Vandal

Esas DESAGRADABLES EXPERIENCIAS que solo le recomendarías a tu (inserte persona que odias aquí)

Castiel39
Lugar: · 6003 mensajes · Colección
PlayStation NetworkEnviar mensajeAgregar amigoVer relación
#1  Enviado: 22:33 05/10/2015  Editado: 07:29 06/10/2015 (2 veces)

Tras la sugerencia de Geb en el post de las drogas de Von se me ha ocurrido abrir este hilo que tratará sobre lo que se especifica en el título. Pueden ser de cualquier tipo, sexuales, de drogas... lo que sea pero tratad de que las hayáis vivido en vuestras carnes.
En mi caso, el año pasado a finales de verano estaba pasando por una mala racha, la cual no viene al caso para no extenderme más de lo necesario. Una noche la cual me encontraba bastante nervioso preveía que iba a pasar otra noche más sin apenas pegar ojo y decidí tratar de cambiar esto, lo único que quería era dormir para así ver si se me aclaraba un poco la cabeza.
Fue entonces cuando caí en la cuenta de que todavía me quedaban 6 pastillas de sertralina de 1g creo recordar (un antidepresivo, también conocido como aremis) la cual ya había dejado hace unos meses. Tras terminar de ver mi dosis diaria de House (serie a la que estaba enganchado por aquel entonces) me tragué las 6 de golpe con un buen vaso de agua. Acto seguido me fui a dormir, serían más o menos las once de la noche. 4 horas después desperté, y si bien parecía encontrarme más o menos bien empezaba a notar sensación de fiebre. Eso y unas infrenables ganas de ir a mear.
Era acabar de orinar y en ocasiones en cuestión de 5 minutos o menos volvía a tener ganas. Y así pasaron las horas, yo una vez más sin poder dormir y multiplicando mis viajes al cuarto de baño, pero por lo demás continuaba encontrándome bien y finalmente poco después de las 7 de la mañana conseguí quedarme dormido.
Sin embargo 2 horas después desperté y ahí es cuando empezó lo peor. Desperté de golpe, asustado, la voz y todo el cuerpo me temblaba... y seguía teniendo ganas de orinar. Al salir, durante unos segundo perdí completamente la vista y el equilibrio, tropezándome con todo y con más miedo del que he pasado en mi vida. De alguna manera conseguí volver a mi cuarto, donde empezé a tener arcadas, pero por desgracia no llegué a vomitar.
Cuando ya me preparaban para llevarme a urgencias de repente se acabaron las ganas de vomitar y empecé a sudar como si hubiera visto mi peor pesadilla cumplida, aunque al mismo tiempo tenía unas irremediables ganas de comer. Parecía un pozo sin fondo, me comí dos bocadillos enteros y seguía teniendo hambre. El resto del día y todo el siguiente me lo pasé aterrado dado que tan pronto me ardía el corazón, en ocasiones se me aceleraba como si estuviera follando y en otras parecía que se me iba a parar, por no mencionar los temblores y el hecho de que yendo por la calle la gente me miraba como si fuera un jodido Yonki, aunque con razón, hasta a mí me daba miedo mirarme al espejo y ver como mis ojos no albergaban si no dos agujeros negros, como si no hubiera vida alguna en ellos. No fue hasta aquel glorioso lunes donde por fin ya parecía que los efectos habían acabado cuando por fin pude relajarme y todo quedó como un mal sueño de más de 48 horas.
Cabe mencionar que decidí tomarme tantas pastillas porque por lo general, en mis tiempos de tomarlas diariamente ni dos de ellas apenas me hacían efecto. No he vuelto a tomar nada por el estilo desde entonces, les tengo un miedo terrible ya no solo por aquella experiencia, sino por miedo a caer en la adicción.
Acabo de contar algo personal que muy pocas personas en mi vida saben, de modo que no os cortéis, después de todo nos protege el anonimato de internet.
I am Commander Shepard and this is my favourite signature in the Citadel
JAVOMAN
The Truth is Out There
Lugar: Silent Hill · 4403 mensajes · Colección
PlayStation NetworkBlogEnviar mensajeAgregar amigoVer relación
#2  Enviado: 22:36 05/10/2015

