Vandal

[忍] HILO OFICIAL SAGA SHINOBI [忍]

Jimmytrius
Lugar: · 52847 mensajes · Colección
PlayStation NetworkBlogEnviar mensajeAgregar amigoVer relación
#1  Enviado: 14:09 17/03/2014  Editado: 12:29 09/03/2015 (9 veces)








En su gran debut, Joe Musashi debe partir en busca de los niños desaparecidos de su clan ninja, que al parecer han sido secuestrados por una malvada organización que responde al nombre de Zeed y se halla liderada por un misterioso ninja enmascarado.

La mecánica jugable de este juego (fuertemente inspirada por arcades como Rolling Thunder) se basa en superar una serie de niveles que (salvo el primero) constan de tres fases y un jefe y en los cuales deberemos rescatar a los niños secuestrados (que nos recompensan con puntos extra e incluso mejoras de armamento) antes de poder acceder a la salida y dar la fase por terminada.

Esta primera entrega ya hacía gala de lo que sería una constante en la saga: los ataques a dos distancias y las magias. Joe puede atacar a distancia utilizando shurikens, pero al acercarse a un enemigo lo golpeará contundentemente. También, cuando la situación se pone especialmente peliaguda, puede recurrir a una poderosa magia ninja que acaba con todos los enemigos en pantalla, si bien esto supone perder una bonificación de puntos especial.

Otro elemento clave de la jugabilidad (que terminaría perdiéndose en la saga) es la habilidad de alternar entre dos planos de altura o profundidad según la fase, lo que le será de gran ayuda para sortear ciertos obstáculos. Después de cada fase (y siempre y cuando se cumplan los requisitos) puede accederse a un minijuego en el que dispararemos shurikens a unos ninjas que van acercándose rápidamente a nosotros, obteniendo interesantes recompensas si conseguimos superarla.

Su éxito fue tal que el juego contó con adaptaciones directas a ordenadores personales y PC Engine, que se desmarcó como la versión más cercana al arcade en lo que a calidad visual y sonora se refiere pero al mismo tiempo es la más incompleta, careciendo de niveles de bonus y power-ups y teniendo un nivel menos que el resto de versiones.

A día de hoy es un juego cuyo interés principal es conocer los orígenes de la saga y su alta dificultad (morimos de un solo golpe, no hay checkpoints y en la pantalla final no se puede continuar aunque se tengan créditos) puede echar para atrás a más de un jugador, pero su jugabilidad sigue siendo sólida como una roca y puede ofrecer un buen rato.




Hay un par de motivos por los cuales se debe mencionar a la versión de Master System de forma separada del resto de conversiones arcade. El primero es que supuso el debut de la saga en consolas y el segundo es que ofrece un par de modificaciones importantes a nivel jugable, como es el eliminar las muertes de un golpe y en su lugar incorporar una barra de energía, así como permitir acumular más magias y tener acceso a nuevas mejoras de vida y armamento.

Todo esto perfila a la versión de Master System como la más equilibrada a nivel jugable, aunque pese a ello el juego sigue siendo todo un desafío y (al contrario que en otras versiones) acabárselo sólo sirve para presenciar una insultante pantalla en negro con el texto "Game Over". También cabe destacar que existió una versión de esta entrega en NES (desarrollada por Tengen), considerablemente más fácil y con su ración de cambios, como una nueva escena de final de juego, la desaparición de los power-ups y la inexistencia de fases con scroll vertical, que son reemplazadas por simples niveles de avance lateral.




Dos años después del éxito del Shinobi original, llega a las recreativas una nueva aventura protagonizada por Hayate Musashi (hijo de Joe Musashi) y su fiel perro Yamato, que supone la principal novedad del juego junto al impresionante salto gráfico y unos niveles mucho más complejos. Con la ayuda de Yamato podemos mantener ocupados a los enemigos y acto seguido darles el golpe de gracia con Hayate, pero esta técnica no es infalible y si mandamos atacar a nuestro amigo peludo y éste es repelido, se convertirá en un cachorrito y pasará un buen rato hasta que pueda ser utilizado de nuevo.

