Página 1 - Este tema está Cerrado - 1
Gayonerd
Hedonista y Gourmet
Lugar: · 343 mensajes · Colección
#1  Enviado: 17:24 29/11/2020

Luís Cortijo es un detective privado con muy poco talento. Pero cuando el hambre aprieta y uno lleva ya muchos meses debiendo el alquiler entonces es cuando hay que trabajar.
Luís no ha hecho nada destacable a nivel laboral en toda su vida. Estuvo en el cuerpo de policía unos pocos años hasta que lo expulsaron directamente no por hacer nada ilegal sino porque simple y llanamente no hacía nada.
Perezoso para más no poder, olvidadizo y con una patente desidia no resolvía caso alguno. No sólo eso, sino que su clamorosa cobardía ya estaba en boca de todos sus compañeros. -Estás despedido, eres lo peor que he visto en mi vida- fue la última frase del inspector Cuchero.
Pero la vida da muchas oportunidades, especialmente los indigestos lunes por la mañana. Sonó el teléfono en casa de Luís y, después de hablar durante casi dos horas con aquella señora, decidió arrancar el coche y hacerse más de ocho horas, sin aire acondicionado, hasta la dirección señalada por esa inesperada clienta.
Luís llegó al lugar de la cita. Un sitio asqueroso y aterrador. Como si de una escena de una película de terror se tratara, Luís observó cosas que le dieron cierta acidez de estómago. Por ejemplo, la casa que tenía delante, una destartalada mansión estilo victoriano con símbolos demoníacos. No sólo eso, observó muchos elementos empleados para prácticas satánicas, como cruces llenas de sangre y calaveras de bichos del monte desparramadas por todo el jardín.
Una señora de muy buen ver le abrió la puerta. Fue así como Luís, envuelto en una gabardina repleta de lamparones de antiguos lefazos, decidió entrar más por obligación que por gusto.
Al lado de la señora había un niño gordo con mirada de desviado pervertido. -Se llama Roberto Sloty- puntualizó la señora -y a pesar de lo que pueda creer ni es mi hijo ni lo conozco tan bien como pudiera parecer-.
Mientras la señora le narraba horror tras horror Luís no paraba de ventilarse la botella de agua ardiente con la que fue obsequiado. -Deje ya de beber o perderá el hilo de la historia- le recriminó con asco la señora. Luís no quería entender nada de lo que allí había ocurrido, presuntamente.
-Entonces recapitulando- un leve y ligero eructo se escapó gaseosamente de los agrietados labios del borrachuzo de Luís - ¿cree usted firmemente que Roberto Sloty es la reencarnación de un demonio azteca? -. El reloj del salón se detuvo.
-Por supuesto- afirmó la señora -es lo más degenerado que he visto en mi vida-.
Roberto Sloty era un niño de procedencia polaca, de ocho años, gordo como una ballena, glotón a más no poder, con un peinado de medio lado que le daba un toque a Adolf Hitler, muy aficionado a ver páginas pornográficas de sitios web gratuitos, seguidor acérrimo de Cobra Kai, mofletes como enormes tetas y dedos tan grandes parejos a tentadoras salchichas alemanas. Y sí, era un maestro en prácticas satánicas avanzadas al igual que el nivel leyenda que ostentaba al Fortnite.
-En mi época nos dedicábamos más a leer y jugar en la calle- dijo picaronamente Luís Cortijo.
- ¿Está intentando seducirme? – rio cerdamente la señora.
Y sin venir a cuento Luís Cortijo comenzó a besar con pasión esa mujer delante de Roberto Sloty. Tal era el frenesí erótico que, con un preciso golpe de rodilla, Luís tiró al seboso niño al suelo. La señora se olvidó por completo de ese infante desconocido e hizo ver como que nada de lo que había dicho tenía solidez científica.
Pasaron los años y los hechos cambiaron. Resumiendo, Luís Cortijo se casó con la señora teniendo un matrimonio con sus altibajos. Roberto Sloty era completamente ignorado a nivel familiar porque era un friki de categoría lunática -por ejemplo, traía animales muertos a casa y realizaba muchos rituales diabólicos-.
Un día todo cambió, y fue cuando Roberto Sloty cumplió la mayoría de edad. – Quiero ir a la universidad, estoy hasta los huevos de que no os ocupéis de mí-.
Luís Cortijo y la señora le miraron con asco y desdén, le explicaron que era un lerdo de categoría quince y que ni por asomo le iban a pagar el pase a la Universidad ya que preferían gastarse el dinero en cruceros de relax. Roberto Sloty se cabreó tanto que les cortó las cabezas y se las cambió de cuerpos. No murieron, a pesar de lo que se pueda pensar, dado que Roberto Sloty usó muchos conjuros de hechicería para que aquello no pasase.
Fue así como Luís Cortijo, al verse en su nuevo cuerpo de mujer, decidió dejar a la señora. - ¿Por qué me haces esto Luís? -. Luís encendió un pitillo de liar, echó una bocanada de aire en la cara de la mujer, y con tono viril le susurró al oído. – Te dejo porque ahora tienes pene, mi micro verga -.
Gayonerd, el más vicioso de internet.
Esqueletin
Este color es hermoso
Lugar: Por aquí y por allá · 2705 mensajes · Colección
#2  Enviado: 19:44 29/11/2020

No recuerdo cuando fue la última vez que tuve el placer de disfrutar una nueva obra maestra de Gayonerd.
PSN: TheBlueCoffee  ///  "¡Soldado Zarbon, soldado Dodoria! ¡Qué hermosos son los fuegos artificiales!"
rjs
Lugar: Colombia · 7104 mensajes · Colección
#3  Enviado: 16:34 30/11/2020

Ha vuelto
Excelente inicio de mes
Si pago 60 euros el juego me debe durar 60 horas - by Ralsei, personaje incomprendido
segatasanshiro
Lugar: · 3510 mensajes · Colección
#4  Enviado: 17:18 30/11/2020

Echábamos de menos estos apasionantes relatos.
JoAngus
Esta lechuga la vendes y te forras
Lugar: Vitoria · 7433 mensajes · Colección
#5  Enviado: 17:23 30/11/2020

Para que luego digan que 2020 está siendo una mierda. Te queremos, gayonerd.
Pilla un Delorian y lárgate a buscar el puto verano que te falta.
Serge_G
Lugar: White X6 · 7471 mensajes · Colección
#6  Enviado: 17:24 30/11/2020

Sí, pero falta Pep Guardiola
Come crawling faster Obey your master
Este tema está Cerrado
Motivo del cierre: El mensaje se ha cerrado por no ser relevante.
Buscar en el foro: En foro: Tipo:
Foro de Vandal
Flecha subir