En respuesta a Castiel39 (réplica 1).
Tras la sugerencia de Geb en el post de las drogas de Von se me ha ocurrido abrir este hilo que tratará sobre lo que se especifica en el título. Pueden ser de cualquier tipo, sexuales, de drogas... lo que sea pero tratad de que las hayáis vivido en vuestras carnes.
En mi caso, el año pasado a finales de verano estaba pasando por una mala racha, la cual no viene al caso para no extenderme más de lo necesario. Una noche la cual me encontraba bastante nervioso preveía que iba a pasar otra noche más sin apenas pegar ojo y decidí tratar de cambiar esto, lo único que quería era dormir para así ver si se me aclaraba un poco la cabeza.
Fue entonces cuando caí en la cuenta de que todavía me quedaban 6 pastillas de sertralina de 1g creo recordar (un antidepresivo, también conocido como aremis) la cual ya había dejado hace unos meses. Tras terminar de ver mi dosis diaria de House (serie a la que estaba enganchado por aquel entonces) me tragué las 6 de golpe con un buen vaso de agua. Acto seguido me fui a dormir, serían más o menos las once de la noche. 4 horas después desperté, y si bien parecía encontrarme más o menos bien empezaba a notar sensación de fiebre. Eso y unas infrenables ganas de ir a mear.
Era acabar de orinar y en ocasiones en cuestión de 5 minutos o menos volvía a tener ganas. Y así pasaron las horas, yo una vez más sin poder dormir y multiplicando mis viajes al cuarto de baño, pero por lo demás continuaba encontrándome bien y finalmente poco después de las 7 de la mañana conseguí quedarme dormido.
Sin embargo 2 horas después desperté y ahí es cuando empezó lo peor. Desperté de golpe, asustado, la voz y todo el cuerpo me temblaba... y seguía teniendo ganas de orinar. Al salir, durante unos segundo perdí completamente la vista y el equilibrio, tropezándome con todo y con más miedo del que he pasado en mi vida. De alguna manera conseguí volver a mi cuarto, donde empezé a tener arcadas, pero por desgracia no llegué a vomitar.
Cuando ya me preparaban para llevarme a urgencias de repente se acabaron las ganas de vomitar y empecé a sudar como si hubiera visto mi peor pesadilla cumplida, aunque al mismo tiempo tenía unas irremediables ganas de comer. Parecía un pozo sin fondo, me comí dos bocadillos enteros y seguía teniendo hambre. El resto del día y todo el siguiente me lo pasé aterrado dado que tan pronto me ardía el corazón, en ocasiones se me aceleraba como si estuviera follando y en otras parecía que se me iba a parar, por no mencionar los temblores y el hecho de que yendo por la calle la gente me miraba como si fuera un jodido Yonki, aunque con razón, hasta a mí me daba miedo mirarme al espejo y ver como mis ojos no albergaban si no dos agujeros negros, como si no hubiera vida alguna en ellos. No fue hasta aquel glorioso lunes donde por fin ya parecía que los efectos habían acabado cuando por fin pude relajarme y todo quedó como un mal sueño de más de 48 horas.
Cabe mencionar que decidí tomarme tantas pastillas porque por lo general, en mis tiempos de tomarlas diariamente ni dos de ellas apenas me hacían efecto. No he vuelto a tomar nada por el estilo desde entonces, les tengo un miedo terrible ya no solo por aquella experiencia, sino por miedo a caer en la adicción.
Acabo de contar algo personal que muy pocas personas en mi vida saben, de modo que no os cortéis, después de todo nos protege el anonimato de internet.
"Cosas extraordinarias, solo le pasan a personas extraordinarias y mas si eres un Sonyer"
Usuario 214116
#3  Enviado: 22:42 05/10/2015  Editado: 22:44 05/10/2015 (1 vez)

He tenido malas experiencias en mi vida en general y con las drogas en particular. Algunas de las cuales han estado al borde de dejaros definitivamente sin mis historias. ¿que pena, no?
En cualquier caso he aprendido mucho de todas ellas, tocar el fondo y salir a flote siempre es una experiencia vital que a la larga te reconforta y te hace alguien mejor. Por mal que se pasa durante el tránsito.

Por lo demás, nunca he deseado mal alguno a nadie, soy incapaz de tal cosa. Creo que el odio y la venganza son para gente que no está en paz consigo misma. No encuentro satisfacción en hacerle mal a alguien, y si mucho desagrado. Por lo menos a día de hoy.
Castiel39
Lugar: · 6003 mensajes · Colección
PlayStation NetworkEnviar mensajeAgregar amigoVer relación
#4  Enviado: 22:44 05/10/2015

En respuesta a Lesbianaconda (réplica 3).
He tenido malas experiencias en mi vida en general y con las drogas en particular. Algunas de las cuales han estado al borde de dejaros definitivamente sin mis historias. ¿que pena, no?
En cualquier caso he aprendido mucho de todas ellas, tocar el fondo y salir a flote siempre es una experiencia vital que a la larga te reconforta y te hace alguien mejor. Por mal que se pasa durante el tránsito.