La mecánica de rescatar niños es reemplazada (aunque a efectos jugables es exactamente lo mismo) por la de localizar y desactivar las bombas que el grupo Asian Dawn ha colocado en diferentes partes de la ciudad. Nuevamente nos tocará recorrer una serie de fases y acabar con algún que otro jefe en el proceso, valiéndonos de los mismos recursos que en el juego original. Las muertes a un golpe y la ausencia de checkpoints permanecen pero ya no se nos impide usar continuaciones en la fase final y el simple hecho de meter una moneda en la máquina nos da acceso a una magia adicional.

Los niveles de bonus basados en disparar sobre ninjas enemigos antes de que se acercasen mucho volvieron, con toda la mala leche del original pero esta vez desde una perspectiva que los hacía incluso más espectaculares.




El mismo año en el que Sega Mega Drive llegaba a tierras estadounidenses bajo el nombre de Sega Genesis se lanzaba una de las mejores y más queridas entregas de la saga. The Revenge of Shinobi redefinía la mecánica de anteriores títulos y la llevaba a un nuevo nivel, limitando el uso de proyectiles (ahora kunais en lugar de shurikens), introduciendo nuevos movimientos como el valioso doble salto y dándole a las magias mayor protagonismo al poder usarlas no sólo como medio de destrucción, sino también como sistema de defensa, potenciador de salto e incluso sacrificio.

Este mayor abanico de posibilidades jugables, junto a una mayor variedad de enemigos (entre los cuales destacan los jefes) y situaciones, un diseño de niveles encomiable, una dificultad muy ajustada y una potentísima banda sonora a cargo de Yuzo Koshiro convirtieron a este juego en uno de los primeros clásicos de la consola y aún a día de hoy es considerado por muchos el mejor Shinobi de todos.

La trama nos trae de vuelta a Joe Musashi, quien (haciendo honor al título del juego) buscará la venganza por el secuestro de su prometida (a quien podemos salvar o no en función de lo que tardemos en derrotar al jefe final) asesinato de su maestro a manos de un viejo enemigo que resurge de las cenizas: la organización Neo Zeed.

También cabe destacar que se trata del primer juego de la saga en el que se prescinde de los niveles de bonus.




En lugar de conformarse con ser una mera conversión de la máquina recreativa, la versión de Mega Drive ofrece un desarrollo totalmente nuevo, ciñéndose únicamente al concepto jugable del perro como personaje ayudante. Esta vez el enemigo es la banda Union Lizard, que mantiene cautivos a los supervivientes (que por supuesto nos tocará liberar) de su ataque a gran escala y para llegar hasta su líder deberemos de atravesar gran variedad de parajes repletos de peligros.

Jugablemente esta versión resulta mucho más interesante que la original al contar con un protagonista mucho más ágil y unos niveles más variados y mejor diseñados. Otro detalle interesante (y sin duda heredado de The Revenge of Shinobi) es que nos ofrece la posibilidad de no poder utilizar shurikens y limitar nuestros medios ofensivos al cuerpo a cuerpo para una experiencia radicalmente distinta y mucho más exigente. Las fases de bonus también volvieron en esta ocasión, con un planteamiento algo diferente al de arcade que nos propone abatir a ninjas enemigos mientras descendemos en caída libre.




Pese a no ser un juego de la saga Shinobi como tal (si bien nació con la intención de serlo y acabó siendo usado para promocionar a Alex Kidd) tiene la suficiente conexión con la misma como para merecerse figurar en esta lista. Pese a ser un plataformas (bastante divertido, pero quizás demasiado corto y simplón) con su propia mecánica, los primeros niveles son un glorioso homenaje al Shinobi original y reinventan de forma muy interesante fases y enemigos que todo fan de la saga podrá reconocer, haciendo del juego una experiencia ciertamente simpática.

La razón de que el bueno de Alex acabe en este mundo se debe a que un malvado ninja oscuro rapta a su novia y se la lleva allí, pero afortunadamente contamos con la ayuda del espíritu de un ninja milenario que nos convertirá en un maestro Shinobi con sus poderes y nos llevará al mundo al que se han llevado a su amada.




Intentando llevar la mecánica de la saga por un camino distinto al de Shadow Dancer y The Revenge of Shinobi nace este peculiar juego. Ambientado en el futuro y con un descendiente de Joe Musashi como protagonista, The Cyber Shinobi nos propone enfrentarnos una vez más a las fuerzas de Zeed, que vuelven a hacer de las suyas.

