Vandal

Análisis de Prince of Persia: The Sands of Time (PS2, PC)

Descubre todo sobre uno de los 'juegos del año' 2003
Jose Miguel Rubio Contreras y Aleix Ibars ·
Actualizado: 15:52 5/12/2018
GRÁFICOS
9
SONIDO
9.5
NOTA
9.1
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9.4
Análisis de versiones PS2 y PC.
Otros análisis: GameCube y Xbox
El principe súper-atleta
Si en el principio de la historia las cosas no pintaban bien para nuestro héroe, en los primeros minutos de juegos nos percataremos de que no es así. Y es que, gracias a la daga del tiempo y a los movimientos del príncipe, éste podrá realizar un extenso catálogo de acciones que sin duda nos facilitarán la aventura. Podemos correr, saltar, agarrarnos a los bordes, caminar pegados a una pared, subir escaleras, columnas… con una mención especial para nuestro movimiento estrella: el poder correr por las paredes, al más puro estilo anime futurista. Y es que, ya sea horizontal o verticalmente, pulsando tan solo un botón podemos recorrer un extenso tramo de la pared, pudiendo incluso saltar desde ella a otro lugar. Este abanico de movimientos sin duda resulta una pieza clave de cara al desarrollo del juego, puesto que se basa mucho en la habilidad del jugador (saltar de columna en columna, o enlazar diversos movimientos para llegar a algún lugar en especial) dotando al juego de una espectacularidad impresionante. Y lo mejor de todo es que en apenas unos minutos dominaremos perfectamente el control del protagonista ya que todo está magníficamente estudiado y la disposición de botones es inmejorable. Es un control realmente intuitivo, y además la respuesta del mando es perfecta, cosa que facilitará aún más el dominio y ejecución del extenso elenco de movimientos de los que disponemos. Toda una delicia.
La clave: la Daga del Tiempo
Como comentábamos, los niveles son esencialmente salas en las que tenemos que ir de un lugar a otro -casi todo derruido, por lo que no será fácil-, usando nuestras habilidades y resolviendo pequeños y sencillos puzzles. Amenizando estas sesiones de plataformeo puro y duro se presentan los combates, muy frecuentes a lo largo del juego y también con un sinfín de posibilidades, puesto que no sólo podremos atacar y defendernos sino que seremos capaces de realizar distintos combos y movimientos especiales con la combinación de los botones (el de impulsarnos en la pared para lanzar un ataque certero es genial). Pero la protagonista absoluta es sin duda alguna la daga del tiempo, que podremos utilizar como arma mágica para devastar a los enemigos con un sólo golpe e incluso congelarlos durante un breve espacio de tiempo. Y es que, ciertamente, podríamos considerar este Las Arenas del Tiempo como un perfecto híbrido entre plataformas y beat’em-up (hack n’slash en este caso) aderezado con algunos toques de aventura en forma de puzzles y exploración. Cabe apuntar que durante los combates, los enemigos no desaparecen hasta que estén tumbados en el suelo y los convirtamos en arena usando la daga del tiempo. Precisamente esto convierte los combates en una ardua tarea (y pueden llegar a resultar monótonos y pesados para algunos jugadores), especialmente si se juntan diversas bestias y cuando te dispones a eliminar del todo a una de ellas, otra te golpea restándote la mitad de vida e impidiéndote acabar con la que estaba tendida en el suelo volviendo a empezar de nuevo.

Pero aún hay más. Porque cuando nos pase lo que acabamos de comentar, tendremos dos opciones: seguir estoicamente y ser derrotados del todo en breve (lo más probable, aunque, ojo… si somos listos notaremos que el 90% de las veces hay una fuente o manantial con agua cerca para reponer vida), o bien hacer uso del tiempo mediante el medidor especial que nos proporciona la daga mágica. Así, pulsando solo un botón podemos volver atrás en el tiempo unos segundos, a la acción (o acciones) inmediatamente anterior a la actual; es decir, que si en algún desafortunado salto acabamos empotrados en el suelo o nos atraviesan con una lanza en pleno combate, no hará falta volver a empezar la pantalla siempre que tengamos el medidor de tiempo lleno: tan solo pulsaremos el botón adecuado y podremos retroceder diversos segundos en el tiempo. Claro está que podremos optar por reiniciar la pantalla actual y punto pero si disponemos de tiempo, raro será el momento en el cual en pleno combate o salto fallido no hagamos uso de él. Sin duda se trata de un elemento que diferencia este juego del resto pues aporta nuevas posibilidades a la acción y facilitad el desarrollo de la aventura. Realmente no es nada revolucionario, puesto que se asemeja mucho al tan llevado y traído ‘tiempo bala’ (de hecho en el juego también tenemos la opción de ralentizar la acción al ‘estilo Matrix’), pero es una muestra más del esmero que ha puesto Ubi Soft en el desarrollo y, especialmente, la jugabilidad de este título.

Y no podemos descuidar las trampas, un elemento que sigue intacto desde los orígenes del juego y que siempre se ha alzado como uno de sus pilares básicos. Serán numerosas y de todo tipo, aunque no muy difíciles de esquivar, y nos las encontraremos a lo largo de los diferentes escenarios. Ruedas giratorias que se encargarán de cortarnos cualquier parte del cuerpo en caso de que nos acerquemos a ellas, palos con pinchos, suelos que se derrumban o guardan un "amable" nido de inmensos pinchos, y todo tipo de ingeniosos inventos serán activados desde el preciso instante en que empiece la acción de verdad, obligándonos a hacer uso de toda nuestra astucia y pericia con el control.