Por lo demás, nunca he deseado mal alguno a nadie, soy incapaz de tal cosa. Creo que el odio y la venganza son para gente que no está en paz consigo misma. No encuentro satisfacción en hacerle mal a alguien, y si mucho desagrado. Por lo menos a día de hoy.
Es curioso porque tras superar aquella experiencia durante unos días me sentí como si hubiera vuelto a nacer, con renovadas energías.
I am Commander Shepard and this is my favourite signature in the Citadel
Usuario 214116
#5  Enviado: 22:58 05/10/2015

En respuesta a Castiel39 (réplica 4).
En respuesta a la réplica #3
Es curioso porque tras superar aquella experiencia durante unos días me sentí como si hubiera vuelto a nacer, con renovadas energías.
Eso siempre pasa. Yo he tenido una experiencia cercana a la muerte y desde entonces miro toda mi vida con otros ojos. Todo me parece más limpio, más sencillo y a la vez valioso. Ni siquiera me parece ver a la misma persona en el espejo. Por suerte.
Charlymaru
Don, o Mister.
Lugar: Madrid / Toledo · 4345 mensajes · Colección
Enviar mensajeAgregar amigoVer relación
#6  Enviado: 04:13 06/10/2015

En respuesta a Castiel39 (réplica 1).
Tras la sugerencia de Geb en el post de las drogas de Von se me ha ocurrido abrir este hilo que tratará sobre lo que se especifica en el título. Pueden ser de cualquier tipo, sexuales, de drogas... lo que sea pero tratad de que las hayáis vivido en vuestras carnes.
En mi caso, el año pasado a finales de verano estaba pasando por una mala racha, la cual no viene al caso para no extenderme más de lo necesario. Una noche la cual me encontraba bastante nervioso preveía que iba a pasar otra noche más sin apenas pegar ojo y decidí tratar de cambiar esto, lo único que quería era dormir para así ver si se me aclaraba un poco la cabeza.
Fue entonces cuando caí en la cuenta de que todavía me quedaban 6 pastillas de sertralina de 1g creo recordar (un antidepresivo, también conocido como aremis) la cual ya había dejado hace unos meses. Tras terminar de ver mi dosis diaria de House (serie a la que estaba enganchado por aquel entonces) me tragué las 6 de golpe con un buen vaso de agua. Acto seguido me fui a dormir, serían más o menos las once de la noche. 4 horas después desperté, y si bien parecía encontrarme más o menos bien empezaba a notar sensación de fiebre. Eso y unas infrenables ganas de ir a mear.
Era acabar de orinar y en ocasiones en cuestión de 5 minutos o menos volvía a tener ganas. Y así pasaron las horas, yo una vez más sin poder dormir y multiplicando mis viajes al cuarto de baño, pero por lo demás continuaba encontrándome bien y finalmente poco después de las 7 de la mañana conseguí quedarme dormido.
Sin embargo 2 horas después desperté y ahí es cuando empezó lo peor. Desperté de golpe, asustado, la voz y todo el cuerpo me temblaba... y seguía teniendo ganas de orinar. Al salir, durante unos segundo perdí completamente la vista y el equilibrio, tropezándome con todo y con más miedo del que he pasado en mi vida. De alguna manera conseguí volver a mi cuarto, donde empezé a tener arcadas, pero por desgracia no llegué a vomitar.
Cuando ya me preparaban para llevarme a urgencias de repente se acabaron las ganas de vomitar y empecé a sudar como si hubiera visto mi peor pesadilla cumplida, aunque al mismo tiempo tenía unas irremediables ganas de comer. Parecía un pozo sin fondo, me comí dos bocadillos enteros y seguía teniendo hambre. El resto del día y todo el siguiente me lo pasé aterrado dado que tan pronto me ardía el corazón, en ocasiones se me aceleraba como si estuviera follando y en otras parecía que se me iba a parar, por no mencionar los temblores y el hecho de que yendo por la calle la gente me miraba como si fuera un jodido Yonki, aunque con razón, hasta a mí me daba miedo mirarme al espejo y ver como mis ojos no albergaban si no dos agujeros negros, como si no hubiera vida alguna en ellos. No fue hasta aquel glorioso lunes donde por fin ya parecía que los efectos habían acabado cuando por fin pude relajarme y todo quedó como un mal sueño de más de 48 horas.
Cabe mencionar que decidí tomarme tantas pastillas porque por lo general, en mis tiempos de tomarlas diariamente ni dos de ellas apenas me hacían efecto. No he vuelto a tomar nada por el estilo desde entonces, les tengo un miedo terrible ya no solo por aquella experiencia, sino por miedo a caer en la adicción.
Acabo de contar algo personal que muy pocas personas en mi vida saben, de modo que no os cortéis, después de todo nos protege el anonimato de internet.
Si editas el texto y separas en párrafos prometo leerlo. A estas horas leer ese ladrillo así me produciría resaca mañana.
No soy supersticioso, creo que me da mala suerte. // Socio del Club de Fans de Sauron_angel:  -¿Sois lesbianas? -No. -¡Entonces os gusto!
Castiel39
Lugar: · 6003 mensajes · Colección
PlayStation NetworkEnviar mensajeAgregar amigoVer relación
#7  Enviado: 07:29 06/10/2015