La jugabilidad (y una interfaz que se come media pantalla) es el principal problema de este título, de controles duros, scroll lentísimo y extrañas decisiones jugables como no permitirnos avanzar hasta haber eliminado a todos los enemigos de la pantalla o limitarnos excesivamente el uso de proyectiles. A esto hay que sumarle algunos de los jefes más surrealistas de la saga, como bulldozers y osos furiosos... si bien no es 100% injugable, es una de esas entregas que se pueden obviar perfectamente, pues no aporta nada realmente.




Siguiendo la tradición de adaptar los juegos de arcade a todas las consolas posibles se perpetró esta desastrosa conversión, cuyo cuidado apartado visual (que se paga a precio de petardeos constantes y una escasez de elementos en pantalla deprimente) oculta un desarrollo infernal y terriblemente descompensado. Los lamentables controles se alían con unos saltos tosquísimos, las muertes a un golpe y la ausencia de continuaciones para dar lugar a un juego difícil y frustrante como pocos... y por si fuera poco, cada nivel ha sido reducido a una simple (simplísima, de hecho) fase más el jefe, con lo que si eres capaz de superar el juego verás que apenas te ha llevado diez o quince minutos.

Firme candidato a Peor Shinobi de la Historia y juego a evitar a toda costa.




Shinobi llega por primera vez a consolas portátiles y lo hace con un juego que puede contarse fácilmente entre los mejores de la saga y es que las limitaciones técnicas no son nada frente a un buen diseño de niveles, una excelente banda sonora (Yuzo Koshiro vuelve a la carga) y un sistema jugable de fuerte inspiración "megamanesca" que nos permite alternar entre el control de varios ninjas (a los que hay que rescatar primero superando la fase en la que se les retiene), cada uno con sus armas y habilidades propias, las cuales les permiten afrontar cada fase de formas muy distintas.

Pese a su carácter experimental los resultados son excelentes y una vez llegamos a la fase final (que dura más que las cuatro fases principales juntas y dispara la dificultad enormemente) tenemos que sacar el máximo provecho a los talentos de cada ninja para hacer frente con éxito a los innumerables obstáculos que se nos presentarán.

La trama del juego es tan simple como que Joe Musashi debe rescatar a sus compañeros ninja para atacar juntos Neo City y acabar con el mal que allí se oculta, pero tampoco es que el juego necesite mucho más para triunfar.




Game Gear tuvo la suerte de recibir una secuela de uno de sus mejores juegos tan solo un año después y lo mejor de todo es que no tenía nada que envidiarle a la primera en calidad jugable, Koshiro repitió como compositor y visualmente se cuenta entre los títulos más punteros de la consola. Si acaso se le podría achacar el ser exageradamente continuista e introducir un cierto elemento de backtracking poco apropiado, pues además de tener que pasarnos las fases para rescatar una vez más a los compañeros de Joe, deberemos volver a ellas para encontrar unos orbes especiales (accesibles únicamente mediante las habilidades de cada ninja) que nos permitan el acceso a la fase final, mucho más variada e interesante que la del primer juego, todo sea dicho.

La trama vuelve a superarse en materia de simpleza y ahora simplemente se trata de ir a por un malvado ninja oscuro que aguarda en su fortaleza. Nuevamente, no es que esto importe mucho, pero no deja de ser curioso.




Cuatro largos años tuvieron que pasar hasta que saliese un título capaz de hacer olvidar al legendario The Revenge of Shinobi, pero al final se consiguió. The Return of the Ninja Master no es únicamente un impresionante alarde de recursos técnicos y una banda sonora en la que cada tema es mejor que el anterior (esta vez a cargo de Masayuki Nagao, Hirofumi Murasaki y Morihiko Akiyama), es que además su desarrollo es el más variado de toda la saga (niveles de scroll automático, plataformeo, acción pura y dura...) y nos trae a un Joe Musashi (que vuelve a su eterno conflicto con Zeed) más veloz, ágil y letal que nunca que se mueve por los niveles como un torbellino (atacando en carrera, rebotando entre paredes, agarrándose a techos...) gracias a unos intuitivos controles que permiten hacer de todo con sólo tres botones.

A nivel de dificultad es la entrega más accesible de todas, lo que la hace ideal para una primera toma de contacto pero al mismo tiempo puede saber a poco los seguidores más entusiastas de la saga, que siempre se ha caracterizado por ofrecer un nivel de reto considerable . Por lo demás, aún está por salir una entrega que pueda mirar de tú a tú a esta bestia, sin duda uno de los juegos más increíbles de su generación.




Con la llegada del CD a las compañías les dio por experimentar para conseguir dotar a sus juegos de un aspecto más espectacular: melodías de mayor calidad, voces, secuencias animadas, etc... Sega no quiso ser menos y tomó la (discutible) decisión de que los gráficos de su nuevo Shinobi fuesen pregrabados a partir de actores de carne y hueso y que entre nivel y nivel se introdujesen secuencias de vídeo que parecen tomas falsas de los Power Rangers que narran las desventuras de un ninja llamado Sho (primer protagonista de la saga no perteneciente a la familia de Musashi) que persigue a su hermano Kazuma para rescatar a Aya, la hija de su difunto maestro y pieza clave en el plan de Kazuma para obtener el poder absoluto.

Todo esto crea una importante barrera entre el jugador y el juego, pero aquellos que la superen verán que el juego no es malo ni mucho menos y cuenta con buenos controles y un sistema de juego divertido y retante. La peor parte se la llevan el diseño de niveles (que abusa de crear una nueva situación y repetirla una y otra vez durante toda la fase) y los jefes, que salvo el último resultan todos bastante lamentables... por lo demás, el sistema de control se ve beneficiado por un mayor número de botones que permiten (entre otras cosas) elegir cuándo usar la katana y cuándo los kunais o protegerse instantáneamente de los ataques, algo clave durante todo el desarrollo, dicho sea de paso.

Pese a mantenerse en la línea de Shinobi III, el paso atrás está ahí y se deja notar, pero sigue siendo un título disfrutable y que los amantes de la saga sabrán valorar en su justa medida. Otro dato a destacar es que la versión europea del juego sustituyó la banda sonora original por otra compuesta por el eminente Richard Jacques y de corte más cercano al de las entregas clásicas.




Los mercenarios contratados por Sega para realizar este bodrio no podrían haber escogido un nombre más sacrílego para su juego, el cual tiene más bien poco que ver con el resto de entregas de la saga a nivel de estética, música, diseños y jugabilidad. En esta entrega nos encontramos con un desarrollo basado en recorrer largos niveles en busca de interruptores y llaves mientras derrotamos a los enemigos que nos salen al paso y tratamos de aguantar una cámara de visibilidad terriblemente reducida y una detección de impactos bastante problemática.

El juego presenta ideas interesantes como la adquisición de nuevas habilidades de manera gradual o la evolución de las magias mediante pergaminos ocultos, pero ahí se queda la cosa, el resto es una experiencia anodina y poco interesante. la historia es sosa, la música (oriental genérica) acaba volviéndose soporífera, dando lugar a otro título a evitar a toda costa.




Tras un lapso de tiempo demasiado largo sin recibir títulos relevantes, la saga se atrevió por fin a cruzar la frontera de las tres dimensiones y lo hizo con un juego de acción pura y dura bastante innovador en todos los aspectos (jugabilidad, diseño, enfoque...) que además respetaba ciertos aspectos tradicionales de la franquicia (el doble salto, la tormenta de kunais, las magias, etc), dando una interesante sensación de producto clásico pero renovado al mismo tiempo.

La historia nos pone en la piel de Hotsuma, líder del casi desaparecido clan Oboro y portador de la Akujiki, una espada maldita que debe alimentarse de la vida de otros seres de manera constante o empezará a absorber la de su propio portador. En torno a esta premisa gira toda la jugabilidad del juego, basada en recorrer niveles más o menos lineales matando a todo lo que nos salga al paso para seguir con vida, pero no de cualquier manera, sino encadenando muertes en un reducido margen de tiempo para así dar el golpe de gracia (Tate) a todos al mismo tiempo, generando más alimento para nuestra espada y dando lugar a escenas de desmembramiento múltiple bastante espectaculares.

Por desgracia, esto es lo único que haremos durante todo el juego: matar, matar, matar y matar... pese a que los excelentes controles de Hotsuma nos permiten hacer toda clase de virgerías como correr por las paredes lo cierto es que no podemos permitirnos perder ni un segundo y lo mejor es no parar de avanzar. Esto hace al juego muy intenso y frenético, pero también algo tedioso y repetitivo.... el pésimo diseño niveles tampoco ayuda a mejorar la impresión, pues da la sensación de que recorremos las mismas salas una y otra vez y visualmente no es un juego que entre por los ojos.

La historia (centrada en la aparición de un hechicero que retira un antiguo sello y libera a un ejército de demonios en su propio beneficio) anima a seguir jugando pero tampoco es nada del otro mundo y contiene todos los clichés habidos y por haber, regala algún que otro momento interesante y el personaje de Hotsuma derrocha carisma, pero nada más. Musicalmente se apuesta por un estilo electrónico que ambienta lo suyo pero queda lejos de las grandes composiciones de la saga.

En conjunto es una experiencia interesante, pero no está tan bien llevada como podría estarlo y se le nota el bajo presupuesto.




Un año después del lanzamiento de Shinobi en PS2 nos llegaba su secuela inmediata (en la que manejamos a una kunoichi llamada Hibana, la primera fémina protagonista de la saga), que retomaba su mecánica jugable (salvo por el hecho de que esta vez nuestra espada no nos drenaba la vida, un detalle aparentemente tonto que cambia la experiencia por completo) e intentaba llevarla un poco más allá mediante niveles más vistosos y algo mejor diseñados, un mayor énfasis en el plataformeo y combates más complicados. Pero todos esos detalles quedan contrarrestados por un desarrollo mucho menos intenso y emocionante y una trama y personajes muy por debajo de los de su predecesor.

Sin ser mal juego en absoluto, Nightshade no aporta nada con respecto al Shinobi lanzado en 2002 y resulta demasiado frívolo en comparación el susodicho, siendo una entrega que solamente debería interesar a los fans más acérrimos de la vertiente 3D de la saga.




Salir a la venta en una época en la que el nombre Shinobi ya no era tan respetado como antaño, con un aspecto visual totalmente desfasado y poco atractivo y de la mano de una desarrolladora prácticamente desconocida jugó en contra del recibimiento de esta entrega de la saga, injustamente ignorada por los jugadores y vilipendiada hasta niveles absurdos por la prensa especializada, demasiado cegada por la imagen de los clásicos como para poder apreciar lo que tenían entre manos.

Shinobi 3DS compensa cualquier carencia técnica con una jugabilidad increíblemente ágil que recupera lo mejor de Shinobi III y le da un giro de tuerca para ofrecer una experiencia fresquísima y terriblemente divertida que destaca por su nivel de reto y gran variedad de situaciones, así como por unos controles muy fiables e intuitivos. La historia nos pone en el pellejo de Jiro Musashi, antepasado de Joe Musashi que se ve transportado desde el Japón feudal hasta el futuro, donde deberá hacer frente a las siempre recurrentes fuerzas de Zeed.



Usuario 21675
#2  Enviado: 14:44 17/03/2014  Editado: 14:44 17/03/2014 (1 vez)

El Shinobi 3 de Megadrive siempre  me ha parecido un gran juego, de lo mejor del género en MD, Treasure al margen.

Pues yo tengo especial curiosidad por el de Saturn, al parecer es un buen juego, pero los gráficos digitalizados en plan Mortal Kombat me han echado para atrás siempre. ¿Alguien que lo haya probado?
Toorop.
Lugar: · 4138 mensajes · Colección
BlogEnviar mensajeAgregar amigoVer relación
#3  Enviado: 15:35 17/03/2014  Editado: 15:37 17/03/2014 (1 vez)

De los clasicos no te puedo contar mucho aunque alguno cate, recientemente me pase los dos de ps2, si llegas... ya hablaremos... Smilie
Jimmytrius
Lugar: · 52847 mensajes · Colección
PlayStation NetworkBlogEnviar mensajeAgregar amigoVer relación
#4  Enviado: 15:58 17/03/2014

Para Melquiades:
Ignorando su casposa a la par que hilarante secuencia introductoria...



...tengo entendido que el juego está bastante bien. Eso sí, tiene fama de ser especialmente difícil Sonrojado

Para Gton:
Aún veo muy lejanos los títulos de PS2 Sonrojado
Javi.79
Lugar: · 11443 mensajes · Colección
BlogEnviar mensajeAgregar amigoVer relación
#5  Enviado: 17:02 17/03/2014

Cuando llegues a The revenge of Shinobi y Shinobi III te enamorarás.

El primer Shinobi... psá, demasiado sencillote (sencillo de mecánica, que no de dificultad). No me gusta demasiado ni éste ni la secuela, Shadow Dancer; me parecen juegos demasiado simples. Los que te digo en el primer párrafo ya son otra cosa  Smilie

No podías haber expresado mejor lo de "extrañamente adictivo". Es tan difícil y pone tan a prueba tus reflejos que te verás volviendo continuamente a él, hasta el punto de avanzar casi de memoria.
Jimmytrius
Lugar: · 52847 mensajes · Colección
PlayStation NetworkBlogEnviar mensajeAgregar amigoVer relación
#6  Enviado: 17:18 17/03/2014  Editado: 17:24 17/03/2014 (5 veces)

Shinobi de Master System acabado (el de arcade lo doy por imposible, encima en la última fase no te dejan continuar...), me ha costado lo suyo pero al ir acumulando las mejoras de vida y magias (sin ellas algunos tramos son infernales) la cosa se suaviza medianamente... aún así, mantengo que el juego es bastante difícil. Odié particularmente a este jefe:



Los demás (incluído el último) no se complican demasiado, pero en éste te dejas los dedos y el margen de error es mínimo Smilie

Y debo añadir que me declaro profundamente ofendido por el final de esta versión:

Secreto: (Pincha para leerlo)


En fin, creo que le echaré un ojo al Shinobi de NES antes de ponerme con el Shadow Dancer Sonrisa
Javi.79
Lugar: · 11443 mensajes · Colección
BlogEnviar mensajeAgregar amigoVer relación
#7  Enviado: 17:28 17/03/2014  Editado: 17:30 17/03/2014 (1 vez)

En respuesta a Jimmytrius (réplica 6).
Shinobi de Master System acabado (el de arcade lo doy por imposible, encima en la última fase no te dejan continuar...), me ha costado lo suyo pero al ir acumulando las mejoras de vida y magias (sin ellas algunos tramos son infernales) la cosa se suaviza medianamente... aún así, mantengo que el juego es bastante difícil. Odié particularmente a este jefe:



Los demás (incluído el último) no se complican demasiado, pero en éste te dejas los dedos y el margen de error es mínimo Smilie

Y debo añadir que me declaro profundamente ofendido por el final de esta versión:

Secreto: (Pincha para leerlo)


En fin, creo que le echaré un ojo al Shinobi de NES antes de ponerme con el Shadow Dancer Sonrisa
¿El Shinobi de NES? ¿Te refieres al Ninja Gaiden?


Edito: Me contesto yo mismo, en el 89 Tengen sacó una versión para NES.
Jimmytrius
Lugar: · 52847 mensajes · Colección
PlayStation NetworkBlogEnviar mensajeAgregar amigoVer relación
#8  Enviado: 17:30 17/03/2014

Para javi79:
No, me refiero a la versión de Shinobi para NES desarrollada por Tengen:



A mí también me sorprendió enterarme de su existencia Smilie
Jan
Pirate Jan
Lugar: Grand Line · 18131 mensajes · Colección
Enviar mensajeAgregar amigoVer relación
#9  Enviado: 17:33 17/03/2014

el mejor es el shadow dancer arcade
Jugando actualmente ,Oscuridad Eterna .
Albert Wesker
Bren Mc Guire
Lugar: "S" · 14478 mensajes · Colección
BlogEnviar mensajeAgregar amigoVer relación
#10  Enviado: 17:41 17/03/2014  Editado: 17:43 17/03/2014 (1 vez)

Es un poco evidente, pero el primer Shinobi debió nacer como una maniobra de Sega en pos de aprovecharse del éxito de Rolling Thunder de Namco, juego del que toma prácticamente toda la jugabilidad.



