X
  1. Vandal Random
  2. Noticias
  3. Facebook: Estos son los 8 datos horribles de la compañía de Mark Zuckerberg

Facebook: Estos son los 8 datos horribles de la compañía de Mark Zuckerberg

Frances Haugen, exempleada de Facebook, ha explicado cómo la plataforma se encarga de envenenar la sociedad en una extensa entrevista. Desde no luchar contra la desinformación hasta dañar a los niños.
19:05 4 de Octubre de 2021

Ya sabíamos que había algo que apestaba cada vez que echamos un ojo a Facebook, pero lo cierto es que no nos hacemos una idea de hasta qué punto es una plataforma tóxica. Gracias a Frances Haugen, que trabajaba como Gerente de Producto en el Equipo de Integridad Civil de Facebook, hemos podido hacernos una mejor imagen mental del horror que se esconde tras sus "muros". Recientemente fuimos testigos de cómo Facebook haría ignorado un estudio sobre la toxicidad de Instagram entre los más jóvenes pero hay más. Mucho más.

Frances Haugen destapa a Facebook

Lo que es bueno para Facebook, es muy probable que no sea bueno para la sociedad. Desde Gizmodo se han hecho eco de la historia de Frances Haugen, que recientemente ha pisado el plató de 60 Minutos para exponer abiertamente algunas de las cuestiones más escabrosas que se esconden tras la red social de Mark Zuckerberg. "Lo que quiero que la gente sepa es que Facebook es mucho más peligroso de lo que la gente cree, y cada vez es peor", declara Haugen, que además de filtrar decenas de documentos de Facebook se ha comprometido incluso a testificar en el Congreso.

¿Queréis saber cómo intoxica nuestra sociedad? Atentos.

Facebok y su algoritmo del enfado: La red social muestra a los usuarios contenidos que despiertan su enfado de manera intencionada

De nuestro enfado y frustración con el mundo nacen los ingresos de Facebook: "Sus algoritmos internos muestran contenido que inspire odio, división y polarización porque es más fácil provocar ira en la gente que inspirar otras emociones. Facebook se ha dado cuenta de que si cambia el algoritmo para que sea más seguro la gente pasará menos tiempo en la página, hará clic en menos anuncios y por tanto generará menos ingresos", sostiene Haugen.

Haugen apuesta por Pinterest y Google

Facebook no representa a todas las redes sociales. Haugen también ha trabajado en Pinterest y Google, y señala que no hay ni comparación con Facebook. "He visto ya muchas redes sociales y lo que he visto en Facebook es sustancialmente peor que todo lo que he visto antes".

Facebook apoya la desinformación política

Lo cierto es que esto no es de sorprender de una plataforma que se beneficia de nuestro enfado. La propia Haugen trabajaba en el departamento que se dedicaba a luchar contra los bulos y las fake news, pero Facebook terminó disolviendo esta división en diciembre de 2020, tras las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Haugen dejó la empresa en abril de 2021.

"Nos dijeron que iban a disolver Integridad Civil y fue como: ¡oh! ya hemos pasado las elecciones y no ha pasado nada. Podemos prescindir de ese equipo. Poco después tuvo lugar la insurrección del Capitolio", recuerda Haugen.

Propaganda negativa de partidos políticos europeos

Volvemos a lo mismo: lo negativo vende. Fuerzas políticas europeas han empezado a realizar anuncios negativos porque es la forma que tienen de conseguir mayores interacciones en Facebook. Y la plataforma, por supuesto, lo permite. "Básicamente saben que hacer ese tipo de anuncios es malo para la sociedad, pero si no adoptan posiciones negativas no logran nada en redes sociales", explica.

Facebook y su inacción contra las noticias falsas

Del enorme volumen de información que se coloca en Facebook, la firma de Zuckerberg sólo consigue identificar como falso entre el 3-5% del contenido de odio; y apenas un 1% del que incita a la violencia. A pesar de estas cifras, desde la firma consideran que lo están haciendo bien.

Instagram es particularmente tóxico entre los jóvenes

Según documentos filtrados por Haugen, la compañía sabe que el 13,5% de las niñas que utilizan Instagram afirman que sus ideas sobre el suicidio se ven enfatizadas por la red social de Facebook. El 17% , por su parte, sostiene que empeora sus desórdenes alimenticios. "Lo trágico de los propios estudios de Facebook es que prueban que cuando las mujeres jóvenes consumen contenidos que empeoran sus desórdenes alimenticios se deprimen, y esta depresión las lleva a consumir más y más contenidos de ese tipo. Eso las mete en un bucle en el que odian su cuerpo cada vez más", explica Haugen. Desde Facebook, por supuesto, han negado todo.

El problema no son los empleados, es el ambiente tóxico

"No hay mala gente trabajando en Facebook", sostiene Haugen. "Lo que hay son incentivos perversos. Facebook hace más dinero cuando consumes más contenido, y cuanto más los expones a la ira, más tiempo interactúan y más contenido consumen".

Sin embargo, Lena Pietsch, directora de comunicación sobre nuevas políticas, tiene una idea muy distinta: "Proteger a nuestra comunidad es más importante que maximizar nuestros beneficios. Decir que hacemos caso omiso a las respuestas de nuestros usuarios es ignorar inversiones como las 40.000 personas que trabajan en seguridad y en las que hemos invertido 13.000 millones de euros desde 2016".

Más contenido de odio si eres de fuera de Estados Unidos

La situación se recrudece fuera de Estados Unidos. ¿El motivo? Facebook no se toma la molestia de preparar algoritmos dedicados a otros idiomas que combatan la desinformación. "Lo que Facebook está haciendo en otros países es horrible. En otras partes del mundo la desinformación está llevando directamente a que haya gente que muera".

Por poner un ejemplo: Haugen ha señalado que el departamento que se ocupa de combatir la prostitución y la esclavitud sexual en la red social sólo cuenta con unos cuantos investigadores. "Me gustaría saber por qué no se contratan más, pero Facebook actúa como si fuera imposible ampliar estos equipos".

  • Fuente.
  • Colaboradora
    facebook
    mark zuckerberg
    redes sociales
    tecnología
    Comentarios: 3