En respuesta a Charlymaru (réplica 6).
En respuesta a la réplica #1
Si editas el texto y separas en párrafos prometo leerlo. A estas horas leer ese ladrillo así me produciría resaca mañana.
Editado.
I am Commander Shepard and this is my favourite signature in the Citadel
multiplicate
Merodeador
Lugar: Madrid · 10264 mensajes · Colección
Enviar mensajeAgregar amigoVer relación
#8  Enviado: 11:07 06/10/2015

Físicamente, diría que una gastroscopia (desde la boca) sin sedación. No es muy dolorosa, pero muy muy desagradable, como si estuvieses en un vómito contínuo en todo el proceso que dura.

Mentalmente, tener una pareja (o ser muy cercano) con una depresión de caballo. Cada día es una batalla psicológica donde todos salimos afectados  Tristeza

El primer caso sí se la podría recomendar a alguien que odie por alguna razón puntual en algún momento concreto, pero lo segundo no se lo deseo a nadie, es muy duro y agotador.
Khodex
Freeze all motor functions!
Lugar: El Universo · 21691 mensajes · Colección
Nintendo NetworkNintendo 3DSCódigo SwitchBlogEnviar mensajeAgregar amigoVer relación
#9  Enviado: 13:43 06/10/2015

El ataque de cagalera con vomitera sincrónica, un espectáculo grotesco y maloliente en el que pierdes 5 kilos en 10 minutos.
The day is my enemy, the night my friend.
Ragnar-
Movistar ens roba
Lugar: Helheim · 51023 mensajes · Colección
Enviar mensajeAgregar amigoVer relación
#10  Enviado: 13:48 06/10/2015

Desearia que al que reporta mis mensajes con fotos artisticas le entrase lo que le entro a mi burra, esto es, el rabo de un burro.
"Deep into that darkness peering, long I stood there, wondering, fearing, doubting, dreaming dreams no mortal ever dared to dream before." - Edgar Allan Poe
IkeFC
San d'Orian heir Warrior
Lugar: Vana'diel · 9464 mensajes · Colección
SteamEnviar mensajeAgregar amigoVer relación
#11  Enviado: 13:50 06/10/2015  Editado: 13:51 06/10/2015 (1 vez)

Espeluznante

Aldal
Lugar: · 12884 mensajes · Colección
Enviar mensajeAgregar amigoVer relación
#12  Enviado: 16:45 06/10/2015

Una sensación que no soporto es cuando estas con el tipico pesado que no se calla ni a golpes y te empiezan a contar su vida como si a ti te importara algo.
A esto le añades que encima es de esas personas que tiene la fea costumbre de hablarte bajito y echarse encima tuya para hablarte, por lo que termina hablandote pegado a tu cara, mientras notas como su aliento caliente te pega en la cara y como de vez en cuando se le escapa una pequeña gota de saliva que te da en toda la cara.
Pues bien, la sensación esa de tener unas ganas irrefrenables de soltar el brazo y reventarle la puta cabeza de un sopapo pero no poder hacerlo y tener que seguir aguantando como te cuenta que se yo, como ha llevado el coche al taller a toda velocidad mientras te ametralla la cara a salivazos.
Esa sensacion es odiosa.
Cuidado con la mordida del caminante, que te deja medio tonto.
Usuario 133266
#13  Enviado: 17:30 06/10/2015

Cuando abres la puerta descalzo y te pellizca el pie contra el suelo. Historia real, peor que darte con el meñique contra la esquina del armario.
broken23needle
Lugar: · 2590 mensajes · Colección
Enviar mensajeAgregar amigoVer relación
#14  Enviado: 12:53 07/10/2015