Para mi es gracias a The Super Shinobi (The Revenge of Shinobi) de Mega Drive cuando la saga realmente se encumbró adoptando el carisma y la personalidad propia por la que realmente se le recuerda. Mucho tiene que ver también lo espectacular que ha sido la saga musicalmente hablando desde entonces (el primer Shinobi, en mi opinión, es bastante discreto en ese sentido).









PD: Jimmy, si te gusta como suena el primer Shinobi de Master System con sonido PSG, intenta jugarlo con sonido FM, a ver si así te gusta aún más. Guiño
F5
Toorop.
Lugar: · 4138 mensajes · Colección
BlogEnviar mensajeAgregar amigoVer relación
#11  Enviado: 18:35 17/03/2014

Añado xD

-Elaphe-
Lugar: · 2022 mensajes · Colección
Enviar mensajeAgregar amigoVer relación
#12  Enviado: 18:48 17/03/2014

¡Que recuerdos de aquella epoca en la que los crios soñaban con ser ninjas, y no ahora que tienen como idolos a marines garrulos con fusiles!
This is who I am, the escapist, paradise seeker. Farewell, now time to fly, out of sight, out of time, away from all lies
Jimmytrius
Lugar: · 52847 mensajes · Colección
PlayStation NetworkBlogEnviar mensajeAgregar amigoVer relación
#13  Enviado: 19:06 17/03/2014  Editado: 19:42 17/03/2014 (2 veces)

Bueno, el ending de NES ya es otra cosa... hasta tiene musiquilla exclusiva y todo! Pero os la tendréis que imaginar porque no la he encontrado...



En general me ha parecido la versión más fácil de las tres con diferencia, aunque tiene una particularidad bastante puñetera que es que los enemigos que atacan con proyectiles disparan SIEMPRE en el momento en el que cambias de un plano superior a uno inferior o viceversa, con lo que te comes el ataque casi siempre... también es curioso cómo los enemigos te pueden atacar (también tú a ellos) aunque estés en un plano diferente y por lo que he visto las mejoras aquí se limitan a cambiar los shurikens por una pistola Smilie

Las versiones de ordenador y PC Engine me conformo con haberlas visto en vídeo, porque las primeras son como el original pero mucho más feas y la del segundo sólo destaca por su gran fidelidad al arcade en lo que son gráficos y sonido, porque por lo demás es la versión más capada de todas: sin power-ups, sin bonus, con una fase menos... desastroso Smilie

Ahora sí, a por Shadow Dancer Smilie
Usuario 8671
#14  Enviado: 19:36 17/03/2014

En respuesta a Jimmytrius (réplica 6).
Shinobi de Master System acabado (el de arcade lo doy por imposible, encima en la última fase no te dejan continuar...), me ha costado lo suyo pero al ir acumulando las mejoras de vida y magias (sin ellas algunos tramos son infernales) la cosa se suaviza medianamente... aún así, mantengo que el juego es bastante difícil. Odié particularmente a este jefe:



Los demás (incluído el último) no se complican demasiado, pero en éste te dejas los dedos y el margen de error es mínimo Smilie

Y debo añadir que me declaro profundamente ofendido por el final de esta versión:

Secreto: (Pincha para leerlo)


En fin, creo que le echaré un ojo al Shinobi de NES antes de ponerme con el Shadow Dancer Sonrisa


Jamás pasé de ese enemigo Tristeza  Siempre quise tener un mando de esos que tenían opción de turbo...  Sonrojado
Jimmytrius
Lugar: · 52847 mensajes · Colección
PlayStation NetworkBlogEnviar mensajeAgregar amigoVer relación
#15  Enviado: 19:39 17/03/2014

Para PinkFloyd[The Wall:
]A mí me costó un montón de intentos, la clave está en saltar y disparar constantemente asegurándote de que un disparo da a la estatua de abajo y otro a la de arriba, pero está hecho de tal manera que como falles un par de disparos mueres sí o sí, ya que el margen que te dan está ajustadísimo... en NES el jefe es un mal chiste, sólo tienes que quedarte quieto y disparar como un poseso y en arcade cuesta algo más pero al menos si tienes la magia puedes usarla para cargarte a buena parte de las estatuas Sonrojado
Este tema está inactivo y no se puede replicar más.
Buscar en el foro: En foro: Tipo:
Foro de Vandal
>
Flecha subir