Un estudio vincula la conducción agresiva en videojuegos con comportamientos de riesgo al volante

Algunos aspectos de su metodología ya han sido criticados.
Un estudio vincula la conducción agresiva en videojuegos con comportamientos de riesgo al volante
·
Actualizado: 3:48 10/9/2020

El uso de juegos de carreras de forma intensa podría inducir actitudes más arriesgadas al volante en la realidad, según indica un nuevo estudio publicado por Injury Prevention. El estudio se ha realizado en China.

El estudio señala que la gente con predisposición a tomar riesgos (aquellos con una personalidad más aventurera) eran más propensos a asumir riesgos en la conducción si jugaban de forma intensa con títulos de carreras.

La investigación se ha llevado a cabo con un grupo de 40 estudiantes universitarios, en su mayoría hombres. Fueron clasificados según los resultados de un test de personalidad y luego se les dividió en dos grupos formados aleatoriamente.

Uno de los grupos jugó con un título de carreras en circuito cerrado en la modalidad contrarreloj durante una sesión aproximada de 20 minutos. El otro grupo jugó con el juego de cartas solitario en el ordenador, que se consideró un título neutral.

Prueba de toma de riesgos estandarizada

Los dos grupos tuvieron un descanso de 5 minutos tras su sesión de juego y luego se enfrentaron a la prueba de toma de riesgos de Viena, conocida como Vienna Test System (VTS). Se trata de un modelo de test estandarizado que se emplea en estudios psicológicos con cuatro variables reconocidas.

Se presentó a los dos grupos 24 situaciones de tráfico consideradas peligrosas generadas desde la perspectiva del conductor, incluyendo dirigirse hacia un cruce de trenes a nivel que ya ha empezado a bajar. La predisposición a tomar riesgos se mide por cuánto tiempo se tarda en pulsar el botón de "stop".

Los estudiantes que habían jugado con el título de conducción esperaron una media de 12 segundos, mientras que el grupo de control que jugó al solitario tuvo una media de 10 segundos. El estudio señala que la experiencia previa con videojuegos no tuvo influencia en los resultados.

Los factores que parecen potenciar la disposición a tomar riesgos, siempre según el estudio, son la predisposición previa por la personalidad de cada usuario y su uso de videojuegos. Rasgos como la situación emocional y la extraversión no mostraron tener influencia en la conducta.

En una segunda fase del estudio, los investigadores compararon los efectos de un juego de conducción, aunque calmada, con un juego de conducción más agresivo. Cuanto más agresiva era la sesión de juego, más riesgos estaban dispuestos a asumir los usuarios en el test de Vienna. También se incrementaba la conductancia de la piel, uno de los parámetros que se emplean para medir la excitación fisiológica.

Primeras críticas al estudio

Teresa Senserrick, profesora en la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Australia, señala en declaraciones concedidas a Reuters que los resultados arrojados no le parecen "evidencia clara de una vinculación entre jugar con videojuegos y tomar riesgos cuando se conduce de verdad".

Entre los factores señalados está el hecho de que la prueba se realiza jugando con un videojuego y la prueba del test de Vienna es, en esencia, otro videojuego. Eso hace que no esté claro de verdad cómo se trasladaría esa conducta a un comportamiento a manos de un vehículo real.

"Mi mayor problema con el estudio es que no se ofrece información sobre la conducción real de los participantes: ni siquiera si tenían permiso de conducir y, en tal caso, cuánto tiempo llevaban conduciendo o cuánto suelen conducir", añade Senserrick, quien recuerda que los factores de riesgo principales son la juventud, la falta de experiencia y ser hombre, pues estos muestran mayor índice de accidentes que las mujeres.

Enlaces Relacionados:

Otras noticias sobre:

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir