora tuvo la "brillante" idea de diseñar unos niveles a modo de laberinto, pero sin ningún tipo de lógica que nos ayudase a encontrar el camino. A veces para seguir teníamos que tirarnos por un agujero, otras tocar una nube del decorado, etcétera, y si no íbamos por dónde tocaba, nos mandaban directamente al comienzo del nivel, convirtiendo nuestro avance en una auténtica pesadilla de puro ensayo y error sin ningún tipo de desafío medianamente interesante que nos invitase a seguir jugando.

Osomatsu-Kun: Uno de los peores juegos de Mega Drive y pionero del downgrade Imagen 3

A todo esto tenemos que sumarle una enorme cantidad de bugs graves que provocaban multitud de cuelgues, obligándonos a reiniciar la consola constantemente y a cruzar los dedos para que en nuestro próximo intento de llegar al final el programa se apiadase de nosotros y decidiera no bloquearse.

El juego se hizo muy famoso en Japón, ya que iba a tratarse de uno de los primeros grandes exclusivos de Sega para su nueva consola de 16 bits, lanzándose además en plena campaña navideña como su título estrella, por lo que estuvo en boca de todos los nipones durante bastante tiempo, y no con palabras amables precisamente.

Las anécdotas

Como anécdota curiosa, Fujio Akatsuka no ha escondido nunca su desprecio por los videojuegos y años más tarde del lanzamiento del título se confirmó que llegó a lanzar un cenicero a la cabeza de uno de los desarrolladores, aunque los motivos por los que hizo esto nunca han trascendido.

Osomatsu-Kun: Uno de los peores juegos de Mega Drive y pionero del downgrade Imagen 4

Más interesante nos parecen las explicaciones de Sega sobre los motivos por los que el juego salió con una calidad tan baja. Al parecer, casi todo fue producto de una crisis mundial en la fabricación de memorias, lo que hizo que escasearan durante meses y la empresa se viese obligada a reducir el cartucho de 4MB que tenían pensado a uno de tan solo 2MB, lo que afectó gravemente a su desarrollo.

Entre los principales recortes, destacan que en un principio iba a tener muchísimos más niveles, los cuales tuvieron que ser eliminados en última instancia.

Por suerte para la compañía, este fracaso nunca llegó a tener repercusiones negativas para la compañía, aunque Hideki Sato, el diseñador de Mega Drive, siempre recordará este estreno y otros muchos de la primera hornada de la consola, con mucha frustración, ya que no alcanzaron el nivel de calidad que esperaba.

Osomatsu-Kun: Uno de los peores juegos de Mega Drive y pionero del downgrade Imagen 5

De hecho, hubo un tiempo en el que pensó que había diseñado mal la arquitectura de la máquina, hasta que pudo ver Thunder Force II, un juego de un estudio externo que sí demostró de lo que era capaz.

Lo que no se puede negar es que Osomatsu-kun se ha hecho recientemente popular al inspirar a los llamados "Kusoges", un subgénero que se podría traducir, de forma literal, como "juegos de mierda", títulos que son tan malos que pueden darnos una buena cantidad de risas no intencionadas ante su pobre calidad.

Carlos Leiva
Colaborador
Imagen 1
Imagen 2
Imagen 3
Imagen 4
Imagen 5

Otras noticias sobre:

osomatsu-kun

Síguenos

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir