Vandal

Análisis de Nintendogs (NDS)

Daniel Escandell ·
Desde Lassie hasta Ayudante de Santa Claus, pasando por Eddy, el can de Martin Crane, los perros han sido estrellas rutilantes en la pantalla grande y pequeña. Era cuestión de tiempo que también lo fueran en la doble pantalla.
GRÁFICOS
9.2
SONIDO
9.2
NOTA
9
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versión NDS.

Quizás nos sintamos abrumados al tener que enseñarle tantas cosas al perro para conseguir que se comporte como un buen chico, y es posible también que no sepamos por dónde empezar, del mismo modo que nos sucedería si nos diesen un cachorro ahora mismo. Por suerte, tendremos una pequeña biblioteca con manuales para que sepamos qué deberíamos enseñarle a nuestra mascota y, sobre todo, cómo (aunque no están recogidas, ni mucho menos, todas las posibilidades del juego: debemos entender esos manuales como guías para principiantes). Esto es útil cuando decidamos empezar a presentar a nuestro campeón a diferentes competiciones, único método para ganar dinero, ya que en uno de estos campeonatos tendremos que darle al perro las órdenes que nos indique el jurado y, claro, si no le hemos enseñado, por ejemplo, a acostarse, el perro no lo hará por mucho que le digamos, y eso hará que nos sea casi imposible ganar ese campeonato. Además de esta competición de obediencia, tenemos el de coger el frisbee (por lo que será muy bueno practicar en el parque) y el circuito de obstáculos. Eso sí, no podremos hacer muchas competiciones cada día ya que el perro se nos cansará bastante.

Por eso, al volver a casa lo mejor será darle un baño y cepillarle el pelo... y decidir si queremos probar suerte en esas competiciones con otro de nuestros perros, pues podremos tener hasta tres canes simultáneamente en nuestra casa. Y es que ganar competiciones es la mejor manera para desbloquear nuevos objetos de todo tipo en las diferentes tiendas del juego y, también, nuevas razas. Aunque estas últimas se pueden obtener mucho más fácilmente con el llamado "modo Guau".

PUBLICIDAD

Y es que si dar un paseo con nuestro perrito a través del barrio virtual del juego es divertido, activar el "modo Guau" es mucho mejor. Este modo consiste en indicarle a la consola que vamos a salir a pasear, pudiendo darle un objeto a nuestro perro (o una grabación que hayamos preparado antes), lo que posibilita que la pongamos en el conocido modo sleep, es decir, la podemos cerrar, y se apagan las pantallas y el sonido, reduciendo su consumo al máximo. En este modo, si vamos por la calle, estamos en el autobús, metro, o dónde sea, si la consola detecta a otra consola con un Nintendogs también en "modo Guau" ambos perros podrán relacionarse, intercambiar regalos, aprender o desaprender trucos nuevos, desbloquear una nueva raza... Y todo esto puede suceder sin que nosotros seamos conscientes de ello, sin límite de encuentros. Además, con cada encuentro, se va ampliando nuestra lista de amigos, por lo que las posibilidades se van ampliando en cada ocasión.

Conclusiones

Estamos, ya lo hemos dicho, ante uno de los denominados no-juegos, un título que nos presenta un divertimento que no entra en los cánones habituales del videojuego, carente de misiones, fases y objetivos que cumplir, pues es el jugador el que decide en todo momento qué hacer, cuánto tiempo dedicarle, y cuándo ha acabado su partida. Es una apuesta arriesgada que realmente no puede complacer a todo el mundo, pero que tiene la extraña virtud de contentar y captar la atención muy especialmente de todas las personas que suelen recurrir en su tiempo de ocio a videojuegos gracias a la combinación sobresaliente de dos elementos básicos: la temática y la completa accesibilidad derivada de su sistema de juego.

Quizá la gran duda esté en la duración del título, dado que realmente no tiene una conclusión. Hay que considerar que cada una de las tres ediciones del juego tiene por desbloquear doce perros, y conseguir los premios máximos en las últimas categorías de cada competición es una tarea ardua, pero dado el carácter del juego, esto carece de toda importancia, ya que el jugador será el que escoja si quiere dedicarse por completo a su único y adorado perro, si prefiere tener una casa llena de chuchos, si quiere entrenar un campeón tras otro, o, simplemente, entretenerse un rato los fines de semana enseñándole cuatro trucos a su perro. Al fin y al cabo, la ventaja de Nintendogs sobre los perros reales es que puedes abandonarlo cuando tú quieras; pero piensa que él no lo haría.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-07-19 01:01:00
Analizamos Marvel Ultimate Alliance 3: The Black Order, un entretenidísimo juego de acción que, a pesar de sus defectos, nos hará pasar un buen rato en compañía de nuestros héroes favoritos.
Análisis
2019-07-18 16:00:00
Un entretenido juego que nos hará pensar, muy atractivo en lo visual y con algunas ideas muy interesantes.
Análisis
2019-07-17 16:30:00
Los productores del aclamado Dusk regresan ahora con Amid Evil, otro FPS de corte retro que, en esta ocasión, rinden homenaje a juegos de disparos de fantasía como Heretic o Witchaven.
Análisis
2019-07-17 10:50:00
Un título muy, muy adictivo, que se ve lastrado por un apartado gráfico algo mejorable, pero que consigue sorprendernos y hacer que nos sintamos unos auténticos ninjas.
Análisis
2019-07-16 10:00:00
Una genial aventura de puzles y exploración que desborda ingenio y frescura y que se convierte en una de las sorpresas más agradables en lo que llevamos de año.
Análisis
2019-07-14 16:20:00
Nos vamos al planeta rojo para sembrar el caos en un juego que sigue siendo muy entretenido.
PEGI +3
Plataformas:
NDS
Ficha técnica de la versión NDS
ANÁLISIS
Desarrollo: Nintendo
Producción: Nintendo
Distribución: Nintendo
Precio: 39.95 €
Jugadores: 1
Formato: Tarjeta de juego
Textos: Español
Voces: Español
COMUNIDAD

PUNTÚA
Nintendogs para Nintendo DS

Flecha subir