En respuesta a Castiel39 (réplica 1).
Tras la sugerencia de Geb en el post de las drogas de Von se me ha ocurrido abrir este hilo que tratará sobre lo que se especifica en el título. Pueden ser de cualquier tipo, sexuales, de drogas... lo que sea pero tratad de que las hayáis vivido en vuestras carnes.
En mi caso, el año pasado a finales de verano estaba pasando por una mala racha, la cual no viene al caso para no extenderme más de lo necesario. Una noche la cual me encontraba bastante nervioso preveía que iba a pasar otra noche más sin apenas pegar ojo y decidí tratar de cambiar esto, lo único que quería era dormir para así ver si se me aclaraba un poco la cabeza.
Fue entonces cuando caí en la cuenta de que todavía me quedaban 6 pastillas de sertralina de 1g creo recordar (un antidepresivo, también conocido como aremis) la cual ya había dejado hace unos meses. Tras terminar de ver mi dosis diaria de House (serie a la que estaba enganchado por aquel entonces) me tragué las 6 de golpe con un buen vaso de agua. Acto seguido me fui a dormir, serían más o menos las once de la noche. 4 horas después desperté, y si bien parecía encontrarme más o menos bien empezaba a notar sensación de fiebre. Eso y unas infrenables ganas de ir a mear.
Era acabar de orinar y en ocasiones en cuestión de 5 minutos o menos volvía a tener ganas. Y así pasaron las horas, yo una vez más sin poder dormir y multiplicando mis viajes al cuarto de baño, pero por lo demás continuaba encontrándome bien y finalmente poco después de las 7 de la mañana conseguí quedarme dormido.
Sin embargo 2 horas después desperté y ahí es cuando empezó lo peor. Desperté de golpe, asustado, la voz y todo el cuerpo me temblaba... y seguía teniendo ganas de orinar. Al salir, durante unos segundo perdí completamente la vista y el equilibrio, tropezándome con todo y con más miedo del que he pasado en mi vida. De alguna manera conseguí volver a mi cuarto, donde empezé a tener arcadas, pero por desgracia no llegué a vomitar.
Cuando ya me preparaban para llevarme a urgencias de repente se acabaron las ganas de vomitar y empecé a sudar como si hubiera visto mi peor pesadilla cumplida, aunque al mismo tiempo tenía unas irremediables ganas de comer. Parecía un pozo sin fondo, me comí dos bocadillos enteros y seguía teniendo hambre. El resto del día y todo el siguiente me lo pasé aterrado dado que tan pronto me ardía el corazón, en ocasiones se me aceleraba como si estuviera follando y en otras parecía que se me iba a parar, por no mencionar los temblores y el hecho de que yendo por la calle la gente me miraba como si fuera un jodido Yonki, aunque con razón, hasta a mí me daba miedo mirarme al espejo y ver como mis ojos no albergaban si no dos agujeros negros, como si no hubiera vida alguna en ellos. No fue hasta aquel glorioso lunes donde por fin ya parecía que los efectos habían acabado cuando por fin pude relajarme y todo quedó como un mal sueño de más de 48 horas.
Cabe mencionar que decidí tomarme tantas pastillas porque por lo general, en mis tiempos de tomarlas diariamente ni dos de ellas apenas me hacían efecto. No he vuelto a tomar nada por el estilo desde entonces, les tengo un miedo terrible ya no solo por aquella experiencia, sino por miedo a caer en la adicción.
Acabo de contar algo personal que muy pocas personas en mi vida saben, de modo que no os cortéis, después de todo nos protege el anonimato de internet.
Sufriste un Sindrome serotoninérgico .

Es una cosa muy seria, podías haber muerto y no es ninguna broma. Tampoco quiero ser Pepito Grillo y echarte una bronca de padre, pero para los que consumimos drogas aplicando todas las medidas de prevención de riesgos y abogamos por el antiprohibicionismo, las actitudes así son las que hacen imposible que esta lucha prospere, puesto que aunque haya cientos usuarios concienciados, siempre va a haber un cafre suicidándose por no querer leer.
Hard Drum and Bass ------> Mis temas: www.soundcloud.com/broken23needle
Terricola 69
Lugar: Bilbao · 19389 mensajes · Colección
PlayStation NetworkSteamEnviar mensajeAgregar amigoVer relación
#15  Enviado: 13:00 07/10/2015

Que te corten con una tijera trozos de carne de los dedos y te hurguen el musculo que esta al aire libre para comprobar que no esta muerto, no es ningun chiste.

Cuando vi Juego de Tronos, lo que sucede en la serie en la parte de hediondo, me parecio una mariconada en comparacion.
¿es emmita suficientemente fea  o bigotuda como para interesarse en mí?
Este tema está inactivo y no se puede replicar más.
Buscar en el foro: En foro: Tipo:
Foro de Vandal
>
Flecha subir