Conclusiones Finales
Habiendo ya hablado en profundidad el tema del framerate y las pequeñas ralentizaciones que trae consigo, en cuanto a desarrollo como tal de este Prince of Persia: Las Arenas del Tiempo, hay que comentar es un juego altamente lineal puesto que en la inmensa mayoría de ocasiones el camino a seguir será el único disponible. Esto sin duda ayuda al desarrollo óptimo de la historia (que en este juego no es un mero intento fallido de contextualizar la acción) pero también facilita muchísimo el avance del juego ya que apenas hay que pensar más allá de cómo solucionar los enigmas que nos depara cada sala, y limita enormemente el aspecto aventurero o de exploración que el juego podría tener. Es precisamente este desarrollo tan lineal, junto a unas impactantes y efectivas (aunque totalmente prescindibles desde nuestro punto de vista) imágenes en tonos sepia a modo de "flashback" que se nos enseñarán de vez en cuando, lo que construye el mayor defecto del juego: su duración. Dichos flashbacks nos mostrarán las futuras ubicaciones a las que accederemos, además de sus momentos claves y, pese a resultar muy cinematográficas estéticamente hablando, lo cierto es que nos darán la clave para realizar las acciones (o solucionar los puzzles) que ya de por sí no eran demasiado difíciles de descubrir y poder seguir avanzando. Así pues, nos encontramos con un título de escasa duración, de aquellos que enganchan tanto que será ponerse a jugar y haberlo completado en apenas varios días –de 10 a 12 horas de juego- aunque el desbloqueo de jugosos extras (como versiones antiguas del POP, según la plataforma de juego) nos animarán a jugarlo más veces. En cualquier caso, la duración es un aspecto que no empaña el grandísimo apartado jugable que Ubi Soft ha forjado, con esa perfecta mezcla de géneros y ese maravilloso toque clásico que ha sabido conferirle, siendo fiel al juego original pero llevándolo por la puerta grande, como un mito de esta magnitud así lo merece, a las tres dimensiones actuales. No llega al excelso nivel de ICO -juego del que este Prince of Persia bebe mucho y por el que en Vandal sentimos verdadera devoción- pero se queda muy… muy cerca.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Shovel Knight: King of Cards - Análisis
Análisis
2019-12-09 16:08:00
Yacht Club Games se despide de su juego estrella con su mejor y más ambiciosa expansión.
SaGa Scarlet Grace Ambitions - Análisis
Análisis
2019-12-09 12:36:00
La versión mejorada de SaGa Scarlet Grace llega a Occidente con un sistema de lucha original y muy entretenido para fans de la estrategia.
Life is Strange 2 - Análisis
Análisis
2019-12-08 16:08:00
Dontnod arriesga, alejándose del primer juego y dando un paso más al lanzar un mensaje social, en un título que emociona pero que tiene aspectos mejorables.
Alien: Isolation - Análisis
Análisis
2019-12-07 16:47:00
El juego de terror de Creative Assembly llega a Switch con una de las mejores adaptaciones para la consola de Nintendo.
Halo Reach - Análisis
Análisis
2019-12-06 16:17:00
Uno de los Halo con más valores de superproducción se remasteriza en Xbox One y llega por primera vez a PC con una versión que se siente más actual de lo previsible.
Ancestors: The Humankind Odyssey - Análisis
Análisis
2019-12-06 16:01:00
La dura aventura de supervivencia de Patrice Désilets (Assassin's Creed, Prince of Persia Las arenas del tiempo) llega a consolas con ciertas mejoras respecto a la versión de PC.
PEGI +12
Plataformas:
PS2 PC GameCube Xbox
También en: GBA
Ficha técnica de la versión PS2
ANÁLISIS
9.1
Fecha de lanzamiento: Noviembre 2003
Desarrollo: Ubi Soft Montreal
Producción: Ubi Soft
Distribución: Ubi Soft
Precio: 64.95 €
Jugadores: 1
Formato: 1 DVD
Textos: Español
Voces: Español
Online: No
COMUNIDAD
8.32

PUNTÚA
Prince of Persia: The Sands of Time para PlayStation 2

187 votos
Ficha técnica de la versión PC
ANÁLISIS
9.1
Desarrollo: Ubi Soft Montreal
Producción: Ubi Soft
Distribución: Ubi Soft
Precio: 44.95 €
Jugadores: 1
Formato: CD-ROM
Textos: Español
Voces: Español
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
8.53

PUNTÚA
Prince of Persia: The Sands of Time para Ordenador

47 votos
Ficha técnica de la versión GameCube
ANÁLISIS
9.3
Desarrollo: Ubi Soft Montreal
Producción: Ubi Soft
Distribución: Ubi Soft
Precio: 44.95 €
Jugadores: 1
Formato: 1 GOD
COMUNIDAD
8.35

PUNTÚA
Prince of Persia: The Sands of Time para GameCube

90 votos
Ficha técnica de la versión Xbox
ANÁLISIS
9.3
Desarrollo: Ubi Soft Montreal
Producción: Ubi Soft
Distribución: Ubi Soft
Precio: 44.95 €
Jugadores: 1
Formato: 1 DVD
COMUNIDAD
8.67

PUNTÚA
Prince of Persia: The Sands of Time para Xbox

46 votos
#13 en el ranking de Xbox.
Flecha subir